WILDLING

WILDLING

Otra vez tenemos a los indies de los cojones metidos a hacer películas de géneros que no les gustan, para gente a la que no les gustan las películas de dicho género y que siempre han mirado con desprecio y por encima del hombro a los “Aullidos” varios. Luego lo llamaran “deconstrucción”, “reinvención” o cualquier otro eufemismo, que use esta gente a la que dudo que le guste el cine y que siente la necesidad de emborronarlo continuamente con sus visiones que no interesan a nadie. Esta vez es aun mas sangrante, porque tiene mimbres, tienen algo entre manos que podría haber valido la pena, tiene a una protagonista que da lo que tienen que dar y que vende su personaje perfectamente y un prologo que deja un listo muy alto. Y todo para dejarlo marchitar, tirarlo por la borda y estropearlo por querer ser autor, en vez de querer contar una historia. 

En efecto, como no lo merece, no voy a andarme por las ramas… es una película de Licántropos para quienes no les gustan las películas de licántropos. El mismo rollo de siempre y el gran mal de nuestros días con la invasión creepy-pasta. A ver si se cansan pronto y se van a reinventar el western o a hacer publireportajes de leche Pascual. El prologo es prometedor con un siempre interesantemente turbio Brad Dourif cuidando a una niña a la que tiene encerrada en su casa. Pero una vez que el prologo termina, comienza la cuesta abajo, cambiando a Brad Dourif por una Liv Tyler que tiene menos dotes interpretativas que una piedra en el fondo de la fosa de las marianas y que por algún motivo cualquier cosa que pretende transmitir parece de cartón piedra. Está a años luz no solo de la protagonista, si no incluso del otro adolescente de la función.

La chica protagonista (Bel Powley) no lo hace nada mal y vende su moto mejor que bien, hasta te crees que es un chica de 16 años sin apenas esfuerzo, pero ni el guion, ni las formas dejan que dé todo lo que podría haber dado de si, tanto la protagonista como la historia. Parece una película que podría haberse hecho practicamente sola y quedar muy disfrutable, pero a la que unos responsables con ínfulas, ponen palos en las ruedas continuamente. Una pena y otro ejemplo de gente que hace cosas que no disfrutan, para gente a la que no le gustan. El mundo indie y gafapastoso es muy turbio en realidad y no veas como joden cuando se meten a creepy-pastas. Al final quieres ser tan autor y tan protagonista desde detrás de las cámaras, que te quedas con un 5 raspado y dando las gracias. Menos autor y mas honestidad es lo que hace falta.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.