Mientras Duermes

Mientras Duermes

Ya he podido ver “Mientras Duermes” otra de las apuestas fuertes del cine español de este año con director estrella como Jaume Balagueró y tirando a lo seguro con Luis Tosar como protagonista interpretando a Cesar en esta adaptación de la novela homónima del italiano Alberto Marini. Adaptación que no es adaptación porque Marini y Balagueró son amigos y colaboradores desde hace años y ambos han creado sus obras de forma paralela y no es que una adapte a otra sino mas bien que sobre una idea puesta en común, cada uno la ha llevado a cabo en su campo de forma paralela y hasta que lea el libro, no podre decir si complementaria o no.

La historia irremediablemente recuerda desde su mismo comienzo a “La Victima Perfecta”. Al menos el concepto es el mismo, solo que en la película de la Hammer el tarado era el casero y aquí es el portero, pero el modus operandi del tipo es el mismo en ambas películas. Luego diverge en el resto del discurrir de la película, pero no tanto realmente porque hasta el tratamiento con el novio de la victima es el mismo en ambas películas.

En este caso Cesar (Luis Tosar) es un tipo realmente siniestro, pero solo interiormente. De cara a los demás es un tipo normal (como buen psicópata). Cesar no es feliz y cree carecer de dicha capacidad, solo siente cierto alivio cuando extiende la miseria en la vida de los demás. Su máxima ilusión es hacer que alguien alegre pierda la sonrisa para siempre y en el momento en el que nosotros nos asomamos en su vida, esa persona es Clara (Marta Etura).

Lo que la hace o deja de hacer tampoco es plan de que yo os lo cuente y revisionando el trailer y aun comprobando que es tramposo en su montaje y puede dar una impresión de película mas “movida” de lo que realmente es, tampoco es muy spoileante, asi que no lo seré yo. Solo basta con saber que si ya viste “La Victima Perfecta” te ves venir la escalada en la chungez del personaje de Cesar, solo que aquí llega mas lejos en su enfermedad y en su objetivo de amargar la vida para siempre a alguien.

La película se deja ver, hay que decirlo. Yo fui al cine con algo de sueño y me mantuvo atento, pero si que tiene un ritmo un poco irregular al principio y aunque creo que esta bien montada para evitar la repetición propia de la manera de contar la historia, si que hay un momento en que yo estaba ya fuera de la película, mas o menos a mitad del metraje. Luego ya a partir de cierto punto va tomando un ritmo menos pausado y una vez que nos vuelve a meter en la película con cierto momento de tensión que compartimos con Cesar, ya no perderemos detalle hasta el final.

Como “peros” le voy a poner al personaje de la vecinita de enfrente, que no me convence ni ella, ni que no tome medidas desde el principio Cesar. Las escenas con la madre en el Hospital, en las que yo hubiera agradecido una profundización con algún flashback explicativo al pasado de Cesar, o que directamente aquella no fuera la madre sino una random persona de hospital a la que amargar. Como pros, le voy a poner el final. Me ha gustado el final. Todo lo que no se ha sido valiente en el tema de la vecina, que pedía sordidez extrema a gritos, se arregla con el final.

Aun asi y resumiendo hay que decir que aunque se deja ver y no duele pagar por verla, no deja de ser una película que si nos quitamos el filtro que nos ponemos a veces al ver películas españolas y fuera una película cualquiera de Hollywood, la juzgaríamos como exactamente eso, película que se deja ver, es decir película del montón, que no mata, que tiene ideas y conceptos ya vistos este mismo año en otra película y que si los medios no tuvieran que hacer la pelota a los cineastas españoles, dirían que sigue estando muy por debajo de lo que Balagueró consiguió con REC. Y en cuanto a cine español esta muy lejos también del peliculón soberbio y de las sensaciones que que deja “Secuestrados

Y como nota personal, yo estoy un poco cansado ya de Luis Tosar y de la mania de quemar a los actores en cuanto tienen un éxito, a base de sacarlo en 10.000 películas seguidas. Marta Etura esta bien pero a ratos uno sencillamente no se cree su buen rollismo, y a mi por momentos me parecía demasiado artificial y demasiado a la medida de la ida de olla de Cesar. Que es evidente que lo es, solo que uno como espectador debería sentirlo todo mas natural.

One Reply to “Mientras Duermes”

Deja un comentario