The Perks of Being a Wallflower

The Perks of Being a Wallflower

002-las-ventajas-de-ser-un-marginado-espana

We accept the love we think we deserve

Admito que tener a Hermione en el reparto y poder echar un ojo a lo que puede hacer fuera de Hogwarts ha sido un punto a favor de ver la película, pero también lo ha sido el inquietante Ezra Miller, que me pone nervioso desde “Tenemos que Hablar de Kevin”. Por lo demás, no creo que hubiera visto la película de no tener esos dos ganchos, porque el rollo “que difícil es ser yo” esta ya muy fuera de mi gustos, al menos en su versión de chicos de instituto.

El caso es que esta vez no se trata solo de chavalillos que se creen superguays de la muerte, sino que cada cual por x motivos, tiene sus taras y sus cargas. Como todo el mundo al fin y al cabo, pero por una vez no me han resultado terriblemente cargantes, aun con sus cosas exasperantes de “chupiguays” que se sienten por encima de la media por leer literatura americana clásica y escuchar música de otra generación.

The Perks of Being a Wallflower

La historia sigue a Charlie en su llegada al instituto, allá por el 91 y la poca gracia que le hace tener que empezar de cero en eso de hacer amigos. Su mejor amigo se pegó un tiro sin tener la cortesía de dejar una nota de suicidio y Charlie está mas bien solo, en cuanto a relaciones con sus semejantes se refiere. Enseguida comprueba que el entorno es hostil, pero no solo con él y poniendo de su parte, establece contacto con Patrick (Ezra Miller), un tipo de ultimo curso que se sale de lo típico, y con su hermanastra Sam (Emma Watson).

Patrick, Sam y el resto de sus amigos son todos un grupo de “misfits toys”, cada uno con sus taras, pasados y pesos, pero se tienen los unos a los otros y Charlie, aun siendo de primer año, encaja en el grupo. Claro que el hecho de que Sam le ponga todo y mas, es un hecho determinante.

the-perks-of-being-a-wallflower-8a

Así dicho pues tampoco atrae demasiado el tema, pero por alguna razón, si que merece la pena. No es que vayamos a salirnos excesivamente de los temas habituales como amor, drogas, homosexualidad, intolerancia, autoengaño, amistad, música y desencanto familiar, pero tiene ademas algunas losas de mas enjundia por medio que vamos intuyendo en mayor o menor medida y que si que determinan algunos comportamientos.

Tiene sus partes negativas y cargantes, como que sean tan prehipsters, la recreación de los efectos de las drogas, el que menos en casa del protagonista, en las de los demás nunca haya padres y la cuadrilla viva a su aire, sin dar un palo al agua en un mal McDonalds y sin saber de donde les viene la pasta. La adoración por música que se salga de la media de su edad, por mucho que luego no sean capaces de reconocer la voz de David Bowie. En fin, todas esas cosas que yo considero negativas, están presentes, pero teniendo en cuenta que adapta una novela juvenil, supongo que son pasables dado el publico objetivo y su necesidad de sentirse únicos.

hr_the_perks_of_being_a_wallflower_30

Pero las cosas negativas y aunque Emma Watson enmascare el acento inglés, quedan en segundo plano y hacen una película en su conjunto que he disfrutado y que me ha dejado con buen cuerpo, a pesar de que, es un película que podría considerarse triste en su conjunto, bonita, pero triste.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.