Stephanie

Stephanie

Hoy toca recomendaros una película “Bloomhouse” de 2017 que une dos de las cosas que mas yuyu dan en la vida, por un lado Niños y por otro, una amenaza global incognoscible. Partiremos de la base de que es una película de la que es mejor saber poco y dejar que se vaya desarrollando por si misma y añadiendo la información que el guion cree oportuno dar a cada momento, la cual es escasa pero suficiente. A ese respecto, el trailer, por llamarlo de alguna manera que he puesto al final, es completamente seguro y libre de spoilers, os vais a quedar tal cual, pero es que es lo que requiere la película.

En un ejercicio arriesgado, la película empieza por la parte que mas mal rollo da y que mas hace que se te pongan los pelillos de la nuca como a un erizo. Empezamos por el terror y ya luego derivamos al falso thriller científico-familiar en el que se nos suaviza lo justo para que nos olvidemos que estamos ante una peli de terror puto y duro e intentemos comprender qué cojones está pasando mientras negociamos con nosotros mismos si nos vamos a comer un sopapo final o no.

En esta primera parte, que vista de noche y acompañado de gatos a los no que les gustan un pelo los gruñidos en dolby digital, es la que te pone de aquella manera. Y es esta parte en la que la función es mantenida y tutelada por la niña protagonista en solitario. Una niña sola en una casa, con la única compañía de una tortuga de peluche, un conejo que se la ha escapado y bueno, algo mas que no digo pero que algo de compañía también puede hacer en un momento dado. Y ademas, una amenaza externa incognoscible que molesta, pero que con las debidas precauciones no impide el diario devenir de esta apañada niña.

Y ya no digo mas, tan solo que la película luego deriva un poco en cuanto aparecen mas personajes y eso hace que tengamos el respiro inquieto necesario para intentar averiguar que está pasando en el mundo y como es que se está yendo a hacer puñetas. Muy recomendable y en mi opinión, bastante superior a “Un Lugar Tranquilo/A Quiet Place“. Ya ni punto de comparación con las creepypastadas de mierda que se olvidan de que aquí a lo que hemos venido es a sufrir y no a que nos den lecciones. Si necesitáis un aliciente extra sin spoilers os diría que Lovecraft daría el visto bueno a la trama. Ademas tenemos a nuestra querida “Anna Torv/Olivia Dunham” ya que el director, Akiva Goldsman, lo fue también de algunos episodios de la añorada “Fringe” (y de la estupenda Star Trel Discovery). La tercera pata del banco es para un Frank Grillo que cumple como suele hacerlo, aunque es el menos protagonista de los 3. En esta función las mujeres llevan la voz cantante, la mala leche y manejan las opciones. Una película que ha pasado desapercibida pero que te deja de lo mas satisfecho y que no tiene el mas mínimo complejo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.