The Company Men

The Company Men

The Company Men” es una película que tiene el síndrome del trailer excesivo. Parece interesante, trata un tema actual como el de la recesión, tiene una plantilla de actores más que solvente, pero un trailer que nos cuenta toda la película de principio a fin. A pesar de ello y de la sobrecarga de estrenos, tenia ganas de verla, y aunque me doy cuenta que ya me la sabia entera, doy por bien invertido el dinero de la entrada y la sesión del domingo a las 22:20 era la mas propicia para ello.

GTX es una gran empresa que nació siendo un pequeño astillero en Boston para llegar a ser una empresa que abarca múltiples campos ya que como tristemente sabemos los que hemos tenido familias ligadas a ello, el asunto de hacer barcos hace décadas que es deficitario por el dumping coreano y la codicia en general. En el marco temporal de los primeros momentos de la recesión en Norteamérica, el presidente de la compañía (Craig T. Nelson) decide frenar la caída en el precio de las acciones, con el despido de buena parte del departamento de transporte marítimo, aprovechado que el jefe de ese departamento (Tommy Lee Jones) esta fuera de la ciudad en un viaje de trabajo.

Pasar de leer "Forbes" a "Bricomania" para ganarse las alubias

Así es como conocemos a Bobby (Ben Affleck). Como un joven director de ventas, con su casa preciosa, su matrimonio, su par de retoños, su Porsche descapotable, su club de golf, y su sueldo de 120.000$/año + pluses que se pone en 160.000$/año. Bobby llega el lunes al trabajo y se encuentra con una bonita patada en el culo que le manda al paro y a la realidad de las cosas, con 3 meses de sueldo y luego ahí que se las apañe.

Así es como la película nos presenta las consecuencias en términos de realidad, de una recesión y crisis económica, donde los grandes y absurdos números enmascaran la mas cruda realidad de la crisis de la gente que se va al paro mientras los directivos se reparten mas dividendos que nunca. Sin aleccionar en exceso y sin necesidad de ser evidente en su mensaje, nos deja igual de claro que los documentales sobre el tema, como el capitalismo salvaje se ha comido a si mismo, y como se puede pasar del todo a la nada bien rápido cuando se supedita todo al criterio de un balance de cuentas semestral y al cortoplacismo.

Trabajar para un cuñado debe de ser uno de los 7 infiernos

 Bobby, tras un periodo de aclimatación a la realidad de las cosas y de pasar semana tras semana intentando encontrar otro trabajo, acaba aceptando las cosas, vendiendo la casa y trasladándose con su mujer e hijos a casa de sus padres y teniendo que trabajar en la construcción con su cuñado (Kevin Costner). Todo ello mientas en la compañía hay nuevos recortes para ajustar el precio de las acciones, que hacen que Gene (Tommy Lee Jones) y Phil (Chris Cooper) acaben en la calle,  a pesar de ser el primero el director de todo el departamento marítimo y fundador de la compañía y el segundo un alto ejecutivo de ventas que empezó como soldador en el astillero de la empresa.

La película nos lleva por el drama humano, sin hacer sangre en lo dramático de las cosas y con una esposa de Bobby tremendamente comprensiva y perfecta, que se contrapone a otras mujeres mas preocupadas por las apariencias y que nadie note que sus maridos han sido despedidos. Tampoco hace excesiva sangre en los CEO’s de las compañías ni en las estrategias empresariales que han sumido al mundo en el desastre económico. Ya puede el espectador hacerse toda la mala sangre solo, sin que le tutelen y le digan que y como pensar con palabras explicitas. Y lo que no hace en ningún momento es cargar las tintas contra el gobierno federal, pero queda en segundo plano si escuchamos lo que dicen las noticias en las televisiones en determinados momentos.

Jack Ryan investigando las cuentas robadas de PSN... ohh wait!!

Lo que si tenemos es un discurso de Tommy Lee Jones sobre como antes se generaba dinero, riqueza y país con la fabricación de cosas tangibles… por ejemplo en este caso barcos y que con ello la gente hacia sus vidas, compraba casa, coches, se casaba, mandaba hijos a la universidad… trabajando 60 horas a la semana, soldando planchas en el interior del casco de un banco, pero había algo real. Ese es un discurso con el que estoy muy en sintonía… yo también trabajo generando cosas reales… que de mi ordenador se convierten en cosas fabricadas, que puedo tocar, pasar del ratón al acero real y contundente y que genera a su vez mas proceso productivo. Valoro la tangibilidad del trabajo y desprecio la falsa riqueza generada del vacío y de los números sobre bienes especulativos, acciones, stock options, productos interbancarios y demás chuminadas.

Recomendable película, muy bien llevada, con muy buenos actores y que es mas ligera y menos aleccionadora que los documentales sobre el tema, pero porque el formato es diferente. No esperes grandes soflamas contra el capitalismo salvaje y las políticas gubernamentales… la película va mas a las consecuencias a pie de calle, y específicamente a la de los que se creían que el sistema era valido y se ven en la puta calle como todo el mundo. Una buena película… y ya sabéis que eso no es algo tan fácil de decir hoy en día.

5 Replies to “The Company Men”

  1. me siento un poco responsable, a mí me encantó, ojo al minuto 51 cuando empieza a sonar Fake Empire de The National una canción sobervia, pero muchas veces las pelis que vemos nos afectan en función de nuestro estado de ánimo y esta en concreto me aportó un buen rato y además con esos actores era complicado que no fuera buena 😀

    1. Pues a mi también me ha gustado, y aunque me veía venir que el trailer me lo había destripado todo, la tenia echada el ojo desde hace un par de semanas.

  2. Pues me ha parecido muy interesante, y me ha gustado que no havía demasiado dramón, aunque algunas situaciones si eran dramáticas, como la desesperación del que se suicida. Creo que tengo ya debilidad por Ben Afleck, me está gustando mucho, y qué decir de Kevin Costner, hacía tiempo que no le veía y creo que está envejeciendo muy bien.
    Me alegra la ausencia de moralina de la peli y el final feliz, que no podía ser otro.
    Unai, tengo ganas de ver alguna peli y tener un criterio distinto al tuyo, seguimos coincidiendo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: