Noche de Miedo

Noche de Miedo

Sobre la “Noche de Miedo” del 85 tengo que decir que tengo fresco en la memoria el recuerdo de que no me dejaron entrar al cine a verla. No se que tripa se les rompió a mis padres aquel día, porque aunque yo solo tenia 10 años, me consta que cosas peores había visto, algunas incluso en el cine cuando el de la puerta hacia la vista gorda y te dejaba pasar con los padres, aunque la película estuviera prohibida para menores y no tan solo recomendada como ahora. Tengo el recuerdo del extinto cine Astoria en Bilbao, de haber ido con mis padres hasta la misma taquilla con la esperanza de que se les ablandara el corazón y me dejaran pasar mi rato de miedo.. pero no.

Me dieron 40 duros, unos colmillos de plástico que regalaban en la puerta del cine y me tuve que ir a los recreativos que había en aquel entonces en la plaza Campuzano a gastarme lo menos posible y alargar cada moneda 5 duros todo el tiempo posible. Dicho lo cual, en cuanto a los pocos meses salió en video, la vi como es de ley y no la había vuelto a revisar hasta esta semana que quería verla antes de ver el remake. Y bien… mis recuerdos eran mejores que la realidad, o mis ojos diferentes. O es que quizás no tengo el gen de la nostalgia tan desarrollado como todos esos que con 10 años menos que yo ahora resulta que son tan fans del cine de los 80.

Pero de lo que se trata es de comentar el remake que vi ayer por la tarde aprovechando que el estreno se adelantó al jueves. Con el recuerdo muy fresco de la original, me he sentado en la sala casi totalmente vacia a las 5:30 de la tarde y he comprobado desde el primer minuto que las diferencias iban a ser sustanciales. Y añado, en mi opinión, para bien ademas. El lavado de cara era necesario y la caspa de entonces y las actuaciones de baratillo de los actores originales hoy no se pueden aguantar.

El asunto ya sabéis cual es, y si no os lo cuento. En un barrio residencial de Las Vegas vive Charley Brewster (Anton Yelchin) con su madre (Toni Collette), y el nuevo vecino resulta que aparte de ser Colin Farrell, es también un vampiro llamado Jerry Dandrige. La llegada de Jerry coincide con una serie de desapariciones y muertes y a pesar de que el amigo de la infancia de Charley, (Evil) Ed (Christopher Mintz-Plasse), le advierte de lo que es su vecino, no es hasta que Evil Ed desaparece que Charley se da realmente cuenta de que su amigo tenia razón.

A partir de aquí, se desarrolla la trama en la que busca consejo en un actor/mago llamado Peter Vincent (David Tennant) e intenta desenmascarar y lidiar como buenamente pueda con el marrón de tener un depredador come-gente de vecino. No voy a contar mucho mas porque ya que es un remake y la base se mantiene, no es plan de spoilear sin control. La esencia de la trama se mantiene, pero los cambios son sustanciales. Jerry no tiene un Ghoul aquí de siervo, bueno es que no tiene siervo ninguno a menos que contemos a Evil Ed al que por cierto aquí nadie llama Evil y queda como solamente Ed. Y el personaje aparte de ser mucho menos cargante y aborrecible que en la original, es ademas quien se percata del tema vampirico y no Charley como en la de 1985.

Luego cambios hay mil, pero yo creo que casi todos a mejor. Solo prefiero de la original el tema de que el vampiro no era en realidad mala gente, y ademas lo remarca cuando le da a Charley la opción de olvidarlo y todo y pasar el uno del otro y le dice que él en cambio no tiene elección, es un vampiro, punto… se alimenta. En esta versión, no es tan sencillo, es un vampiro mas criatura y es malo porque las cosas son asi. También se cargan el tema clásico y recurrente de que la novia de Charley se pareciera a un antiguo amor del vampiro. Han mantenido en cambio temas como el de las manzanas o de remarcar que las cruces solo son efectivas si se tiene fé. Hay un poco de todo, es una versión de la misma historia, no un remake de la misma película, por decirlo así y los cambio me parece bien y se adecuan a lo que somos hoy como espectadores.

Los vampiros son vampiros, la sangre brota y mana como debe de ser, el mal rollo es patente y la vertiente de humor, aun habiéndola, está mas en segundo plano. Las transformaciones son muy lucidas, variadas y de agradecer. Solo le pongo el “pero” de que en la primera transformacion Jerry se transforma mas en algo parecido a John Travolta recién salido del Asador Donostiarra, que a un vampiro… pero puede que sea una impresión mía.

Muy a destacar también toda la escena de la huida en coche y el plano-secuencia que dura unos minutos, con la cámara girando por el interior del coche, saliendo y entrando, rotando en diferentes direcciones y que recuerda inmediatamente al mismo plano secuencia en el taxi de “I Saw the Devil”. Es igual de irreal, pero es llamativo todo hay que decirlo y ademas acaba en cameo, que ha sido un detalle simpatico. Destaco también la mejora en el papel de Peter Vincent, que a mi no me gustaba nada el original. Un acierto también la boca de Amy dentuda y ese primer plano totalmente deudor de la película original donde esa dentadura era la que me inquietaba desde el cartel.

En resumen y para acabar, diré que he pasado un buen rato, me ha parecido entretenida, esperaba una puta mierda pinchada en un palo intentando rememorar el espíritu ochentero ese que ha resucitado de repente y en cambio he encontrado una película maja de vampiros que muerden, matan, convierten, ligotean y que sobretodo, de una manera u otra, sobreviven. Habrá opiniones encontradas creo yo con la película, pero yo la doy el visto bueno y la recomiendo. Anton Yelchin bien como siempre, Colin Farrell algo sobreactuado por decirlo así, al igual que  David Tennant pero es que casi se puede decir que los papeles así lo exigen así que tampoco lo digo como algo negativo, los personajes se prestan a ello. El Score corre a cargo de Ramin Djawadi quien ha hecho el Score también de “Juego de Tronos” y que aporta tensión cuando ha de hacerlo y que  es otro cambio muy a destacar respecto al lamentable (para los estándares de hoy) score de la película original. Durante los créditos suena ademas una canción llamada “99 Problems” de un tal Hugo, que me ha gustado especialmente y cuyo vídeo os pongo tras el trailer. Y ya como apunte extra, de esto que te quedas a ver los créditos, el director de fotografía es el gipuzkoano Javier Aguirresarobe.

6 Replies to “Noche de Miedo”

  1. Ea, pues como decía el otro día, a mí también me ha gustado y me ha entretenido. Sobre todo, una sorpresa porque de siempre le he tenido bastante manía al señor Farrell.

  2. La acabo de ver y tambien me ha gustado. Le falta quizas el encanto de la pelicula en que se basa, pero esta bastante decente y Farrel da muy bien el papel. Ademas un punto a su favor que no sea un remake propiamente dicho. Mas bien una version como dices adaptada a los nuevos tiempos. Por cierto yo si tenia cuando se estreno esta pelicula cerca de los 20……….

  3. Me lo pasé genial, muy divertida y mejoradísima de la original xDDD que era bastante cutronga… Colin Farrell está genial! 😉

    1. A que si… tanta nostalgia con la original a mi me parecía extraña, le hacia falta un lavado de cara importante. Y voy a decir una herejía cinefila….. a “Perros de Paja” tambien… he dicho.

Deja un comentario