Operación Muerte

Operación Muerte

“Los muertos nunca han podido contar su experiencia de la guerra. Yo puedo hacerlo. Cuando dibujo una historieta sobre este tema noto cómo me invade la rabia. Imposible luchar contra ella. Sin duda este sentimiento terrible es producido por las almas de todos estos hombres muertos hace mucho tiempo” 

Con esa explicación mucho mas extendida, termina este tomo de 368 páginas. Explicación en la que Shigeru Mizuki repasa las diferencias entre la historia que el mismo vivió en aquella isla del pacifico, y lo que cuenta en el cómic. Y es que este hombre, que tiene ya 90 años, escribió este tomo allá por los años 70, relatando su propia vivencia personal durante la segunda guerra mundial.

Mizuki, relata el absurdo de las decisiones militares de aquella guerra perdida de antemano y de una manera que me ha parecido genial, muestra su vivencia a través de unos personajes muy peculiares. Y lo hace sin caer en el victimismo barato, ya que aunque en aquella operación militar, sufrió de malaria y perdió un brazo en un bombardeo americano, no relata en primera persona nada de lo sucedido.

Y me parece genial la forma que tiene de meternos en el bolsillo por la manera que tiene de dibujar. Es un artista tremendamente detallista y realista en cuanto al mundo se refiere. El contexto, la jungla, los enemigos, los bombarderos, los barcos de guerra, los cañones, un campo sembrado de cadáveres, todo tiene un detalle y un realismo asombros y que contrasta drásticamente con el dibujo de los protagonistas.


Mizuki usa un dibujo casi caricaturesco y viñetas plagadas de onomatopeyas para mostrar a los personajes y consigue con ello que el dibujo menos realista sea el que muestre a las personas y las emociones más reales, frente al realismo de algo tan manufacturado como la guerra. Así es como vemos a estos personajes, morir uno a uno, cada cual a muertes mas absurdas, mientras se preparan para la invasión aliada, para posteriormente morir en acto de servicio e incluso tener que recibir las absurdas ordenes de realizar una “Operación Muerte” (Gyokusai) donde se les ordena morir a todos absurdamente sin el mas mínimo sentido táctico.

Me ha parecido un cómic soberbio y lo he “disfrutado” mucho. Las comillas son porque uno se siente contagiado por la rabia que comenta Mizuki al final de su libro, todo es absurdo, todo es una estupidez y eso del honor y todas esas gaitas japonesas, quedan reservadas a 4 oficiales, mientras los hombres de a pie, los soldados son usados y tratados como insectos. Nada que no sepamos, que en la guerra siempre mueren los mismos, pero contado de una manera que merece la pena ser leida. Muy recomendable.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.