The Human Centipede II (Full Sequence)

The Human Centipede II (Full Sequence)

Hay dos formas de transgredir y de ser polémico en esto del cine de genero por lo que se ve. Una es la que a mi me gusta y que tiene a Lucky McGee y su “The Woman” como abanderados y que junto a Rob Zombie para mi representan lo que entiendo como cine de autor dentro del cine de genero. Cine y directores que crean afición, por no decir adeptos y en un campo tan complicado de sobresalir como este, donde pensamos permanentemente que “lo hemos visto todo”, lo que nos convierte en un publico difícil de conquistar pero agradecido cuando se nos da lo que ni siquiera sabíamos que queríamos.

En esta lista intentaba colarse Tom Six con su “Human Centipede”, película que conseguía atraer la atención y que atacando a zonas nuevas de nuestra maltratada imaginación, no dejaba indiferente a nadie. Desde un punto de vista mas interno, Human Centipede nos hacia mirarnos al espejo y enfrentarnos a nuestro Dr. Heiter interior. Brutal, psicológicamente enfermiza, pero indudablemente atrayente, Human Centipede era algo nuevo, fresco y que cualquier persona alejada del género podía ver y rebasar sus propias líneas teóricas para dejarse agredir, ofender y transgredir. Tanto es así que yo como un pequeño Dr. Heiter, se la colé en su disco duro a mis jubilados padres en su ración semanal de películas y ellos que a lo 15 minutos quitan cualquier película que no les haya ganado para entonces, esa la vieron entera, se dejaron golpear por ella y sobretodo por el Dr. Heiter que desde el primer minuto te mete en el bolsillo.

Todo eso creo que se pierde absolutamente en esta segunda parte. Quizás sea lo que había que hacer, porque todo lo que el publico general podía apreciar en la primera parte, lo mas probable es que desembocara en que nadie quisiera, a pesar de ello, ver una segunda ración. Quizás si se tenia que hacer una segunda parte, había que tener claro que ya era solo para el publico mas predispuesto a “tragárselo todo”, si me permitís la broma. Yo creo que esta segunda parte es totalmente innecesaria y hace mas daño a la primera que si hubiera quedado como un bocado cinematográfico aislado y como una de esas rarezas ocasionales que se convierten en obra de culto.

Pero se ha decido continuar la fiesta y para ello hay que reconocer que el punto de partida es interesante. Martin (Lawrence R. Harvey) es un producto del extremo absoluto, física y psicologicamente. Martin trabaja como guardia de seguridad en un parking, donde desde su garita alimenta su obsesión por la película Human Centipede, viéndola una y otra vez hasta que llega el momento de poner en marcha su propio ciempiés humano. Martin es el extremo opuesto al Dr. Heiter. Es físicamente una ruina humana dejada hasta el extremo y psicológicamente es un resorte a punto de saltar producto de una madre abusiva con la que vive, un padre que abusaba de el y que esta en la cárcel, un doctor que lo mismo sirve para darle el ventolin para el asma, que para psicoanalizarle y manosearle,  unos vecinos violentos, un trabajo solitario y una absoluta obsesión por los ciempiés y por la película Human Centipede.

Así que Martin, se pone manos a la obra y empieza a recolectar gente en el parking a base de golpes en la cabeza con una barra de hierro y disparos en las piernas. Los mete en la furgoneta y se los lleva a un pabellón que ha alquilado para llevar a cabo su ciempiés. Para su obra incluso llega a secuestrar a la actriz que en la primera parte era la parte central del ciempiés y con la que también esta obsesionado. Y con sus 12 personas, embarazada incluida, una grabadora para unirles unos a los otros a lo bruto, un martillo para desdentarles, unas tijeras para cortarles los tendones de las rodillas y laxante, Martin crea su ciempiés humano y se recrea en la barbarie de su creación durante los 20 minutos finales.

Eso si, sin decir una sola palabra durante toda la película. Martin no habla. Mira, se ríe, gesticula, se altera cuando se le muere alguien sin querer, pero no dice una sola palabra. Y sobre el final, no diré nada porque es spoiler total, pero si que entronca directamente con lo que decía al principio de cada cual se enfrenta a descubrir su nivel interior de Dr. Heiter. Ese detalle final creará división de opiniones supongo, pero yo tras verlo desde el punto de vista de espiar una mirilla el interior de alguien, lo aprecio y al igual que con la primera parte, me hace preguntarme hasta donde llega ese pequeño Heiter que llevamos dentro.

La película a pesar de ello es ofensiva, excesiva, visualmente agresiva, hasta la cámara sufre en algún momento y nos recuerda que somos uno mirones (de mierda, nunca mejor dicho). Es una película innecesaria, extrema, hecha para provocar y ser el centro de atención, pero que a pesar de ello consigue que uno se quede dándole vueltas al asunto y pensando en que pequeño tarado llevara por dentro la persona que esta de pie al lado tuyo en el metro. Ni la recomiendo, ni la dejo de recomendar… haya cada cual, pero si tuviera que decantarme, diría que merece la pena ver y conocer a Martin y a pesar de no hablar, de su exceso extremo y de lo desagradable que resulta.

6 Replies to “The Human Centipede II (Full Sequence)”

  1. Bueno, pues yo ando viéndola ahora y la verdad es que creo que no sobra para nada una segunda parte. Lo que pasa, eso sí, es que creo que no está bien desarrollada. Otra vez peca de «distraerse» el guión y no ir a lo que nos interesa a todos. Claro ejemplo que a los 40 minutos de empezar la película el único ciempiés que he visto es el que hay en el terrario. xD
    Pero bueno, a falta de terminar de verla, no me acaba de convencer del todo. A ver qué pasa en este rato que falta porque me está resultando un poco «desustanciada» de momento y eso que pasan muchas cosas.

  2. Pues vistas ambas una detrás de otra, lo se, estoy enfermo. La primera está muy bien tratada y aunque con poco gore y poco explícita llega muy hondo y te hace sentir bastante mal. Esta segunda está muy mal tratada, muy «desustanciada» como dice Soniarod, el gore está pero como que sobra, la primera sin gore te dejaba peor cuerpo que ésta, creo que podría haber sido una muy buena segunda parte pero se ha quedado en un intento de llamar la atención, espero que si hay tercera parte la sepan tratar mejor. Decepción por mi parte, eso sí, el actor principal lo hace de fabula, si lo veo por la calle salgo corriendo.

  3. la verdad es que estamos un poco enfermos para ver una peli asi, pero aun asi la queremos ver. Cuando hoy el argumento de la primera pense: como puede haber gente que se le ocurra eso? Y con la segunda pense: 12? Se les va la olla, es imposible

    me quedan ganas de verla, sobre todo pq tiene pinta de que no es tan «medicamente» posible y que es en plan salvajada total

  4. Opino igual, pasa el tiempo y menos valor tiene, como película gore puede gustar más o menos, pero como segunda parte pierde muchísimo. La primera parte no se merece esta segunda parte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: