The Yellow Sea (황해)

The Yellow Sea (황해)

Esta claro que el cine Coreano en general, pero el de Hong-Jin Na en particular, yo lo debo de ver con otros ojos, porque donde todo el mundo ve genialidad yo no veo nada. Ya con su anterior película “The Chaser” yo no puede soportar las cotas de ridículo continuo y de absurdo a las que llega y con esta supuesta obra maestra del cine negro, aun siendo superior a “The Chaser” tampoco puedo justificar de ninguna manera las 2 horas y 20 que he tenido que sufrir.

2 horas y 20 minutos para contar una trama de corto de 20 minutos, siendo generoso. Diálogos mas que escasos y que no aportan nada y escenas de acción que como suele ocurrir en el cine de este tipo, son ridículas y no tienen ningún sentido, ni puedo entrar en ellas. Todo lo que no se le pasa a nadie, a este tipo se le consiente y no entiendo porqué. Saltar desde un segundo piso, reventar un coche en la caída, y aun si conseguir huir cojeando de no menos de 50 policías entre a pie y en coche… primera escena que me saca de la película, aun habiendo aguantado a duras penas el ridículo de la escena del asesinato.

Pero si no era suficiente, tenemos el síndrome “Ninja assassin” donde todo esbirro es absolutamente imbécil y muere con mirarle, excepto los protagonistas que son superhombres capaces de seguir corriendo y haciendo absurdeces tras saltar desde edificios, ser atropellados, acuchillados con cuchillos jamoneros varias veces, recibir hachazos, saltar de barcos, matar contrarios a docenas a pesar de estar heridos gravemente, provocar y sufrir accidentes de trafico de vergüenza ajena y que hacen que hasta los accidentes que organiza Luc Besson parezcan buenos. Y por supuesto poco importa que uno pase de ser un simple taxista que no se despierta ni con tortas, a un terminator….. es igual, con este director se pasa todo por alto.

Los superhombres protagonistas Jung-woo Ha y Yun-seok Kim que son los mismos que usó el director en “The Chaser” y aquí dan algo menos de vergüenza ajena, pero solo en el caso de Jung-Woo Ha, porque el tal Yun-Seok Kim sigue paseándose delante de la cámara como quien va a comprar el pan… como con desgana. Y todo es sin hablar de la trama, pero es que al igual que la película tiene 4 diálogos mal contados que no aportan prácticamente nada, la trama también podría resumirse en 2 líneas y podría haberse rodado en 20 minutos y claro está, la trama inicial deja de tener la mas minima importancia, porque no es mas que una excusa para colarnos una ensaladade cuchilladas, y hachazos, que son lo mejor de la película, eso si… aunque se note que las cabezas son de goma cuando pisan una para sacar el hacha. Pero da igual… todo eso no se quiere ver, mola mil decir que es un thriller del copon de la baraja, por lo que se ve.

El caso es que tenemos una zona fronteriza entre Corea del norte, China y Rusia que tiene un status político extraño, con ciudades autónomas, miseria y la mitad de la población dedicada al trapicheo de una u otra manera. En este ambiente depresivo tenemos a Young-min Jee, un taxista, ludópata que pierde todo el dinero que gana el majhong y que debe a las mafias 60.000 yuanes por el pasaje ilegal de su mujer a Corea del Sur, a donde va a tratar de trabajar y conseguir algo de dinero.

La mujer deja de dar señales de vida, no manda dinero a casa y el taxista se ralla con el tema y decide empeorarse la vida con el juego. En una pelea de ludópatas, llama la atención de un mafias local, criador de perros que le ofrece saldar su deuda si va de ilegal a Corea del Sur, mata a alguien y vuelve con un pulgar como prueba. Cuando llega a donde su victima, se le adelantan y otra gente mata a su objetivo. Un reputado miembro de la sociedad coreana. Las 2 ramas que han ordenado el asesinato se entremezclan con el personaje del taxista como nexo de unión incomodo que ambas han de eliminar. Entre medios, dos o tres referencias muy tramposas a la mujer, con la mega trampa suprema de guión, a lo Shyamalan que no pasaríamos a nadie y con la que se ríe de nosotros como espectadores tras los créditos iniciales.

Todo es una excusa barata para las escenas de acción. La supuesta nota social y política queda en absolutamente nada y lo mismo hubiera dado que el protagonista fuera de esa zona fronteriza, como de Albacete. La trama de la mujer es una trampa de guión imperdonable, total y absoluta. Los malos son de opereta unos y terminator el otro, pero sin perder el tono de expresividad actoral de quien pide una baguette y un par de donuts. Para mi han sido 2 horas y 20 de absurdo, de sopor solo aliviado por los hachazos, con una sensación de mugre innecesaria que a otros penalizamos pero a este director no. Hubiera sido un gran corto, si tras el asesinato y tras saltar de la ventana, hubiera sido detenido y se hubiera comido 30 años de cárcel mientras la mujer se beneficiaba a algún mafiosete. Ahí hubiera estado bien, impactante y no hubiéramos tenido esta aburrida fabula absurda donde el perdedor se convierte en un T-1000 navajero para no aportar absolutamente nada.

Eso si… todavía ganará este año a mejor película en Sitges… que me lo veo venir.

3 Replies to “The Yellow Sea (황해)”

  1. Pues esta no la he visto, pero entiendo perfectamente la frustración de la que hablas respecto no ya del cine coreano, sinó asiático en general.
    A mí me pasó exactamente lo mismo con Unjust, que me salí de la proyección porque no había por donde cogerla, pero que tuvo una presentación con el director al que calificaron de maestro que se consolidaba con esa película, y de la que luego he leído que todas las películas de intrigas policíacas y corruptelas deberían aprender de ella.
    Habrá que asumir que se trata de un género con sus propias convenciones, tales como la sobreactuación o la impasibilidad de los actores, los personajes que «recuperan vida» como si estuvieran en un FPS, o que directamente sean una especie de «porno» de las escenas de acción.

  2. Y A MI ME ENCANTO,,,
    Y EL FINAL COMPLETAMENTE INESPERADO.

    DESPUES DE LEER TU OPINION ME QUEDÓ LA DUDA DE QUE PELICULA SI TE GUSTA, Y PORQUE, ESO SI SERIA MUY INTERESANTE.

    SALUDOS.

    1. Pues hombre, dentro del mismo festival de Sitges, ya he puesto varias que me gustaron infinitamente mas y el porque. Por ejemplo «Drive» o «Melancholia» o poniendonos en el genero propiamente dicho una peliucla como «The Woman» le da mil vueltas en todo como violencia elevada a casi arte a «the Yellow Sea».
      Pero vaya que para gustos los colores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: