Red, White & Blue

Red, White & Blue

Red, White & Blue” es como mínimo una película sorprendente, cuando no directamente desconcertante o perturbadora. Estaba advertido ligeramente de que el inicio era lento y en efecto, uno va viendo una presentación de personajes, lenta, con pocas palabras, pero con mucho que ver. Dice mucho de cada personaje, aunque use muy pocas palabras, pero la parte negativa del asunto es que puede que no sepas que leches estas viendo, ni si te merece la pena. Quiero decir que yo no he sabido nada apenas de la película, tan solo que teóricamente merecía la pena darle la oportunidad.

Llevo un rato pensando en como abordar esta review y aunque me quede muy breve voy a optar por no contar prácticamente nada de la trama porque me parece que es una de esas películas que merece la pena totalmente irla descubriendo minuto a minuto y luego ya si eso en los comentarios podemos explayarnos si alguien quiere comentar algún aspecto o quiere aclararme el final, porque me dejó un poco pa’lla la foto.

Lo que puedo contar de la película es que nos presenta a 3 personajes cuyas vidas se cruzan en distintas circunstancias y a los que la película nos presenta de una manera muy pausada y dedicándole un buen tiempo para evitar cualquier atisbo de maniqueísmo. Hay que conocerles y comprenderles a los 3 de forma de que ocurra lo que ocurra no tengamos la tentación de clasificar las cosas entre buenos y malo. Todos tienen “su aquel” y simpatizaremos mas con Nate y disfrutaremos de sus habilidades aunque si nos paramos a pensarlo y a darnos cuenta de donde vienen esas capacidades, nos tendríamos que replantear esa simpatía y porque la tenemos nosotros que vivimos en un mundo donde nos gusta presumir ver todo en blancos y negros desechando el enorme gris de las circunstancias.

Es complicado hablar sin contar nada, pero es que no quiero ni estropear el inicio tan abofeteante que tiene Erica y que ya te deja descolocado con la frialdad del tema. Solo recomendarla totalmente. Ha sido un descubrimiento desconcertante, progresivo, porque la película va girando hacia otra cosa a medida que las circunstancias se van desencadenando y que esta rodada de una manera diferente, pausada, visual, tranquila y brutal como la hoja de un cuchillo, frío si… pero frío sangre, frío dolor. Una historia de 3 personas seriamente dañadas por sus circunstancias y que convergen en un momento de sus vidas.

Es una película enferma por momentos, de trago incomodo en otros momentos, no es fácil de ver, ni de digerir y yo diría que es lo mas gafapastil dentro del cine de genero que podemos ver ahora mismo. Va por el camino difícil y no tiene la mas minima intención de hacernos sentir cómodos en ningún momento, ni siquiera con nosotros mismos, que como digo… tendríamos que plantearnos con que asentimos al ver la película. Utiliza ademas la banda sonora de una manera entre desquiciante y de ralladura mental total en su tramo final que no nos hace ningún favor a la hora de llegar cómodos al final…. y no lo digo a malas, porque en vez de ser todo lo molesta que podría ser en circunstancias normales, aquí el score suena como sonarían nuestros nervios al tensarse y nuestra cordura al esconderse bajo la alfombra para dejar salir a la bestia vengativa que puede que llevemos dentro.

Es todo…. es que no pienso ni acotarla dentro del subgénero concreto al que pertenece… merece la pena verla, y con eso ya sabéis todo lo que necesitáis saber. Yo os pongo el trailer pues para los que directamente no la vayan a ver, pero recomiendo no verlo, porque además no da una imagen ni mínimamente aproximada de lo que es la película y esta montado de una manera que no corresponde con la cronología real de los acontecimientos y para eso es mejor afrontarla sin ninguna expectativa precia y sin pensar que van a ser cosas que no son.

4 Replies to “Red, White & Blue”

  1. Una auténtica delicia!
    Es lo que tú dices:te enfrentas a ella no sabiendo nada y te desconcierta por momentos,la adscribes al género del drama y error !!!,da un paso de gigante y te presenta los infiernos personales con una fotografía excelente y te invita a que curiosees en ellos lo que quieras (con todo el horror que eso supone)
    Consigue que la víctima sea verdugo y viceversa y que sientas lástima por todos y cada uno de ellos,que te pongas en su piel (y nunca mejor dicho…).
    “red white and blue” es una de esas películas que te pones por curiosidad y que se convierten en imperscindibles una vez que las terminas.
    saludos

Deja un comentario