Llega de noche

Llega de noche

Podría dejarlo correr, asumir que me he tragado un truño pretencioso que quiere aparecerse como ambrosía ante el espectador, pero que con su intento de hacer elevado cine de autor en el género de infectados, lo que nos deja es un prosaico relato sobre la estupidez adolescente. Si hay una cosa que odio mas que los adolescente autoconscientes y falsamente adultos de otras películas, es a los adolescentes completamente subnormales. Y eso es lo que tenemos aquí, hasta el punto de que no es solo una molestia puntual, si no que este personaje, cuya muerte violenta deseas a cada minuto del metraje, es el motor de una trama en la que sin las subnormalidades, se quedaría tan muerta como la propuesta de costumbrismo post-humanista en que queda este fallido thriller y reflexión sobre la condición humana en entornos apocalípticos.

Es como para darle con la mano abierta y no parar. O para dejarlo de comida para ardillas.

En resumidas cuentas, una película en la que no pasa nada realmente, no se ve nada, no se sabe nada de que es lo que asola el mundo, nadie llega de noche, no hay ataques de seres, zombies, infectados, ni mapaches rabiosos. Aun así, hubiera estado medianamente bien sin el personaje adolescente que jode toda la trama. Y no hablemos ya de que, aparte del personaje imbécil, tenemos para el desenlace un conflicto salido de la puta nada, provocado por un giro argumental con mas pinzas que el tendedero de un burdel.

Cierto es que el 90% de las veces que la gente se pone a hacer polladas de autor o indies en géneros que no les corresponden, el resultado me espanta. Tampoco es tarea fácil, pero voy a dar algunos ejemplos de películas que si que lo consiguen. Empezando por la misma “Melanie. The Girl With All the Gifts” por reinventar con excelente mano en este género concreto y demostrando que se puede incitar a la reflexión mostrando a la vez hectolitros de sangre. Pero ya mas concretamente en familias encerradas durante apocalipsis infecciosos y hechas con 3 pesetas y una bolsa de patatas sabor jamón, tenemos la muy notable “Hidden” de los hermanos creadores de “Stranger Things” donde tenemos el mismo caso de Padre, madre y vástago, donde esa misma reflexión sobre la condición humana deshumanizada se mezcla con un giro de tuerca en el género, mas que disfrutable y notable.

Buenos, pues nos echamos un mus o nos extinguimos ya?

Podría poner mas ejemplos, pero todos tienen algo en común… no tienen un adolescente subnormal que te saca de cualquier tensión por la mala hostia que te provoca y menos aun, lo usan de motor y pretexto para avanzar en una trama estancada de la que no sabe salir la película sin dichas subnormalidades y una excusa mas que pobre en la que tenemos que creernos cierto sonambulismo y la proto imbecilidad de otro retoño mas joven y carne de tronista de Mujeres Hombres y Viceversa. No la recomiendo a menos que quieras tirarte el pisto levantando meñique con la copa de coñac mientras declamas sobre la condición humana. Si lo haces, quedaras como el subnormal de la peli, pero allá cada cual.

Deja un comentario