Star Crash: Choque de Galaxias

Star Crash: Choque de Galaxias

Título original: Scontri stellari oltre la terza dimensione
Dirección: Luigi Cozzi
País: Italia
Año de producción: 1978
Géneros: Space Opera, Exploitation
Estreno en cines: 08/03/79

Ojalá hubiera visto esta peli de chaval y mas aun, ojalá hubiera tenido ese poster en mi habitación. Pero se ve que quedo perdida para mi, en el gap de años que van desde su estreno, hasta la edad en la que tuve vídeo en casa, que no fue la mas temprana tampoco. Supongo que para entonces ya era demasiado vieja o que se yo, lo cierto es que no recuerdo haberla visto o que me llamara la atención en el videoclub.

El caso es que nunca es tarde y la vida está llena de películas sin ver, así que aprovechando las profundidades mas sórdidas de Filmin, me he propuesto remediar sin falta esta carencia en mis visionados espaciales. Poco me importa que se conciba o considere como una exploitation de Star Wars, lo único que importa es oír a otra gente hablar con tanto cariño de semejante película. Y desde luego cariño y buena gente hay que ser para mirar con ojos adultos inocentes semejante “maravilla”. Solo ver a Joe Spinnel de malo, dándolo todo, uno tiene que subirse al carro. Por algún motivo, tanto Joe Spinell como Caroline Munro parecen estar pasándoselo estupendamente rodando Stracrash, pero es algo contagioso y uno no puede evitar venirse arriba.

Poco importa la cutrez extrema de los decorados, variados eso si, de las naves… que como pronto descubrí, a pesar de cutres y lamentables planos, han servido para dos películas. Al menos es variada y atrevida, desde la visita al planeta de las amazonas y el ataque del robot “gigante”, a fugas de prisión, duelos a sable láser a cargo de nada menos que David Hasselhoff contra robots asesinos, robots mas simpáticos, etc.. Todo en ella es de una morro y una desvergüenza que se te mete dentro y no te queda mas remedio que unirte a la fiesta, aunque tan solo sea por conservar la cordura. A todo ello hay que sumarle tener de emperador galáctico a nada menos que a Christopher Plummer, contar con el apoyo de Roger Corman y una banda sonora compuesta por John Barry. Poca broma con el proyecto.

Es tal el cariño y que se le tiene a esta película que no solo tiene una secuela, de la que hablaré otro día, sino que incluso existe un libro que continua las aventuras de Stella Star “Curved Space: The Adventures of Stella Star” con introducción de la propia Caroline Munro y de Luigi Cozzi. Puede que no sea una película necesaria, pero es una película imprescindible. Hay algo en ella, un aura de desfachatez y a la vez ingenuidad, de plagio sincero y amable, de conjunción de variables, que hacen de ella algo ciertamente “especial”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.