The Grey Bastards

The Grey Bastards

Titulo Original: The Grey Bastards (The Lot Lands #1)
Autor: Jonathan French
Género: Dark Fantasy/Grimdark
Publicación: 2018
Paginas: 464

Serie: The Lot Lands #1

Vaya sensación de plena satisfacción te deja esta novela. Así da gusto meterse en mundos ajenos, de esa extraña manera en que aunque estés pasando las horas en compañía de clanes de semi-orcos, centauros psicópatas religiosos, magos, humanos poco confiables, brutales orcos, elfos autistas y medianos que están también fatal de lo suyo, te encuentras absolutamente a gusto y en un ambiente familiar. Cuando no llevaba mucho de novela, comenté por twitter que me estaba dando la sensación de estar leyendo una historia de Sons of Anarchy, solo que con semiorcos que montan cerdacos de guerra en vez motos y al terminar, veo en las notas del autor que sus influencias para esta historia son entre otras, precisamente los Sons of Anarchy, los spaghetti western y la reconquista. Pues tal cual.

A terrible howl went up over the battlefield, coming from the site of the Tines’ last skirmish with the orcs.
“That’s probably the work of your Fang friend,” Warbler said as the questioning glances fell upon him.
“He insisted on letting one orc live. He’s pulling all its teeth. Hoodwink and some of the point-ears were happy to help him. Says it will bring a message back to the rest.”
The scream rang out again.
“Brutal. Simple,” Fetch said. “Might just work.”
Jackal was too tired to agree, but he did hope.
No teeth.

Nuestros protagonistas, los Grey Bastards, son unos de los clanes de semiorcos que habitan una tierra de nadie que sirve como buffer entre un decadente reino humano algo castellanizado y las hordas de Orcos que vienen de lo que podría ser perfectamente el estrecho de Gibraltar (que pasan nadando). Hace años hubo una gran invasión orca y la guerra fue terrible, tan solo la aparición de la peste, que diezmó por igual a todos los bandos, terminó con las hostilidades. Hasta la guerra los semiorcos, hijos de humanas violadas por orcos, eran esclavos, si es que no los asesinaban sus madres al nacer, pero por su desempeño en la guerra y dadas sus capacidades y fortaleza innatas, son liberados y se les entregan unas tierras baldías, para que sirven de primera linea de defensa ante futuras incursiones orcas.

Es en este clan de los Grey Bastards donde nuestros protagonistas, con Jackal, Oats y Fetch correrán sus desventuras como si de una banda de moteros se tratara. Una mala mañana en el burdel de confianza, del que cobran impuesto de protección, Fecth gloriosa en su esplendida desnudez semiorca y con una ballesta en cada mano termina matando a un militar humano tocacojones y es a partir de aquí, desde donde se va desarrollando nuestra historia. Nuestro grupo de macarras moteros y sus cerdos, se verán en un lío tras otro sin terminar de ver el juego que corre por detrás y nosotros disfrutaremos y sufriremos durante todo el camino con ellos, absolutamente a gusto a lomos de nuestro cerdaco y sus colmillos sajadores de orcos. Absolutamente disfrutable lectura, macarra, bruta y deslenguada.

Pointing his tulwar at the surging wall of orcs, Jackal kicked his mount forward.
“Live in the saddle!”
“DIE ON THE HOG!”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.