The Shrine

The Shrine

Después del mal sabor de boca de los superestrenos, por no decir “Transformers”, vamos a aligerar la semana con una de esas películas que ni se estrenan, ni se las espera, pero que cuando la acabas de ver te quedas mas satisfecho que la puñeta, aunque este hecha con 4 duros, por un director mas joven que yo como es John Knautz y con 2 actorcillos secundarios de series de la CW . Aaron Ashmore (Jimmy Olsen en Smallville) y Cindy Sampson  (La novia de Dean en Supernatural).

Con estos mimbres, pocos medios, un guión un poco apañado y sobretodo sin complejos, es como se consigue hacer una peliculita de genero la mar de resultona, con su giro argumental y todo y con sus dosis justas de gore y sangre. Todo un logro a día de hoy cuando de las toneladas de cine de genero que se traga uno, resulta realmente complicado salvar un puñado. Pues esta la salvo, y con nota. Por varios motivos.

Tenemos a una (se supone que) pareja o ex pareja reciente, formada por Marcus (Aaron Ashmore) y Carmen (Cindy Sampson) que discuten sobre trabajo. Ambos son periodistas en un momento de estancamiento profesional y personal. En el lado personal no se explica nada, ni falta que hace… no es “una peli de besitos” 😛 Lo que importa es el porqué Carmen manipula las cosas para, en contra de las ordenes de su jefe, irse hasta Polonia con Marcus y Sara, una becaria mas jovencita y que hace la tercera pata del banco.

Y van a la Polonia profunda por la noticia de la desaparición de un turista y que parece que no es el único. Carmen descubre que es una zona de riesgo para el turista medio y que hay un índice muy alto de personas desaparecidas por la zona, todos ellos visitantes y como buena reportera, lo ve como una oportunidad para descubrir una buena historia que la saque de la mediocridad laboral en la que se encuentra, por no decir del camino a que la den la patada, que es donde realmente esta su carrera profesional.

Así como si no costara, se van los 3 para Polonia tras hablar con la madre del desaparecido y agenciarse su diario de viaje y así es como llegan al pueblecito polaco perdido de la mano de dios (nunca mejor dicho) donde los lugareños no son pero que nada amigables, parecen muy religiosos y profesan un culto cristiano tirando a extraño. En el cercano bosque se ve una zona de niebla permanente tal y como el desaparecido relataba en sus ultimas entradas en el diario. Como es lógico, que los echen del pueblo no hace que no vayan a investigar dicha niebla, entrando Sara y Carmen en ella y descubriendo en su densidad una escultura tirando a demoníaca que no parece que este todo lo estática que debería, aparte de sonidos y ruidos de lo mas inquietantes.

Al salir de la niebla son descubiertos por la hija del carnicero del pueblo, que les ayuda y entonces empiezan a ver de que va el pastel de las desapariciones. O creen que lo empiezan a ver porque las cosas no son siempre lo que parecen y a veces juzgar prematuramente es un error. Y hasta aquí puedo leer sin destripar el asunto. De todas formas la peli es directa y en llegar a este punto no se demora demasiado en rodeos sin sentido. Vamos a lo que vamos de manera directa, rápida, efectiva y muy de agradecer.

Me ha parecido una película efectiva, seria, con mal rollo importante, con escenas sin complejos llegado el punto, con buen gusto y muy efectiva en lo que cuenta y en mantener el asunto en cuestión suficientemente acotado para que en el trailer tampoco se vislumbre por donde van realmente los tiros ni el porque de las cosas. Me ha gustado mucho y la recomiendo totalmente. Ha sido un bocadito muy apetitoso.

[vodpod id=Video.11832827&w=490&h=375&fv=]

4 Replies to “The Shrine”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.