Un Zoo en Invierno

Un Zoo en Invierno

Esta vez, me he querido asomar a este tomo semi autobiográfico de Taniguchi en el que a través de su alter ego Hamaguchi, nos cuenta como acabó siendo un mangaka. Mezclando realidad y ficción nos relata su juventud y primeros momentos como colaborador en el estudio de un maestro de manga y como ando yo recalando en estos mundos del maga también casi por casualidad, me ha parecido adecuado echar un ojo detrás de la cortina de uno de los autores que he escogido para conocer mas el manga.

Hamaguchi es un joven que vive en los años 60 en Kyoto, trabajando en una fábrica donde no acaba de sentirse satisfecho, ya que él lo que quería y para lo que estudió era para el diseño. Las circunstancias y un favor que hace a su jefe y que tendrá consecuencias inesperadas harán que decida dejar la empresa y trasladarse a Tokio, donde a través de un amigo ha conseguido y por casualidad, una entrevista de trabajo para ayudar en el estudio de un famoso mangaka.

Allí se integrará en el equipo creativo trabajando a destajo y conociendo el duro mundo editorial hasta que al fin decide y consigue crear su primera obra propia en sus ratos libres, inspirado por una persona que conoce a través de un compañero de trabajo y que hará que la afición de Hamaguchi de dibujar animales en el Zoo, explote en una primera historia que consigue ver publicada.

Es una historia muy agradable de leer en sus 232 páginas y que me sirve para conocer mas a uno de los mangakas mas reconocidos en occidente, disfrutar de su estilo sosegado y calmado, pero que resulta a la vez tan disfrutable y que hace que el rato que pasas leyendo sea un pequeño oasis en un día cualquiera. He disfrutado, porque esa es la palabra adecuada, de sus páginas y sus dibujos y sobretodo de la última parte del libro, a partir de la visita de su hermano a Tokio y toda la trama final que desemboca en la creación de su primer manga. Acabé de leerlo en el tren cuando todavía me quedaban un par de paradas y es de esas obras que cierras con una sensación de paz y que te dejan mirando al infinito pensando en las circunstancias de la vida . Totalmente recomendable. En cuanto devuelvan en la biblioteca el primer tomo de Barrio Lejano, iré de cabeza a por él.

2 Replies to “Un Zoo en Invierno”

  1. A ver si cae entre mis manos. De momento lo que he leído de Taniguchi me ha gustado mucho, especialmente «El almanaque de mi padre».

    Como curiosidad, un japonés con el trabajo de vez en cuando me comentó que Taniguchi más conocido en Europa que en Japón

    Un saludo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: