Ted

Ted

Poco voy a comentar porque la verdad es que no tengo ganas. Pero al menos que sirva para algo y quede constancia de que ando muy alejado de la comedia absurda últimamente. Mi umbral de tolerancia esta muy bajo últimamente, o muy alto según se mire y no tengo ganas de muchas soplapolleces y películas como “El Dictador” o “Infiltrados en Clase” no las he comentado porque las he quitado a los 10 minutos.

En cambio “Ted” la he podido ver entera e incluso ha podido arrancarme alguna sonrisa de vez en cuando. Pretende identificarse con cierta generación en la que me veo reconocido, aunque el protagonista tenga un par de años menos que yo. Puedo reconocerme en los elementos de frikismo y en esa reverencia a “Flash Gordon”, con la que me identifico porque fue la primera película que fui a ver dos veces al cine de niño. Pero en ser un porrero redomado cuya mayor afición es ponerse hasta el culo de marihuana en el sofá con su oso parlante, pues ya no me me siento identificado.

Josh era un niño sin amigos, pero una navidad le regalaron un osito de peluche que se convirtió en su único amigo y confidente, tanto que una noche deseo que tuviera vida y fuera realmente su amigo y shazam…. por la mañana su deseo se había hecho realidad y Ted estaba vivo dando un susto de 3 pares de cojones a sus padres.

Ted se convirtió en un fenómeno mundial al ser un peluche vivo, pero ahora han pasado los años, ya no es novedad y Josh y el siguen llevando esa vida de porrero de sofá, trabajo de mierda y poco mas, pero en ese «poco» mas, aparece Mila Kunis como su novia desde hace 4 años. El conflicto es inevitable y Josh tendrá que decidir si dar un paso adelante con su chica o si seguir viviendo en la nube de porros e infancia eterna.

No aburre, tiene algunos puntos graciosos y bestias y tiene eso de irte de fiesta y filetes con el prota de Flash Gordon, el vecino chino violento y su pato que se llama James Franco. Especialmente memorable el momento de recitar nombres de chicas white trash (chonis en el doblaje).En fin, que no me ha resultado tan insoportable ni tan absurda como las dos películas que mencionaba al principio. Desde luego no pagaría una entrada de cine por verla, pero es que ese es un limite que cada día va a estar mas alto y ya no se puede gastar el dinero en cualquier chorrada.  Es una película que puede que sea mas divertida contada (no por mi) que vista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.