Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo

Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo

Sigo con mi agosto lector y este libro que compré hace un par de meses, lo he leído esta semana en un par de días, porque es de leer rapidito y del tirón prácticamente. Siempre te deja con esa estupenda sensación de “venga un capitulo mas y lo dejo”. Son ademas 200 paginas que se leen bien rápido con un cafecito helado o en alguna terraza. He comprobado que no soy capaz de leer en esta casa. Me sienta mal vivir aquí, me encuentro en tensión, intranquilo, ajeno, fracasado y sobre todo sin un estado adecuado de paz. En cambio he aprendido a leer en la calle sin que me moleste el resto del mundo. Leo en bares, metro, terrazas, plazas, bancos de parques, y disfruto y me gustan esos momentos donde aislarme y dejar volar la imaginación por las paginas del libro.

Y porque este libro? Pues como siempre por motivos de peso…. :p pues por curiosidad, porque me intrigó el titulo, me gustó la textura del libro, que estaba ese día esperando a alguien que se retrasaba y entre en esa librería en particular a hacer tiempo sin querer comprar nada, y si algo me dice que lo compre, pues algo debe de tener y por 15€ odiaría quedarme con la duda.

El libro es la primera novela (aunque no primer libro) de Albert Espinosa, guionista de cine y televisión, que sufrió varios tipos de cáncer y la amputación de una pierna siendo apenas un adolescente y del que seguro que sabéis mas de lo que creéis porque es el responsable de entre otras “Planta 4ª” y “No me pidas que te bese, porque te besaré“. Y los problemas para mi empiezan en como clasificar esta novela. Porque si algo tiene es que es extraña. Realismo fantástico es una definición que me ha gustado por contradictoria y puede casar bien. Ciencia ficción emocional podría ser también. Es complicado y la verdad es que no es de fácil encasillamiento, lo cual en este caso es una virtud porque ofrece suficiente variedad para diferentes tipos de lector.

Supongamos un futuro no tan lejano donde se ha descubierto una droga por la cual la gente puede prescindir de dormir. Una inyección y jamas volverás a dormir ni a necesitarlo. Marcos ha perdido a su madre hace apenas 24 horas, y estaba íntimamente ligado a ella a muchos niveles, y ahora esta en el balcón de su apartamento en Madrid con las inyecciones en la mano decidiendo el momento de inyectarse. Es una decisión importante, la vida cambia cuando uno no duerme, el mundo ha cambiado, los horarios, el ocio, los turnos de trabajo, es un mundo diferente. Entonces ocurren 2 hechos que marcan el desarrollo de las tramas.

Ve a una chica por la que siente una atracción inmediata entrar en el teatro español. Siente lo que podría ser amor o algo muy parecido por una total extraña a la que observa desde la altura de su piso y esto es muy excepcional porque Marcos no es una persona que se enamore, es una persona que cree en el sexo y no en el amor. Su madre siempre le inculco una educación sexual importante, pero en el amor ya tiene serios problemas. El otro hecho que define su noche y el libro, es una llamada que recibe de su jefe para que vaya a ocuparse de un asunto que empiezan a retransmitir las radios y televisiones de todo el país y para el que Marcos y su “Don” son necesarios. Porque Marcos tiene el “don” de saber cosas de las personas. Si “enciende” su don recibe inmediatamente el recuerdo mas feliz y el mas horrible de la persona que tiene enfrente y luego otros 14 recuerdos mas.

Y esto es todo lo contable sobre esta novela donde el titulo es perfectamente compresible una vez terminada. Es una novela donde hay intriga, ciencia ficción, amor pero en sentidos quizás tan evidentes y desde luego no es una novela de amor ni mucho menos. Lo que hay es una forma de escribir que te obliga a seguir leyendo, un estilo especial donde los personajes son importantes, pero lo que les ocurre es mas importante que ellos mismos. Es difícil de explicar. El propio autor en la entrevista que os dejo debajo dice que pretendía un estilo a medio camino entre el Stephen King de por ejemplo “La milla verde” y sus novelas menos de terror y Haruki Murakami y su forma de tratar las historias de los personajes. Yo siento admiración por Murakami (“Sputnik, mi amor”, “After Dark”, “Al sur de la frontera al oeste del sol”,”Tokio Blues”) y si que se reconoce mucho de su estilo en esta novela, no tan marcada por los personajes arquetipicos de Murakami, pero en cierta manera si. Hombre con la vida marcada por su relación con una mujer poderosa, en este caso su madre. Hay pinceladas de Murakami, pero la visión del mundo es tan diferente como para hacer del estilo de Albert Espinosa un sello de identidad propio. Veremos en próximos trabajos suyos si sigue esa linea de escritura. A mi me ha convencido, me ha gustado, es extraño pero comprensible, y se resuelve en una sola frase.

Dicho sea de paso que mi padre lo vió en la pila de libros pendientes de mi mesilla derecha de noche y sin decirme nada, se lo llevó, se lo leyó en el par de días que estuve en Madrid la semana pasada y me dijo “Es raro, pero me ha gustado” y el gusto de mi padre es mas bien escaso últimamente y no sale de la novela histórica romana y de una cruzada literaria por toda la bibliografía de Anne Rice. Desde luego nada mas lejano a el que la ciencia ficción o las tramas emocionales…. por eso digo y dice todo el mundo, es un libro raro, bueno y raro, no puedes predecir un publico para el, y en eso quizás también se parezca a Murakami.

Como nota novedosa, con el libro te dan un pequeño avance del mismo en formato pequeño para que se lo regales a quien te apetezca y la verdad es que me parece una iniciativa muy maja tambien. Os recomiendo que veáis los 3 trozos de entrevista con Buenafuente, merece la pena escucharle. Próxima reseña “Sed de amor” de Yukio Mishima.

Entrevista con Buenafuente

Parte 1, Parte 2 y Parte 3

3 Replies to “Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo”

  1. Ajá!! Aun no lo he leido pero no eres la primera persona que me lo recomienda!!. No sé cuando lo leeré…

    Desde hace tiempo leo más cosas de las que caen en mis manos porque alguien me las deja, que lo que en realidad busco porque se me antoja leer. Pero bueno, en cuanto tenga ocasión, lo leeré seguro!!

    Besinos

  2. Pues creo que me has convencido, intentaré hacerme con él y leerlo a ver qué tal. Mi asignatura pendiente en la lectura son los autores españoles…
    Es una pena no poder leer cómodo en donde vives, pero seguro que como comentas, encuentras así nuevos rincones en la ciudad para poder perderte en las páginas.
    Qué curioso que a tu padre le llamara la atención si últimamente sólo lee otro tipo de libros.
    Me ha atraído esa comparación con Murakami y el King más “blando”… me provoca curiosidad como mínimo.
    Un besote, mira que te están cundiendo las vacaciones!!

    1. Sabia yo que esa comparacion e te iba a llamar la atencion… pero que conste que la hace el mismo en la entrevista…. Yo creo que es suficientemente unico como para no ser excesivamente deudor de nadie, pero las influencias desde luego a mi me gustan las suyas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: