The midnight meat train (El vagón de la muerte)

The midnight meat train (El vagón de la muerte)

Esta semana es mi Clive Barker’s week, así porque me da la real gana. Tengo “Dread” por ver, pero quería hacer una sesión previa de otra adaptación de relato suyo de los “Books of blood” y no acababa de encontrar el momento para este “Midnight meat train”.  ¿Así que porque hacer una ración de Clive Barker si puedes hacer 2?

Al no ser un libro lo que se adapta, sino un relato corto, uno nunca sabe por donde van a ir los tiros, pero bueno, como tampoco había leído el relato en cuestión, pues no pasa nada. El director me daba buena espina porque esta claro que es un japonés perturbado (y eso siempre anima) que tiene en su haber antes de ser abducido por los americanos, una película de Vampiros contra Samurais, Godzilla final wars y Azumi. Ahí es nada el amigo Ryûhei Kitamura. Y tener a Vinnie Jones como asesino también era un activo importante.

El asunto es que hay gente que desaparece en Nueva York, y en este caso lo hacen porque se montan en el vagón de metro equivocado a la hora equivocada. Si se da el caso de que compartes vagón con Mahogany (Vinnie Jones), este sacará un martillo de carnicero, te reventara a golpes, y te colgara de la barra para manos del metro con ganchos de carnicero. El porqué lo dejo para que veáis la película, pero hay un porqué. Leon es un fotógrafo sin demasiado éxito que, una noche intentado sacar con su cámara el alma mas descarnada y cruel de la ciudad, se topa con una chica que se da como desaparecida el día siguiente. Sospecha del tal Mahogany y va alimentando una insana obsesión con el tipo e investigando el caso de las desapariciones en el metro, que resulta que se vienen sucediendo desde hace un siglo.

Ya no cuento más de la trama. Solo comentar que para una mente perturbada y que disfruta de la sangre según el día, la película es una autentica gozada. No soporta preguntas, porque no hay por donde cogerla argumentalmente. Pasa lo que pasa y punto, no le busques 3 pies al gato, ni te preguntes quien coño limpia toda esa sangría todas las noches. Pero es visualmente un éxtasis del gore y de la muerte a golpes. Cuando Mahogany saca el martillo, hay que prepararse para escenas donde un martillazo hace salirse los ojos de las cuencas de la victima a cámara lenta, donde la sangre salta a chorros, donde vemos planos en primera persona desde la perspectiva de las victimas, absolutamente épicos, como por ejemplo mirar desde los ojos de una cabeza decapitada de un golpe, el resto del cuerpo con un surtidor de sangre saliendo del cuello, etc etc..  La pelea entre Leon y Mahogany te vuelve a situar en la película cuando parece que esta descarrilando y el final lo compro totalmente, gracias al momento lengua.

Es como para levantarse y aplaudir… he gozado como un enano. En el género de “Splatter a martillazos, sangre y porqueyolovalgo” le doy un 9. Claro esta si no te gusta estas cosas, la película te parecerá pura basura, pero para eso esta mi división de géneros.

3 Replies to “The midnight meat train (El vagón de la muerte)”

  1. Lo cierto es que si hablamos de gore,la película es notabel,pero el resultado final (y yo adoro estas películas) fue bastante flojo.El pésimo final se lo cargó todo.
    De las dadptaciones de “Relatos de sangre” de Clive Barker,sin duda,para mí,el más acertado es “Dread” (espero que te guste)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.