Little Deaths

Little Deaths

Estas cosas siempre quedan mejor en francés y al fin y al cabo, el titulo viene de la expresión francesa “Le petite mort”, referida al orgasmo. Y es que siendo esta una recopilación de 3 historias de sexo y muerte, el juego de palabras venia como anillo al dedo. Son 3 historias británicas, de 3 directores diferentes, con un gran poster, con buenas expectativas, pero que no cumple lo que promete.

La primera historia es “House And Home” y en ella una pareja acomodada y pervertida, tiene por costumbre recoger a vagabundas por la calle a las que previamente selecciona, para bajo la promesa de una comida caliente, un baño y un poco de caridad cristiana, pasar a drogar, violar y vejar por turnos a su victima. Solo que esta vez, la chica elegida no es lo que parece.

Así y para empezar me ha dejado muy frío. No he visto venir el giro donde la indigente da la vuelta a la tortilla, pero tampoco me ha entusiasmado, mas que nada porque es un “porque si y punto” sin la menor explicación.

La segunda historia es la bizarrada del día, titulada “Mutant Tools” que realmente no sabria muy deciros que pretende. Tiene que ver con unos esperimentos nazis que esta llevando en la actualidad un doctor, que tiene a un tipo al que le cosen un cimbrel que le llega al suelo, y que tiene atadao y en una especie de jaula, donde le dan de comer riñones licuados y para ordeñarle e ir recogiendo con un cubo, literalmente…lo que le sabe del nabo…

Con lo que ordeñan, hacen una droga que crea una hipersensiblidad a quien la toma, en este caso una ex yonki y ex prostituta que es la novia del tipo que consigue los riñones frescos para el doctor. Lo que vemos es una fase de experimentación todavía y no parece que estén dando con la dosis adecuada de el supermegaextasis que están creando. Bizarrada total, pero que no apuntala por ninguna parte…. y con el trasto del que ordeñan podrían haber apuntalado la torre Eiffel.

La tercera historia “Bitch”, es la mejor y la mas prometedora a priori porque es la dirigida y escrita por Simon Rumley, que es la enfermiza mente responsable de la sorprendente “Red, White & Blue”. Aquí tiene el reto de levantar el conjunto de la película en sus 30 minutos y casi lo consigue. De hecho si hay algún motivo para ver esta “Little Deaths” es solamente por este corto en concreto, que sin ser perfecto, es el mas enfermo y el mas bizarro, sin tener que recurrir a experimentos nazis e incluso siendo el que menos enseña en cuanto a sexo y sangre.

“Bitch” nos presenta a una pareja que vive en el desequilibrio de una relación de dominación. Ella es Claire le domina a él, le hace toda clase de perrerías, nunca mejor dicho, ya que uno de sus juegos es hacerle ponerse una mascara de perro y dormir en una caseta mientras ella le trata como tal, para asi liberarse del miedo patológico que tiene a los perros. Eso en otras cosas, como crujirse al amigo de su novio estando el presente. Juegos y no tan juegos que acaban por hacer que a Peter se le vaya la perola, o la encuentre de una vez, y planee una venganza acorde a la situación.

El resumen general es que resulta un conjunto decepcionante, con una buena idea, pero con unas partes insuficientes y que no parecían tener muy claras las cosas. Al menos es una hora y media que pasa rápida, pero la sensación de quedarse a medias de todo, es decir sin sangre, muerte, ni sexo suficientes que justifiquen vender la película como tal. No pasa de simple curiosidad y no es una completa perdida de tiempo, pero el resultado es muy pobre.

One Reply to “Little Deaths”

  1. Coincido contigo, Bitch es lo mejor de estas Little Deaths.
    Yo no quedé demasiado descontenta con el conjunto, teniendo en cuenta que es una especie de producto con aspecto de ser cutrecillo y con actores tirando a amateurs… pero eso, lo mejor, el tercero. Es bastante perturbador y me encantó. ^^

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: