The Last Exorcism Part II

The Last Exorcism Part II

last_exorcism_part_ii_ver2_xlg

La primera parte de este “ultimo” exorcismo, fue para mi una agradable sorpresa en el Sitges de hace un par de años. Tenia su “aquel” dentro de found footage; tenia giro interesante aunque arriesgado, mal rollo y un director de orquesta en forma de predicador timador y descreído. En conjunto quedaba una película la mar de disfrutable y con un final mas bien cerrado.

Pero como hay que ordeñar la vaca, resulta que la pobre Nell sobrevive a todo el pifostio demoníaco y acaba en una casa de acogida para muchachas donde intentará convencerse a si misma de que todo lo que sufrió en la primera parte, fue fruto de su imaginación, cosa que como es evidente, no es asi.

exorcism-2-0109-web

El primer problema de la secuela, es que ya no tenemos al predicador que era ¾ partes de lo que hacia interesante la primera parte. También dejamos atrás las cámaras al hombro y nos encontramos con un formato mas formal. Tenemos a Nell, eso si y la muchacha pone de su parte, pero en un conjunto soso a mas no poder, no tiene mucho de donde rascar para lucirse.

Hay una linea muy fina entre hacer una película de terror al estilo Ty West y hacer un coñazo soberano. Muchos incluso reniegan de esa fina linea y directamente colocan a West en la segunda categoría. No seré yo uno de ellos. Pero aquí la linea se cruza en el mal sentido y una cosa que es que no pase casi nada hasta el final, pero cargando al espectador de una tensión especial, como hace Ti West y otra es que te aburras y quieras que el demonio mate a todo el mundo, por ver algo de movimiento, como si pasa aquí.

1774477

A pesar de todo y de algunos efectos de dudosa calidad, el final me ha gustado, pero no sirve para levantar 90 minutos vacíos de emoción, tensión o angustia. Y es una pena porque no andamos sobrados de buenas película de posesiones y la moza Ashley Bell podría haber dado mucho mas de si en otras manos. Y no solo ella, sino alguna trama como la de la mano derecha o la compañera rubiales de la casa de acogida. Producto muy menor y muy desaprovechado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.