Rabbit Hole

Rabbit Hole

Sigamos repasando las nominaciones a los Oscars. Esta vez una que no esta a mejor película, pero cuya actriz principal si que está nominada a mejor actriz por su papel en esta “Rabbit Hole”. Ya desde aquí os digo, que no es para tanto.. sigo apostando todos mis tazos por Natalie Portman. Pero vaya que no es cuestión de fanatismos, es más… que a mi “La Kidman” me gusta desde que era crío y hacia el cabra con la BMX en “Los Bicivoladores, así que prejuicios no le tengo ninguno. Hasta puedo perdonar lo de perder el tiempo con Tom Cruise.

Rabbit Hole” es la adaptación de una novela, que es a su vez la adaptación que el propio autor (David Lindsay-Abaire) hace de su propia obra de teatro ganadora del Pullitzer en 2007. En dicha historia nos presentan a Becca (Nicole Kidman) y Howie (Aaron Eckhart). Nos asomamos a la ventana de este matrimonio, casi un año después de que una concatenación de sucesos terminara con la muerte de su hijo. No vemos en ningún momento tal hecho, ni se va a lo facil con el tema… es algo que ocurrió en su día y cuyo hecho concreto no es el protagonista de la historia, si que lo son sus consecuencias.

Aún tienen los dibujos de Danny (el hijo) en la nevera, el cuarto sin cambiar, la ropa de niño en los cajones y nada hace ver que no hay un retoño en esa casa, salvo su ausencia y el dolor mas o menos sordo de sus padres. Han pasado meses y no es que sea un llanto constante, sino que vemos una pareja destruida como tal, intentando acostumbrarse a ese peso y a comprender que nunca va a desaparecer.

Cada uno lo lleva como puede, como siempre en estos casos, existe el conflicto por la diferente medida del dolor, o mas bien de cómo exteriorizarlo de cada uno y la crisis en el matrimonio es profunda, como no podría ser de otra manera. A partir de aquí entran en escena mas personajes como una estupenda Dianne Wiest como madre de Becca, que también perdió un hijo, aunque ya de mayor y a causa de las drogas, Sandra Oh, como otra madre que pierde un hijo y a la que conocen en el grupo de apoyo al que intentan acudir, y Miles Teller como Jason, el chico que atropella al Danny y con el que Becca establece una relación que finalmente es el pilar de la película y de su resolución.

Es un drama crudo y sencillo, sin ir a la lagrima fácil ni al sentimentalismo barato y que tiene ese toque a esperanza y regustillo a ligero sermón si queremos cogerlo por ahí, pero que creo que puede ser realmente valido para este caso y se lo perdono, si es que lo hay. Ahora bien, tampoco hay mucho más. Es una historia intima, personal, sencilla y directa, pero tampoco es para tirar cohetes y no me atrevería yo a decir que esta mejor Nicole Kidman que Aaron Eckhart (que bien está este hombre siempre). Es más, me atrevería a decir que es muy superior el papel de él que el de ella, y más ingrato.

Recomendable si la encuentras haciendo zapping porque si no, es difícil encontrar un momento para ver una película como esta. Yo solo la he visto por la nominación. No me arrepiento en absoluto, es solo que veo difícil que me hubiera interesado por ella de otra manera. Todo correcto, todo bien, pero no le soy el Oscar a Nicole Kidman, y menos cuando ni siquiera me parece la mejor, ni la segunda mejor de la película.

3 Replies to “Rabbit Hole”

  1. Precisamente porque nunca es buen momento para ver esta película, la he visto esta tarde un poco por ir viendo cosillas pendientes.
    Y si bien, como tu dices no es de lagrima fácil pero he llorado en un par de ocasiones, tal vez sea que no estoy en mi mejor momento emocional y toda la historia me ha traído a la memoria recuerdos lejanos.
    Es una buena película, sencilla, cotidiana y agradable. Simplemente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: