War Horse

War Horse

Si el otro día os contaba mi relación con Baseball y porque no suelen gustarme las películas sobre ese deporte, hoy voy a hacer gala de mi total y absoluta incoherencia. Para empezar, últimamente no aguanto a Spielberg, es un hecho que no estoy ya en su onda de buenrollo supremo, niños por todas partes y cine blanco. Segundo y no menos importante…. no me gustan los caballos, les tengo respeto (que es una forma de no decir que me dan miedo) y no tengo absolutamente ninguna razón para ello. Simplemente nunca me han gustado y me parece que unos bichos capaces de hacerle lo que le hicieron a Superman, no pueden ser de fiar. Sin mas, no me gustan, los tenia cerca en el colegio y jamas me arrimé mucho.

Dicho esto, de niño no tenia tantos prejuicios con estos bichos y recuerdo con cariño lo mucho que me impactó “El Corcel Negro” con Mickey Rooney. De no tan niño, también tengo un buen regusto de “Seabiscuit. Pero aquí el factor bicho se une al factor ñoñeria extrema de Spielberg y ahí donde debería haber echado sapos por la boca, resulta que la he visto como un bendito y le he dado incluso el privilegio de caer en la trampa y estar con el lacrimal alterado y el corazón encogido. Es una ñoñada del recopon, es de un caballo, y de que a veces la vida es bella …. si que es todo eso la película…. pero la he disfrutado y me ha gustado.

La historia ya la podéis ver en el trailer, pero hay que reconocer que tiene un comienzo que te gana totalmente y de repente ha pasado una hora de película sin darte cuenta mientras cargas contra un campamento alemán siguiendo a Sherlock (Benedict Cumberbatch). Y es que no es una película corta. Nos vamos a las 2 horas y media, y nos vamos sin darnos cuenta.

La familia Narracot viven como puede en la Inglaterra previa a la gran guerra. El padre de familia magníficamente encarnado por un Peter Mullan al que podemos ver también soberbio en Tyrannosaur, va al pueblo a comprar un caballo para arar el campo. En la subasta, esta un poco alegre de darle a la cerveza y se enzarza con su casero en la puja por un caballo pura sangre y salvaje, que desde luego es lo mas alejado que puede haber al caballo de labranza. Acaba pagando 3 veces el valor del caballo y llevandoselo a la granja, poniendo asi en riesgo de ser deshauciados a su familia.

Albert (Jeremy Irvine) se encariña del caballo hasta limites insospechados y consigue arar el campo con el, pero cuando todo parece mejorar, estalla la guerra y su padre consigue vender el caballo a un oficial (que ademas es Loki) por el precio que le costó. Ahi empezamos el periplo del caballo y nosotros con él, hasta la linea del frente, cambiando de bandos y hermanándose así mismo con otro caballo negro al que ayuda y salva la vida en varias ocasiones.

No es que vaya a contar mas, así dos horas y media y de idas y venidas del caballo, de historias relacionadas con el y de como afecta a la gente con la que se cruza, ya sean soldados, niñas o gente cualquiera. Aun siendo buenrollista, el entorno no deja de ser el de la primera guerra mundial y como tal hay situaciones duras, especialmente con el par de hermanos alemanes. Como todavía no eran intrínsecamente nazis en esa época, se ve que Spielberg ha levantado un poco el pie del acelerador.

Me voy a mojar y voy a decir que de todas las vistas y nominadas a mejor película, yo le daría el oscar a “El Árbol de la Vida”, pero como no van a tener cojones de hacerlo, si se lo van a dar a alguien que sea a “War Horse”. Es con mucho, una película que esta a años luz de “Moneyball” o “Los descendientes” y aun compartiendo cierto buenrollismo con “Criadas y Señoras”, esta es mucho mas película en todos los aspectos. Aunque te ataca al hígado y a la lagrima, hay que saber como espectador cuando rendirse, y yo lo he hecho con la primera carga de caballería y los caballos entrando en el bosque.

Ahí me he rendido y he ido por donde ha querido Spielberg hasta el final. He leído por ahí que es la película mas gay de la historia y que es el titanic de los caballos, bueno yo ni quito ni pongo, pero si que digo que es una muy recomendable película, visto el panorama actual. Es muy disfrutable y puede uno salir satisfecho del cine, y eso es una logro hoy en día.

3 Replies to “War Horse”

  1. Pues me quedo mucho más tranquila con tu reseña… a ver si consigo verla esta semana, que tengo ganas de irme ventilando las candidatas también (pero ¡dos horas y media!)
    La verdad es que el anuncio este que están poniendo en la tele me ha parecido una chusta y me daba muy malas vibraciones. Si es una peli buenrrollista y que ataca a la lágrima, me puede gustar y mucho. A ver…
    (Yo también creo que El Árbol de la Vida debería ganar, pero eso sí, Moneyball me ha gustado mucho ;D)

  2. El mundo de los caballos me apasiona menos que la vida de un gnomo con gigantismo… aún así mi último contacto con ellos fue Seabiscuit y no fue mal del todo, pero es que soy muy fan de Tobey Maguire.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: