Thermae Romae (テルマエ・ロマエ)

Thermae Romae (テルマエ・ロマエ)

0593a620879f2538b44de6e8d33af641

Parecía imposible superar las cotas ida de olla de Pijus Magnificus, Incontinentia Suma y demás caterva que nos presentaba en su día Monty Python. Pero eso era hasta que me fijé en el argumento de esta película, adaptación del manga homónimo, y que nos plantea un ida de olla suprema. Para empezar estos romanos, emperador Adriano incluido, son japoneses haciéndose pasar por romanos, lo cual tiene su gracia por momentos, sobre todo cuando tienen que hablar en latín con japoneses. :p

MMGEzt000001052012_2_1_000zt

Como digo, nos encontramos en la Roma del emperador Adriano y allí vive y trabaja como arquitecto Lucius Modestus. Lucius crea termas, pero está atravesando una crisis profesional y derivada de ella, una crisis en su matrimonio. Lucius está falto de ideas y ademas no está muy conforme con el uso que se da a las termas por parte de sus conciudadanos. A el le gustaría que las termas fueran un lugar de relax y no el alboroto que ve a su alrededor.

Divagando sobre estas cuestiones, bajo el agua por eso de amortiguar el ruido, de repente es absorbido por una extraña fuerza y aparece en unos baños del japón actual. Maravillado por esas extrañas gentes que toma por esclavos, toma nota de ideas interesantes y cuando sin su control vuelve a Roma, empieza a adaptar algunas de esas ideas a sus termas. Cosas sencillas, como espejos, cestos para la ropa, leche con sabores de fruta y cosas así.

bda279eae521366016006eca9798071b

Lucius va cobrando notoriedad por el éxito de sus termas, y es que sin que él lo controle muy bien, va haciendo incursiones y volviendo de Japón con ideas cada ve mas revolucionarias hasta el punto de llamar la atención del emperador Adriano que le encarga que le haga los baños en palacio. Lucius con lo que ha aprendido en una tienda de baños de japón, construye su obra dejando impresionado al emperador y llamando la atención de otra gente igual de peligrosa que rodea el poder.

En esas idas y venidas a través del tiempo y el espacio, Lucius coincide siempre con una chica japonesa llamada Mami, que aspira a ser Mangaka, pero que no tiene demasiada suerte. Poco a poco Mami y Lucius establecerán cierta comunicaciones, hasta que Mami se convence de que este Lucius es un romano autentico y en un pis pas, aprende Latín para ligarse al mozo y bien que le sirve para sobrevivir en Roma cuando ella va con el.

thermae3

Y es que la cosa tiene su continuidad en Roma y los eventos comenzados por Lucius cambian la historia del imperio y con la ayuda de Mami, deberán volver a alterar el curso de la historia para que vuelva a lo sucedido realmente en la sucesión de Adriano. En fin, paranoias mil, pero muy divertidas y aunque puede hacerse un poco larga, es tan gilipollesco, fresco y descojonante el tema, que se sobrellevan con una sonrisa sus casi 2 horas de Roma y Japón alternos. Y la parte romana que es la mas abundante, esta hecha con gusto y con medios. Un divertimento fresco y simpático.. vamos que yo me lo he pasado bien viéndola y la recomiendo.

2 Replies to “Thermae Romae (テルマエ・ロマエ)”

  1. Cooooño, casi me caigo de la silla cuando he visto el título en latín y en chinojaponéscoreano. Esta me la agencio y me la veo el día de Nochevieja entre un lamparillazo de cava y otro.

    ¡Felices Fiestas, Unai!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: