Star Wars: Las Tropas de la Muerte

Star Wars: Las Tropas de la Muerte

Por culpa del “Star Wars: The Old Republic” estoy en un fase muy starwasera, lo cual no es para nada excluyente de mi condición de trekkie y como andamos en plena moda zombie mundial, no es de extrañar que pasemos a dimensiones galácticas cuando de comer cerebros se trata. Estas navidades me he regalado este libro del que ya os hablé cuando tuve noticia de él y tengo que decir que aunque no esperaba nada, me ha hecho pasar un buen rato y me lo he metido entre pecho y espalda en un volao y me he quedado con ganas de mas.

En esta incursión del género zombie en el universo Star Wars, nos encontramos un par de años antes de los sucesos del Episodio IV: Una nueva esperanza. Podría haber ocurrido en cualquier otro momento, pero es que se da el caso de que tanto Han Solo como Chewie, se ven metidos en este tremendo lío que supone un estallido zombie en la flota imperial.

Un Wookie Zombie no es cosa de broma

Nuestros viejos amigos viajan “cómodamente” en las celdas de aislamiento de la nave prisión imperial “Purga”. A bordo de dicha nave penitenciaria, un buen número de presos son conducidos a alguna colonia penal del imperio, cuando en su camino sufren una avería en los propulsores en una zona mas bien yerma del espacio. Muy convenientemente, localizan cerca un destructor imperial al que pedir ayuda, pero cuando se aproximan, los bioscaners muestran que no hay apenas rastro de las mas 10.000 almas que suelen poblar un destructor. Apenas hay una docena de signos de vida.

Desde la Purga y mientras vamos conociendo a algunos de los presos, a algún psicópata imperial y a la doctora Zahara Cody, se envían un par de grupos al destructor, pero solo uno vuelve y parece traer consigo alguna clase de enfermedad que no es detectada por los bioscanners. En pocas horas la enfermedad hace estragos y con una tasa de mortalidad del 99,7% solo unos pocos son inmunes a ella, siendo la doctora una de ellos. A partir de su inmunidad sintetiza un antivirus, pero no queda ya nadie a quien inocularlo excepto los presos que están en las celdas de aislamientos y que tan bien conocemos.

A partir de aquí, se dará una lucha por la supervivencia del grupo inmunes protagonistas muy agravada en cuanto los cadáveres desaparecen y empiezan a aparecer en modo zombie colmena, con comportamientos extraños y cierta capacidad de aprendizaje y no tan descerebrados como pudiéramos esperar. Al fin y al cabo, si hay via libre para que los zombies sean infectados en la tierra, como para no haberla en el espacio profundo y preterito  de Star Wars.

Al principio me temía yo que quedara una historia demasiado buen rollista donde todo le saliera bien a todo el mundo, pero enseguida se me ha quitado esa inquietud y he podido «respirar tranquilo» en ese aspecto. No es que sea una historia terriblemente compleja ya que tampoco dan para mas sus 250 paginas, pero al menos no nos andamos con lios de jedis o siths que distraigan del hecho claro y rotundo de tener que buscarse la vida para sobrevivir a una horda de miles de zombies que pueblan ambas naves imperiales.

Para esos temas se acaba de publicar, por el mismo autor, Joe Schreiber, una precuela titulada “Red Harvest” , aunque muy anterior en el tiempo que tiene lugar en una academia Sith y a la que tengo ya ganas de echarle el guante en cuanto salga por estos lares. En cuanto a la historia de “Las Tropas de la Muerte”, tengo que decir que el personaje de la Doctora Zahara Cody me ha parecido muy goloso y puede que me lo agencie como background a rolear para hacerme una healer en el The Old Republic. Eso de niña rica de buena familia imperial con conciencia humanitaria que decide como destino, ser medico en una barcaza prisión y su torta de realidad me ha gustado bastante.

Los personajes de Han Solo y Chewbacca son comparsas de la historia y mas un reclamo que otra cosa, porque el resto de personajes son mucho mas interesantes, ya no solo la mencionada doctora, sino también el oficial imperial psicópata, el par de hermanos Coreallianos y la historia previa con el padre de estos e incluso el droide medico “Basura” son personajes mas interesantes y con mas matices que el par de contrabandistas por excelencia.

 

En resumidas cuentas, he disfrutado mucho con el libro, no deja de ser un entretenimiento puro y duro, pero que abre las puertas al genero de terror en Star Wars y que parece que ha tenido una buena acogida. Por de pronto yo estoy deseando pillar por banda el “Red Harvest”, lo compraré y es que no hay quien pueda resistirse a esa portada de Sith infectado. T-Virus + Midiclorianos + Fuerza + reverso tenebroso= flipada total que hay que leer si o si. Recomendable, aunque no barato, 18€ por 250 paginas. En el espacio, también pueden comerte el cerebro.

7 Replies to “Star Wars: Las Tropas de la Muerte”

  1. Unai, me ha molado tanto el tema que me he tomado la licencia de fusilarte esta entrada del blog en el programa de esta semana, debemos promover la lectura de vez en cuando 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: