The Man with the Iron Fists

The Man with the Iron Fists

man_with_the_iron_fists_xlg

La pintaban tan mal que esperaba un horror innombrable merecedor de sacarse los ojos y de dejar a RZA sin algo mas que los brazos y bueno, en efecto es mala, pero no es para tanto. Tiene defectos mil, sobretodo en lo que a como contar una historia se refiere, pero para haber comprimido las 4 horas en iniciales a los 90 minutos de la versión final, no difiere demasiado de una sesión rolera.

Russell-Crowe-in-Man-with-the-Iron-Fists
Jack Knife

La historia, pues como cualquier otra. Un cargamento de oro imperial para las tropas del norte y varias facciones dispuestas a hacerse con el. Ni mas, ni menos. Cada cual a lo suyo, emisario secreto del empesador incluido, que es un recurso muy socorrido, aunque infrautilizado aqui en mi opinión y como hilo conductor, el herrero de secreto pasado.

Muchos cables para las peleas, referencias a películas de Kung Fu, con especial mención para mi a los espejos y la garra de “Operación Dragón” que es una película que tenia de chaval en VHS y que vi montones de veces. Algo de sangre, pero tampoco demasiada y mucha mojigateria a la hora de que no se vea una teta ni por descuido, por mucho que estemos viendo los baños de las muchachas del prostíbulo.

The-Man-with-the-Iron-Fists_07
X-Blade

Como me decía Luis F. Mayorgas por twitter, podría entrar en esa categoría de “películas que son tan malas que son buenas”. Me ha entretenido que es mas de lo que esperaba y me gustan las historias chinas de repartir leña con herrero extranjero, monjes, chinos de pelos imposibles y demás parafernalias. No pasa nada por no verla, pero tampoco es una perdida de tiempo tan grande como esperaba.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.