Nader y Simin, Una Separación (جدایی نادر از سیمین)

Nader y Simin, Una Separación (جدایی نادر از سیمین)

Tenia la película pendiente desde hace un par de semanas y ya que esta recién oscarizada como mejor película extranjera y las películas se me amontonan sin parar, he aprovechado para verla, aunque a priori no tenia intención de verme 2 horas de drama persa un día de labor. Pero la curiosidad mató al gato.

El punto de partida es, tal y como reza el titulo, la separación ante una demanda de divorcio entre Simin (Leila Hatami) y su marido Nader (Peyman Moaadi). Simin quiere dejar el país y emigrar todos como una familia para dar una vida mejor y sobretodo un futuro mejor a su hija Termeh. Pero Nader se niega porque tiene a su cargo a su padre, que sufre alzheimer y ya no puede valerse por si mismo y ya ni siquiera habla.

Es por ese desacuerdo por el que se separan y Simin va a vivir con su madre y por lo que Nader tiene que contratar a una persona para que le ayude en el cuidado de su padre. Razieh es la cuñada de una conocida de Simin, y es quien va a cuidar al padre de Nader, aun estando embarazada, viviendo lejos y llevando a su hija pequeña con ella. Los acreedores acosan a su marido, que esta en paro y necesitan el dinero hasta el punto de aceptar Raziah el trabajo a espaldas de su marido.

Se produce entonces una discusión y desavenencia a los pocos días entre Razieh y Nader que desemboca en una situación enconada, trágica, penosa y que a nosotros nos sirve de ventana para constatar lo poco que sabemos de Irán y de cotidianidad, a pesar de que se emperren los de siempre en convertirlos en nuestros enemigos.

Son dos horas y no son de paseo por el campo, pero no se hace para nada pesada y uno se ve envuelto y metido en la trama sin esfuerzo alguno, gracias sobretodo al sobresaliente trabajo de absolutamente todo el mundo. Desde la hija pequeña de Raziah, hasta el abuelo con alzheimer, todos y cada uno sobresalen brutalmente en su manera de hacer de nosotros testigos y participes de una historia cruda y áspera, pero que no nos cuesta esfuerza creer totalmente real y posible, por muy ajenas que sean algunas circunstancias del entorno.

Dentro de las oscarizadas de habla no inglesa que se decantan por el realismo de mundos y costumbres que nos son lejanos, ajenos, a veces difíciles de aceptar, pero aun así totalmente creíbles y cautivadoras, yo la pondría inmediatamente detrás de la que para mi ya es una de las mejores películas que he visto y una de las que guardo con mas cariño en mi lista de películas que llevar siempre dentro como es “Departures (Okuribito)” ganadora del mismo oscar que esta película en 2009 representando a Japón.

Película a reivindicar esta “Separación” de Nader y Simin, que son lejanos y diferentes, pero no tanto como solemos pensar e incluso lo son menos que su vecinos árabes. Desde luego lo que no son, es mis enemigos. No lo eran cuando era niño y nos los vendían como tales, no lo son ahora, y no creo que lo hayan sido desde Darío. No he visto niguna otra de las candidatas este año, pero desde luego, esta es una buena vencedora, y no solo del oscar, sino del carro de premios que lleva.

One Reply to “Nader y Simin, Una Separación (جدایی نادر از سیمین)”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.