Stephen King’s N.

Stephen King’s N.

“Six is fix, but eight is straight …”


N es la versión en papel tradicional, de un cómic que se ha publicado online en forma de 25 mini episodios de 2 minutos. Ahora esta disponible en cómic de toda la vida en 4 números que nos cuentan esta historia totalmente deudora de Lovecraft. Es un homenaje en toda regla, desde la ambientación, al nombre del ente universal malvado, que no es Cthluhu pero es Cthun que suena parecido y que a todo WoWero sonara por ser, aparte de un servidor :p, un boss de los jodidos de los de antes de la primera expansión, y que tambien provocaba en el juego y el comic, locura… casualidades de la vida.

Esta versión esta dibujada por Alex Maleev, del que ya tuve una buena ración de su dibujo en la etapa intensiva que tuvo con Bendis en Daredevil. De la adaptación del guión se ha encargado Mark Guggenheim, con la supervisión de Stephen King. Es solvente el dibujo, pero demasiado tirando a realista en algunas ocasiones. Esa sensación de foto retocada a lápiz no me acaba de convencer aquí. Prefiero el estilo oscuro y duro de la etapa de Maleev en Daredevil.

Este cómic nos cuenta la historia de un psiquiatra que se suicida. Nada excesivamente raro en dicha profesión, pero el caso es que nosotros entramos en la historia a través de la explicación que da la viuda del psiquiatra, del caso que este estaba llevando en el momento de su muerte, y que era el de un paciente que también a su vez se había suicidad.  Todo tiene que ver con unas piedras que hay en un campo y que según el momento en que mires, hay 7 o hay 8 piedras. Quizás veas 7, pero al sacar una foto haya 8, el caso es que lo correcto es que haya 8, porque esas 8 piedras son las que previenen y mantienen encerrado a un dios/ente universal y maligno, y es a través de la percepción de las piedras como se mantiene encerrado. Según mas se acerquen los solsticios mas fácilmente se verán 7 piedras, y alguien tendrá que ir mirar a través de una cámara, de un film transparente de lo que sea para ver 8 y que al volver a mirar con los ojos, siga habiendo 8.

Esta labor de vigilante recae sobre todo aquel da con aquel campo y mira las piedras y crea una obsesión, que deriva directamente en un trastorno obsesivo compulsivo, de contar permanentemente las cosas y que deriva en el suicidio del vigilante y la necesidad de uno nuevo para que C’thun no escape a su milenario encierro.

Como decía, un argumento totalmente Cthulesco y Lovecraftiano. Un divertimento sencillo para el lector y estoy seguro de que para el propio Stephen King que le apetecía jugar con viejos dioses malignos e iconografía lovecraftiana. Las cajas con cartas, informes escritos a mano y demás elementos que se ven al principio de cada cómic son totalmente carne de “La llamada de Cthulhu” como cualquier rolero aficionado al atrezzo se fijara. Rápido de leer en una sentada, y entretenido sin mas complicaciones. Yo lo recomiendo, no se si como para comprarlo, pero si como para descargar al menos, y ya sabéis que el nombre de los que sea seguido de Taringa en Google suele llevaros a buen puerto.

3 Replies to “Stephen King’s N.”

  1. Muy buena historia la de N. Yo el cómic no lo he leído, pero sí he visto los capítulos animados por internet y he leído el relato… muy buenos! Pero claro, por internet no tiene el encanto del papel. Bueno, habrá que tenerlo en cuenta!

    1. Yo solo lo he leído, el tema de ver los capítulos no esta demasiado accesible y ese tipo de formatos no me acaban de convencer… Igual en el iPad es diferente, pero ver asi en youtube no me acaba de llamar la atención.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: