Stake Land

Stake Land

Stake Land” nos plantea sin miramientos, una situación de Apocalipsis vampírico sin solución, al estilo de lo que ocurría en “Soy Leyenda” o en “El Pasaje”. Estamos mas acostumbrados al Apocalipsis zombie, pero el vampírico brutal, a mi personalmente me pone mas “de aquella manera”. Tratamos con vampiros al estilo depredador animal. No humanos con cierto gusto por la sangre, sino más bien infectados que se convierten en animales depredadores sin sentimientos, ni restos de personalidad humana.

Le tenía ganas a esta película y más después de ver las buenas criticas que esta teniendo. Más aun cuando parece recordar tanto a “The Road”, la cual disfruté mucho. Y no andaba desencaminado porque la pareja protagonista también emprende un viaje hacia la supervivencia, en este caso siempre rumbo norte, hacia Canadá y algún lugar llamado “New Eden” donde el clima frío mantenga alejado a los vampiros.

Empezamos sin más miramientos, con el desastre recién comenzado y la infección propagándose y así es como conocemos a Martin (Connor Paolo) y a su familia, que se disponen a abandonar su casa y a huir de lo que en efecto es un Apocalipsis vampírico sin control. Un vampiro ataca y mata a los padres de Martin en un momento en que este está fuera del garaje, y ahí es donde conoce a “Mister” (Nick Damici) quien parece que estaba persiguiendo al vampiro. Empezamos fuerte con el tema y sin escatimar en crudeza al haber un bebe de por medio que sirve de postre.

A partir de este comienzo tan perfecto, tendremos a nuestros protagonistas y su camino hacia el norte. Mister ira enseñando a Martin todo lo necesario para acabar efectivamente con las diferentes variantes de vampiros, le fabricara un par de estacas que siempre llevara colgando de los brazos en sendas cartucheras e ira creando un vínculo con el chaval mientras cruzan lo que queda de los estados unidos como buenamente pueden.

En ese viaje se cruzan con una monja (Kelly McGillis) que es perseguida por dos hombres que parece que van a violarla  y Mister se los carga sin andarse por las ramas acogiendo a la monja en particular viaje. El problema es que los tipos que se ha cargado, son dos miembros de “La Hermandad” una banda de cristianos a los que se les ha ido la olla totalmente y que hacen y deshacen a su antojo, asesinando, violando, usando a los vampiros como arma biológica contra los núcleos de población que buenamente resisten como pueden y siendo bastante peores que los propios vampiros. Y liderando esta hermandad tenemos a Jebedia Loven (Michael Cerveris, que así dicho no os dirá nada, pero es el observador de Fringe) que además es el padre de uno de los tipos que Mister mata cuando salva a la monja.

Y no merece  la pena contar más allá de esta presentación de personajes y de dejar claro que es una Road movie post-apocalíptica sin chorradas, sin apenas concesiones mas allá de que en la fría determinación de Mister hay cabida para la esperanza y para echar una mano a quien lo necesita haciendo así que la pareja protagonista se vea acompañada mas tarde por una chica embarazada y por un ex militar en su búsqueda de climas fríos. Me declaro fan total de Mister como héroe del año a la altura del “Troll Hunter”. Es un tipo duro, en teoría frío y con las ideas muy claras en cuanto a como sobrevivir y en como hacer de Martin un individuo capaz no solo de sobrevivir, sino de ser un buen cazador de vampiros.

He disfrutado mucho la película. Como solo se pueden disfrutar estas películas donde todo se ha ido a la mierda, no hay esperanza de que el mundo vuelva a ser como antes y donde la supervivencia es el motivo para levantarse cada mañana. Me ha parecido una película muy seria, con sus dosis justas de casi todo y por ello perfectamente equilibrada. El único “pero” se lo pongo a que no haya ninguna explicación, ni mínimamente patillera para justificar el cambio de Jebedia con respecto a la norma. Me ha gustado el final, las dosis de gore justas, empezando por el bebe del principio y acabando por la escena del enfrentamiento final y me ha gustado el planteamiento general de la película. La recomiendo totalmente y es muy muy disfrutable. Solo una advertencia.. el poster no le hace juticia y puede dar a entender una clase de pelicula que no es.

6 Replies to “Stake Land”

  1. Muy buena crítica. A mí me gustó mucho esta peli. Creo que es honesta y efectiva y cuenta una historia muy equilibrada.
    Tampoco me acabó de encajar mucho lo de la transformación pero bueno, aceptamos pulpo.

Deja un comentario