The Artist

The Artist

Mucho se venia hablando y elogiando a la francesa “The Artist” desde su paso por festivales. Tanto que enseguida se convirtió en demasiado y cuando algo se alaba demasiado ya hay que empezar a sospechar. A poco que uno siga este mundillo de creadores de opinión y de críticos estrella, enseguida se da uno cuenta de que todo es una gran mierda y que solo importa lo que importa.. que es vender las motos que interesa vender y ningunear otras películas sin ningún tipo de miramiento. No tiene nada de malo, cada cual tiene sus preferencias, pero sirve para acotar tanta critica desmesuradamente entusiasta dependiendo de donde venga.

El asunto no es fácil, hay que vender la moto de porqué metes una película muda, en blanco y negro y en 4:3, como de lo mejorcito del año y la cuelas de premio en premio, tales como los globos de oro, ninguneando por el camino e ignorando a otras como “Drive”, “El Árbol de la Vida” o “Melancholia”. Y lo mas difícil, como vendes la moto para que la gente se meta a ver esta película en el cine, en época pre navideña y estrenándose la ultima Mission Absurda de Tom Cruise. A mi es que la curiosidad me puede, así que me fui el sábado noche a ver “The Artist” sin saber muy bien que esperar.

La película nos presenta a George Valentin (Jean Dujardin), una estrella del cine mudo de los años 20. Es el final de dicha década y cuando George Valentin se encuentra en lo mejor de su carrera, pero en lo peor de su matrimonio, aparece el cine sonoro (y su propio orgullo de megaestrella) para arrinconarle como una antigualla de otra época y la aspirante a actriz Peppy Miller (Bérénice Bejo) para acabar de volver su mundo del revés.

Realmente tampoco tengo mucho más que decir del argumento, porque es donde falla totalmente la película. Se apoya tanto en el artificio y en las formas que descuida la parte mas importante del cine, como es la historia. Tanto modernismo, tanto gafapasteo, tanto critico sesudo y de postín, y al final cae en los mismos errores que si vieras una película llena de efectos especiales. Aquí es lo mismo, todo el mundo se queda tan deslumbrado con que sea una película muda, en blanco y negro y en formato 4:3 que olvida lo que realmente importa de las películas, que es que te cuenten una historia que te emocione de alguna manera.

No voy a negar que la película promete, empieza muy bien y es difícil no dejarse arrastrar por la atmosfera. Entras en el juego, disfrutas con la medida y necesaria sobreactuación de George Valentin y su época de gesticulación. Te fijas y acompañas la música, ríes cuando te lo mandan y compruebas con agrado que eres capaz de poner tú los diálogos que ves en pantalla leyendo los labios y por puro sentido común. Es cierto, puedes contar una historia sin palabras, no nos cabe duda… pero todo esto tiene un efecto limitado y que no han medido bien, y es que a lo largo de la hora y 40 minutos que dura, a partir de cierto momento, a mi ya me perdieron. Para ser un ejercicio cinéfilo redondo tendría que haber durado 50 minutos y no 100. Entonces si que hubiera conseguido un impacto total.

Pero el caso es que todas las buenas sensaciones del principio acaban empañadas por un soberano tedio según pasan los minutos, porque falla la historia y la manera de contarla. El drama de el cambio de época en una industria que cambian mas rápido que algunas de las partes que la componen. Si el argumento esta claro, pero no da para 100 minutos en este formato y menos cuando según pasan los minutos quieres combatir el tedio del espectador con previsibilidad.  Poco más que decir, excesivo e inmerecido hype. Se llevará muchos premios por ahí, pero en mi lista de este año no se va a llevar ninguno. Es como una película llena de explosiones y CGI, pero al revés. Tan malo es pecar por exceso como por defecto, lo que importa es la historia, no los medios. Deberían aprender de Sandy Collora, de Pixar o de Chaplin.

14 Replies to “The Artist”

  1. Vaya, hasta ahora sólo había leído crónicas positivas. Yo espero verla (en casa) estos días. Me fío de tu criterio así que no sé qué pensar.

    1. Ya me contarás. El cine se quedo bastante frio también. No seriamos mas de 30 penosas y eso de escuchar las tripas del que esta 5 filas mas atrás también descoloca lo suyo al ver una película.
      Creo que viéndola en casa la probabilidad de distraerse con cualquier otra cosa es mucho mas alta y es una película que favorece mucho que te encuentres perdiendo el hilo y pensando en las compras de navidad o cualquier otra cosa..

  2. Uff, pues menudo plan. Yo aún no la tengo ni «conseguida», pero la verdad es que ver la cara de flipado del protagonista en las imágenes promocionales, y por otro lado tu reseña, pues como que me quita las ganas… por otro lado, está esa especie de unanimidad por parte de la crítica de que es una obra maestra. Supongo que a pesar de todo la acabaré viendo, aunque no me daré prisa para conseguirla.

    1. Es que se han flipado mucho los modernillos con la película y le están haciendo flaco favor. No esta mal y es una curiosidad maja, pero vamos que tampoco mata ni mucho menos.

  3. Como crítico que soy… no hay peor crítico que el que se cree su propio universo…
    The artist no tiene una historia profunda!! ni lo pretende… vamos!
    Acaso pixar, el todo poderoso y elogiado (sólo hay un largometraje al que veo pegas), tiene un argumento profundo??? o Chaplin??? NO importan las historias, importa como se le transmiten al público. Aunque lo más importante es que cada espectador se haga sus propias valoraciones y saque sus conclusiones.
    Es un puro homenaje al cine de la época dorada, al cine que homenajeó Cantando bajo la lluvia, lleno de cameos, gags, y verdadero amor al cine por parte de su creador (que profesa en cada uno de sus planos). Se puede ver con que delicadeza y mimo trata cada secuencia.
    En fin, puede gustar o no, pero lo que es innegable es que posee ritmo y está excelentemente narrada. Los 100 minutos se antojaban metraje excesivo y al final, uno tiene la sensación de que no había durado tanto.
    Me ha emocionado, si, pero lo más importante está bien hecha y eso no se puede negar de ninguna manera.

    1. “NO importan las historias, importa como se le transmiten al público” No puedo estar mas en desacuerdo con esto que me dices. Queda entonces claro que The Artist lo único que tiene es el artificio y las formas, pero desde cuando eso ha sido lo mas importante en el cine. Si por lo de recordarnos otra formad de hacer cine fuera, como me decía un amigo ayer, deberíamos haber colmado de oscars y de parabienes de la critica a “Super 8” mucho mas de lo que se hizo. Y yo te voy a ir mas lejos, una película perfecta en hacer las cosas como se hacían en otra época es “House of the Devil” de Ti West y además del artificio de hacer las cosas estética y técnicamente como en esos años, no se olvida de contar una historia también al uso de ese momento, con sus tempos, sus ritmos y sus recursos narrativos. Cosa que The Artist, para mi no hace. Recreará la forma, pero sigue sin tener nada mas que la respalde y prueba de ello es que la estrella de la película sea el perro.

      Todo son opiniones y yo ni soy critico, ni me relaciono con el cine de ninguna manera que sea la de espectador, pero aunque sea desde ese punto de vista, no puedo estar de acuerdo con lo que me dices. Para mi “The Artist” es una curiosidad y poco mas, no lo que se esta haciendo de ella.

  4. SIENTO DECIRTE, QUE NO TIENES NI IDEA DE CINE.
    Como bien sabe cualquier cinéfilo, disfrutar plenamente del cine significa no quedarse sólo en el fondo sino prestar atención a la forma, no detenerse en el qué sino profundizar en el cómo, ir más allá de la literatura del guión y del mayor o menor acierto en su traslado a imágenes y reflexionar acerca de cómo los distintos profesionales que intervienen en la filmación de una película despliegan toda su capacidad y talento para, a través del color, de los movimientos de cámara, del sonido, del montaje, de la escenografía, del vestuario o del maquillaje, sin olvidarnos de la interpretación, tratan de magnificar, consolidar o potenciar, a menudo de una forma totalmente subliminal, esas sensaciones que nos deja el visionado de una buena película y que por lo general, al igual que hace la mayor parte de la crítica, atribuimos casi en exclusiva al argumento y a la resolución del mismo al final de la película.

  5. ¿The Artist esta bien realizada?, si, ¿bien interpretada?, si, ¿bien dirigida?, pues si… ¿y?

    Cualquier persona estudiosa del cine, llega a ver eso y mucho más, pero eso no es síntoma de ser una buena película que llegue a crear una continuidad en su interés, en su linea argumental, en el calado de los personajes y que guste a todo el mundo, no seamos gafapastas y queramos que nuestros gustos sean el de todos, defender vuestras ideas, pero como lo que son vuestras y eso Unai lo hace perfectamente.

    Las opiniones sobre gustos son variadas y más «en esto del arte»…

    Cuando alguien entra como un elefante en una chatarreria, poniendo por delante YO SOY CRITICO, se merecería un JAJAJA!!! como una catedral, primero porque lo que hace Unai, en este SU BLOG, no son criticas y si no, DAN SONORA, cualquier día quedamos para tomar algo y dialogamos sobre lo que es hacer una «critica» de una película, porque ni esto, ni las reseñas de las revistas, ni periódicos… son «criticas de películas», una critica de película es un extenso análisis, que trata de desmenuzar en toda su plenitud la obra, pero que te voy a contar que tu no sepas, eh?¿?.

    Sobre ramon147, que pueda que sea el mismo Dan o cualquier amargado de los muchos que pululan por la red… entrar en la pagina de alguien para decirle no tienes ni puta idea de cine, cuando Unai no alardea de saber de cine en ningún momento, ni tampoco es su interés.

    El habla de lo que el piensa, no intenta sentar cátedra, como estos «dos grandes críticos, cinefilos» que parece que mean colonia y que son un calco de los lengua bífida con la que cualquier día se retuercen ellos mismos, de tanto adorno lingüístico que intentan impregnar a sus frases vacías y carentes de peso por si mismas. 😉

    Como estos existen muchos y no les hace caso nadie, aunque ellos piensen lo contrario.

    Para mi The Artist intenta tocar la fibra sensible creando una película al estilo del cine mudo, algo que ya se ha hecho en otras ocasiones, vamos que no es nuevo… en general esta bien, pero a mi me aburrió y soberanamente, elogio las partes técnicas y las artísticas, aunque no entiendo que merito tiene a día de hoy hacer cine similar al de hace 80 años…pero vamos algunos se lo verán, yo no. Que es un homenaje de buen gusto, pues si, la verdad que si, que no aporta absolutamente nada, pues también.

    En aquellos tiempos, cuando Chaplin exprimía todo su potencial y el del cine de la época (eso si tenia merito), ellos intentaban utilizar lo ultimo de lo ultimo, que eran «clásicos» pero no idiotas y si hubiesen podido utilizar el formato panorámico lo hubiesen hecho y fíjate que la base de la película no se habría visto alterada en absoluto, si no mejorada. Pero aquí radica en lo que para mi The Artist falla, se queda en un simple homenaje, toca la fibra sensible a los académicos, la hace en blanco y negro, muda y en 4:3 ¡¡VENGAAAA!! tiremos el avance del cine en su historia…si Orson Welles levantase la cabeza.

    Eso si, contar…lo que se dice contar, a mi me contó muy poquito y me tiré mas de la mitad de la película, viendo «homenajes» y mas «homenajes» a un cine que realmente contaba mas y mejor que esta The Artist.

    Unai tu continua así y levanta la barbilla!! que te leen los mejores críticos In the World!! jajajaja!!!

    1. Aquí críticos, son lo de mas arriba. El que suscribe solo es espectador, que a diferencia de la mayoría de críticos, ha pagado su entrada y la ha visto en el cine y dará la opinión que le salga de los santos cojones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: