Tropa de élite

Tropa de élite

Tropa de élite es una de esas películas de las que uno escucha grandes criticas, pero que por pereza va dejando pasar y pasar… tanto que la película es de 2007 y ganó el oso de oro en Berlín en 2008. Pero bueno, ya que yo se la recomendé también a un amigo, no iba a recomendarla por opiniones de terceros y no verla. Así que ha ello me dispuse el domingo, tras quedarme mas bien frío después de Chloe.

Y bueno como película, pues la verdad es que me ha gustado. Otra cosa seria el mensaje final, que no se yo si entrar a valorar o no. Pasa un poco como cuando uno ve 24, que goza como un enano de la serie aunque uno no apruebe realmente los métodos de Jack Bauer. Pero es lo que te vende la serie y o lo compras o no la ves. El problema de “Tropa de elite” es que relata hechos semi reales y que la violencia policial y traficante en Rio es así de cruda.

Son hechos semi reales, porque personajes de ficción o no, el marco temporal de la historia nos sitúa 10 años antes de su realización, en el 97 en los meses previos a la visita del papa a Rio de Janeiro y su intención de alojarse cerca de una de las favelas. Para ello se ordena que se limpie la zona y en aquella operación de limpieza la policía mató a mas de 30 personas en aquella favela. Mas que la policía en si, que no sale muy bien parada en la película, fueron los BOPE (Batalhão de Operações Policiais Especiais), cuyos integrantes son los protagonistas de la película, y especialmente uno de ellos, el capitán Nascimento y su búsqueda de un remplazo.

La película es dura porque lo que relata no es muy esperanzador. Una policía corrupta de arriba abajo, junto al sistema, una clase alta que sustenta el narcotráfico y unos traficantes que mueven mas hilos que los del trafico de droga y que conviven en un entente de corrupción con la policía.  La policía y el sistema Brasileño son sin duda los que peor parados salen de la película, pero en mi opinión la imagen que se da de los BOPE es excesivamente positiva. Se enseña como se seleccionan a sus miembros, como se les entrena de una manera mas dura (dicen ellos) que en el Mossad, y como solo 3 o 4 superan el entrenamiento una vez descartados débiles y corruptos.

El problema es que lo que queda, sea por convencimiento o por sed de sangre, resultan ser unas malas bestias que tienen una impunidad importante para matar, hacer incursiones, torturar y ejecutar en plena calle. Son los únicos que entran en las favelas para eliminar a tal o cual traficante, pero entran a sangre y fuego, y no me quiero poner en plan a juzgar, porque se ve que los narcos tienen un poder de fuego de puta impresión y no se andan con menos a la hora de ejecutar y llevarse por delante a quien haga falta. Solo digo que la táctica de combatir fuego con fuego, puede crear unos incendios del copon de la baraja, y no hay que olvidar que por esos años y en ese mismo Rio de Janeiro los escuadrones de la muerte también limpiaban las calles de niños vagabundos y demás. Que uno se pone a limpiar y se va la mano rápido como las limpiadoras sean animales del tipo fuerzas especiales.

Y lo digo mas que nada pensando en que el próximo mundial es en Brasil, y no es el sitio mas seguro del mundo ahora mismo, ni para turistas, ni para locales, ni por parte de narcos, ni por parte de policías. Otro problema de dar la imagen que la película da, es que al año siguiente y gracias a la sensación de impunidad que da la película, la policía mató a como un 20% de personas en Rio, poniéndose en cifras que producen un escalofrío.

En resumen, es una buena película, es dura, es violenta, no esconde las miserias de Brasil y puede pecar de ser condescendiente con la violencia policial directa y animar a las ejecuciones en plena calle y a la tortura sistemática como si tal cosa. Si es en verdad lo que ocurre o no, eso ya es cosa de los Brasileños decirlo, pero recomendable es la película y mucho. Muestra lo que muestra y luego cada uno podemos sacar las conclusiones que queramos. Puede pecar de condescendencia o de justificar, pero tampoco me lo tomo así. Te muestra una realidad y tu veras si te parece bien, mal o regular. El 30% de los Brasileños apoyan abiertamente la tortura y los métodos policiales extremos, supongo que es entendible, pero eso no quiere decir que este bien. Seguro que el 90% de la gente también apoyaría que se pagaran la mitad de impuestos, y desde luego eso ni esta bien, ni nadie hace caso. Se supone que para eso están los aparatos del gobierno federal, aparatos que en la película no aparecen o aparecen intrínsecamente ineficaces. Yo le voy a dar un 8 y la recomiendo. Por favor, en Portugués con acento Brasileño, que se pierde tanto al doblar películas como esta que no merece la pena.

3 Replies to “Tropa de élite”

  1. Me pasa lo mismo, llevo desde hace no se cuanto con la película lista para ver… pero no me lanzo a verla. Ciudad de Dios me pareció una obra maestra y esta no se si me dejará tan buen sabor…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.