Perros de Paja (1971)

Perros de Paja (1971)

Como dentro de poco se estrena el remake de “Perros de Paja” y yo tengo mis serias diferencias con Sam Peckinpah y tengo mucho de él sin ver, me decidí a ver la original hace unos días. No deja de ser una película mitificadas de toda la vida, así que si hay que buscarle un hueco o una excusa como es la del remake, pues se busca, para poder hablar con propiedad.

El argumento es simple. David Sumner (Dustin Hoffman) es un científico americano que para centrarse en sus investigaciones necesita algo de paz y calma, por lo que decide trasladarse con su esposa Amy (Susan George) al pueblo donde ella creció en la campiña británica, pero en un pueblo perdido de la mano de dios donde tiene pinta que todos se casan con sus primas…. En fin… vendría a ser la visión de Peckinpah de lo que seria un pueblo Hellbilly inglés.

En la apartada casa donde van a vivir tiene un garaje que necesita reparaciones el tejado, para lo cual David contrata a una cuadrilla de mozos del pueblo, que como todos por allí están bastante pasados de vueltas y que le toman por el pito del sereno, por no hablar de que su cabecilla, fue novio de Amy en otro tiempo. Las cosas se empiezan a ir de madre con las burlas y el atrevimiento de los mozos contra David, hasta que todo se sale de madre con Amy, o en fin… que la Amy es una “joyita”… al fin y al cabo es del pueblo en cuestión.

Escena incomoda como pocas… como toda la película. Si algo tengo que reconocerle al cine de Peckinpah, es que me pone nervioso, incomodo, sucio, huele a sudor rancio, a madera vieja y mohosa, no estoy a gusto con sus formas y se me hace difícil acabar de ver las películas. De todas formas le reconozco a esta película que su parte final, aunque no me la creo en absoluto, me gustó bastante. El paso de pardillo nerd a ángel vengador es muy irreal, pero tampoco importa mucho porque al final todo no deja de ser una simple excusa para dar rienda suelta a la violencia.

Poco más que contar, el nerd se enfada y la lía, los malos se pasan de tontos y la mujer pasa de rubita tonta a tonta absoluta y además hijadeputa, para rematar la faena. Tiene sus puntos la película, como la escena inicial que no es mas que las tetas empitonadas de Susan George, no voy a llamarlo de otra manera, porque es lo que es y es lo que el director quería enseñar. El atacante de la risa desquiciante es un elemento de esos que hacen que quisiera dejar la película a medias. Y la violencia en si, pues queda muy desfasada hoy en día y la tensión que pretende crear o que seguramente creara en su día, a mi a día de hoy se me convierte en simple incomodidad.

Veremos el remake, pero me parece que un lavado de cara le hace buena falta, porque a pesar de lo mitificada que esta la película, hoy en día se queda en floja, increíble, histriónica y muy simplona. Puede ser parecido a lo que pasaba con “La violencia en el sexo” y su remake “I Spit on your grave”, que es una reversión que sobrepasa con mucho a la original. El morbo supongo que estará en ver como se trata a día de hoy la escena de sexo en cuestión, pero a mi me interesa mas ver como hacen creíble que a la cuadrilla de trabajadores se les vaya la olla de la manera en que se les va, porque aquí el asunto del tonto del pueblo esta muy forzado desde el primer minuto. De momento, sigo sin cogerle el gusto a Peckinpah.

Tras el corte tenéis el poster del remake y su trailer

5 Replies to “Perros de Paja (1971)”

  1. A mí sí que me ha gustado siempre Peckinpah. Aunque es cierto que sus películas podían llegar a hacerte sentir incómodo. Yo la vi en el cine, en una de esas sesiones dobles de los cines de barrio , a mitad de los ochenta. La vi porque parecía una de esas pelis míticas por cómo hablaba todo el mundo de ella. A mí no me gustó y de hecho me decepcionó.

  2. Pues a mi me encantó. Es cierto que Peckinpah no es para todos los públicos. Y con ello no quiero decir que los que le adoramos seamos más guapos y más listos, sinó que no todos comungan con su universo de violencia gratuita, misoginia, etc.
    En cualquier caso, un cine tan personal como el de Sam NO necesita remakes, no tiene sentido!
    Prueba con “La huída” y “Grupo Salvaje”. Si no te molan, no hace falta que sigas con el resto de sus pelis!

  3. Pues entonces ya casi que no pruebo mas porque “Grupo Salvaje” me costo terminar de verla todo y mas. No me gustó nada de ella. Esta claro que no sintonizo con Peckinpah.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: