Los Idus de Marzo

Los Idus de Marzo

I’m not a Christian. I’m not an Atheist. I’m not Jewish. I’m not Muslim. My religion, what I believe in is called the Constitution of United States of America

Tengo sentimientos encontrados a la hora de escribir sobre esta película. Tengo que reconocer y advertir desde estas primeras líneas, que me ha decepcionado, o me he decepcionado yo. Serian mis expectativas, serian mis impresiones erróneas, será un titulo que no tiene nada que ver con la trama, ni en forma ni en fondo. Sea por lo que sea, yo esperaba un megathriller político tremendo y me he encontrado con otra cosa mucho más sencillita y que una vez que se pone a ser previsible, ya no levanta cabeza.

Tengo que reconocer que el titulo ha tenido mucho peso en mi decepción y es que ya podéis olvidaros de cualquier parecido con la cadena de acontecimientos, tramas y tejemanejes en la sombra que condujeron a la muerte de Julio. Aquí todo es infinitamente más inocente. Para empezar, la película te la cuentan enterita en el trailer. Poca broma con que te expliquen de antemano cual es el tema del desencuentro entre el personaje de Gosling y el de Clooney.

La película nos presenta unas primarias donde el vencedor tiene prácticamente vía libre para llegar a la casa blanca, ya que el oponente del otro partido no tiene opciones. El que tiene todas las papeletas para dar un golpe de gracia en el decisivo estado de Ohio es el Gobernador Mike Morris (George Clooney) y buena parte su éxito se lo debe a uno de sus asesores de campaña, Stephen Meyers (Ryan Gosling). Todo empieza a resquebrajarse cuando desde el otro bando enmierdan  las cosas con Meyers, y en cuanto se cruza por ahí, la chica de turno a modo de interna de campaña que se quiere crujir al Gosling.

Olvidaros de grandes tramas con conspiraciones maquiavelicas, watergates, lobbys empresariales, grupos económicos/religiosos de presión  y cosas por el estilo. Nada de eso hay aquí. Es una historia mucho mas sencilla y basada en dos pilares fundamentales que son tremendamente fragiles para sustentar un thriller politico hoy en dia. El primer pilar es “la jodienda no tiene enmienda”, no nos hacia falta tanta pompa y tanto retraso en su estreno para eso. Y el segundo pilar es la extrema ingenuidad de un asesor principal de campaña. Sencillamente no es creíble en absoluto.

El personaje de Gosling es el mejor en lo suyo, pero solo si honestamente cree en su candidato. Hay algo que falla ahí, verdad?… candidato y honestidad, una persona tan ingenua y con unos valores tan blancos no pude jamás de los jamases llegar tan lejos en un subsuelo de la política tan lleno de mierda y puñales como los entornos de campaña. Imaginaros que el personaje de Gosling tuviera que llegar lejos en el PP valenciano, pues eso…. Ingenuo el personaje de Gosling e increíble su ingenuidad y casi mas increíble la ingenuidad de el gobernador al hacer lo que hace.

Una decepción muy grande. Hay más profundidad política en un episodio viejo de Murphy Brown o de Boston Legal que aquí y eso que son comedias, y si nos queremos poner serios, no puedes vender una moto tan politicamente simple e ingenua el mismo año que tenemos entre manos “Boss”, sencillamente no puedes competir con armas tan pobres como las que usa Clooney, que por si no os lo había dicho también dirige la película.

Y dicho todo esto, no es una mala película. Se puede ver, es entretenida, tiene un arranque magnifico, unos secundarios que no se merece, destacando sobretodo a Phillip Seymour Hoffman y a Paul Giamatti, que son tan grandes ellos dos solos que te da una pena inmensa que no sean ellos y sus tejemanejes pasados, la trama real de la película. Esta bien, se deja ver, ha costado unos míseros 12 millones de dólares y tiene alguna cosa salvable, pero también es un inmensa decepción. En una realidad donde tenemos a Camps, y demás caterva de indeseables gobernándonos y moviéndose en un espectro que comprende desde los que son muy muy tontos hasta los que son muy muy malos, una película como «Los Idus de Marzo» queda en el mismo nivel que Blanca nieves y los 7 enanitos.

2 Replies to “Los Idus de Marzo”

  1. Totalmente de acuerdo en todo. Fue una decepción muy grande para mí por los mismos motivos. Y esos secundarios deberían ser protagonistas, y el protagonista como mucho secundario. En fin…
    No le llega a «Boss» ni a la suela…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: