The Howling: Reborn

The Howling: Reborn

No es que yo sea un tipo muy aficionado a los licántropos y tengo que decir que de la “Aullidos” original no tengo el más mínimo recuerdo desde la primera vez que la vi y me consta que no la he revisado desde entonces. Para mi en asuntos de lunas llenas, me quedare siempre con “Un Hombre Lobo Americano en Londres” y yo soy de esos escasos a los que les gustó “The Wolfman”. Aun así, me causaba curiosidad esta “The Howling Reborn” por ver como un tema tan dado a la exageración se trataba de hacer atractivo para las nuevas generaciones.

Porque la película es eso, una película de hombres lobo orientada a adolescentes en la que además uno de los personajes dentro de la película lo argumenta diciendo que si quisiera ver una película con gente de 40 años que pierde los estribos, se iría a casa a ver a sus padres (tócate los cojones con el crío). Aun así es de agradecer que no tire por el lado mas crepuscular del asunto y que dentro de lo que cabe mantenga ciertas formas dentro del genero, aunque sea cutre.

La película nos cuenta la historia de Will (El niño pesado de Terra Nova, Landon Liboiron) quien fuera poco menos que arrancado del vientre de su madre por la garra de un hombre lobo. Will esta a punto ahora de graduarse en el instituto, esta obsesionado con una jenni malota de minifalda colegial, recibe de vez en cuando de los guapotes del insti y bueno, toda la basura habitual de películas de adolescentes americanos, hasta que empieza a sospechar que puede ser un licántropo.

Sospecha que se confirma rápidamente, con lo que tendrá que añadir a sus problemas de adolescente absurdo, el hecho de tener que controlar el no matar a nadie en su primera transformación para poder de alguna manera controlar la maldición. Que es todo lo contrario a lo que los otros licántropos quieren que haga, y que intentan convencerle de lo muy bueno que es ser un lobo, matar gente a cascoporro y ser muy malo maloso.

No vamos a engañarnos, la película es mala, es cutre, es un producto directo a video de serie b hecho con 4 duros, pero aun así tiene cosas salvables y no cae en el absurdo total. Los licántropos son muy cutres y están hechos a base de prótesis, pantalones con pelo y pintura negra, pero eso le da un cierto toque atractivo en lo cutre. Mejor así que con malos efectos digitales. Lo que si que es muy negativo y notorio es el esfuerzo permanente para que no se vea un teta ni en broma, ni siquiera cuando seria plenamente comprensible, lógico e incluso necesario. Son las cosas incomprensibles de los americanos, se le puede sacar a una mujer el corazón palpitante del pecho, pero que no se le vea un pezón por nada del mundo… Sin mas, es solo que en algún momento canta tanto la preocupación por el supuesto pudor que rompe la escena.

5 Replies to “The Howling: Reborn”

  1. Uff, al chaval ese de Terra Nova le tengo un paquete que no puedo con él, me recuerda al de Crepúsculo, pero este aun tiene más cara de gilipollas.

    La peli no creo que la vea.

    ¡Un saludo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: