Serenity

Serenity


Título original: Serenity
Dirección: Steven Knight
País: USA
Año de producción: 2019
Géneros: Drama Fantástico

Hay veces que uno siente una perturbación en la fuerza, siente como una oleada de odio recorre las redes, los medios, las puntuaciones de los sitios de notas de películas. Toda esa fuerza negativa te eriza el cabello de la nuca y debes ir a buscar su origen mientras la sangre aun enturbia el agua. Entonces ves que esas fuerzas van dirigidas contra una película llena de oscarizables y talentosos actores, dirigida por el perpetrador de la interesante «Locke» y responsable de series cojonudas como «Taboo» y «Peaky Blinders» y no puedes comprender que ha pasado, a quien ha enfadado o que ha podido hacer que provoque tal corriente de negatividad.

Así que tuve que indagar y lanzarme a la caza del proverbial atún con el bueno de McConaughey y aun estoy en shock. Aun no me atrevo a decir que esto es una puta mierda. Si tuviera que decantarme por algo sin pensarlo mas, en todo caso podría llegar a decir que es tan mala en su inclusión del componente fantástico y falla tanto en su maridaje con el thriller mas tradicional, que es automáticamente una obra digna de culto y estudio. No voy a spoilear nada en cuanto a que es lo fantástico, lo poco que pega y lo absolutamente nada que aporta a pesar de ser el todo absoluto del que parte la historia.

Digamos tan solo que estamos ante un thriller isleño tradicional con looser pescador obsesionado con un atún, porque lo de las ballenas blancas está muy visto, que solventa sus problemas económicos para ir tirando con las deudas, siendo el Toy Boy de una siempre bellísima Diane Lane. Todo se va al garete cuando aparece la Femme Fatale en escena, trágica ella como mandan los cánones y portadora de la desgracia a su alrededor, que de paso es la ex novia del protagonista y madre de su hijo.

Todo lo normal de la película, está bien. No es espectacular, pero está bien y vas con ello a pesar de las extrañezas que ves junto a comentarios o diálogos que no ves que encajen del todo, o incluso personajes. Luego se descubre el tomate y te quedas picueto, innecesariamente picueto. Me dices que esta película es el resultado de perder una apuesta o de un «no hay huevos», seguido de un «hold my beer» y no solo me lo creo, es que hasta respiro aliviado. No me siento capacitado para juzgar si debéis o no verla. Creo que las escalas normales no sirven, ni hacen justicia a la hora de medir semejante acto de creación/destrucción cinematográfica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.