Los Años Dulces

Los Años Dulces

Sigo con mis aproximaciones ocasionales al manga y mas concretamente a Jiro Taniguchi y esta vez he leído “Los Años Dulces”, manga en el que Taniguchi adaptan en 2 tomos  y 450 paginas la novela “El Cielo es Azul,la TierraBlanca” de la también japonesa Hiromi Kawakami.

Esta es una historia de amor, al fin y al cabo. Un amor extraño, un amor tranquilo, un amor lento y una relación que surge de la casualidad de dos personas que están solas, pero de alguna manera conformes con su situación. Llevan tiempo solos que no se dan tampoco realmente cuenta de hasta que punto hasta que empiezan a entablar esa relación de amistad gastronómica, al principio.

Ella es Tsukiko y esta en los treintaymuchos. Él es “el profesor” y muchos días coinciden comiendo contiguamente en la barra de un local, hasta que él la aborda comentando que fue profesor suyo hace años. Así comienzan a hablar cuando coinciden para comer, cosa que suele ocurrir con frecuencia.

Y asi y a lo largo del tiempo, veremos y leeremos como se va robusteciendo esta extraña relación entre ex profesor y ex alumna, con una importante diferencia de edad, de comportamiento y de ideología, puesto que el profesor, es bastante tradicional y por tanto tiene muy claro lo que una señorita debe hacer o decir para comportarse decorosamente en toda clase de situaciones

Este tradicionalismo y maneras de el profesor, son precisamente la parte que ha hecho que este manga se me atragante. Y es que me ha puesto de mala leche progresivamente, y no he tenido mas remedio que empatizar Tsukiko, que tiene las cosas mas claras. Ese “si pero no” me ha desesperado a lo largo de las paginas y es lo que me hace restarle nota, no tanto al manga, como a la historia.

De todas formas, recomendable y “bonito de leer”, con ese estilo de dibujo de Taniguchi y esas formas calmadas que tiene de desarrollar una historia, aunque no sea mi tipo de historia. Otro aliciente a su lectura es que la comida es una parte muy importante de la historia y es curioso conocer muchos platos por su nombre y la explicación del traductor. Se deja leer, aunque el profesor me desespere.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.