Las Flores de la Guerra

Las Flores de la Guerra

Tenia esta película en cartera desde hace tiempo y me daba una pereza extrema ponerme con ella. 2 horas y media de peli china no es cosa para tomarme a broma y la anterior excentricidad de Zhang Yimou, “Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinos”, me pareció una soberana gilipollez con infinito aburrimiento y chinos haciendo el tonto, cosa que no puedo soportar.

Esta vez, pasa al otro extremo de la escala, aquí no hay chinos idiotas, o al menos no en ese sentido que odio, pero aquí todos los chinos que salen son héroes de guerra. Todos los soldados del ejército chino que vemos, son un dechado de virtudes intachables, honorables y sacrificados como nadie. Se ve que el paga manda y en el partido les apetecía ponerse medallas.

La película nos pone en Nanking durante el asedio japonés y su conquista. Una cerdada de dimensiones épicas, pero que queda empañada por el maniqueísmo  total. Según la película todos los chinos son héroes intachables, todos los japoneses violadores salvajes y los americanos borrachos pero que ante la posibilidad de tocar teta pueden redimirse. No hay mucho mas que adornar, la peli va de extremos exagerados.

No os voy a contar mucho mas porque se tira 2 horas y media para contar algo que con 90 minutos hubiera ido sobrado y no os voy a contar la madre del cordero, pero básicamente trata de la supervivencia de unas chicas de un convento, unas lumis del barrio rojo y Christian Bale que es un empleado de funeraria, dentro de la catedral.

La película es propaganda sin matices y sin ponerle un mínimo esfuerzo. Es la peli de pagar la hipoteca de Zhan Yimou y quedan muy a la vista sus manipulaciones, sus cámaras lentas una y otra vez, sus tontadas, su ir a por la lagrima fácil y el alargar porque si. Se deja ver, pero es demasiado larga y tampoco pasa gran cosa. Canta demasiado lo heroicos que son absolutamente todos los chinos de la película, no hay uno que se salga del guión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.