FUERZA VITAL (LIFEFORCE)

FUERZA VITAL (LIFEFORCE)

Título original: Lifeforce
Dirección: Tobe Hooper
País: UK
Año de producción: 1985
Géneros: Terror, Vampiros, Ciencia Ficción
Estreno en cines: 18/11/85

Extrañamente cuando toca dar la murga con la nostalgia ochentera y las 4 o 5 mismas películas continuamente, nadie suele acordarse de esta joya del videoclub que es Lifeforce. Y digo de videoclub porque yo tenia 10 años cuando se estrenó en cine, no me llevaron a verla, aunque tampoco me acuerdo fuera nadie de mi familia y aun tardaría unos pocos años mas en tener vídeo casa. Pero cuando lo tuve, la adolescencia corría como la lava por mis venas y el boca oreja siempre dejó claro que esta era una de las que había que pillar por aquello del abundante y desvergonzado tetamen que ofrecía.

Como mis recuerdos eran vagos y tampoco demasiado precisos, hace tiempo que quería darle un revisionado desde la óptica del aprecio a los otros terrores, con los que si que en aquellos años tiernos de infancia, Tobe Hooper tuvo a bien marcarme. Tras pasarlo realmente mal escuchando a mis padres ver su versión de “El misterio de Salem’s Lot”, de la que en su primera emisión en televisión no vi ni un minuto, pero escuché a escondidas, lo cual era probablemente peor y criar un absurdo trauma y miedo a las piscinas embarradas llenas de muertos por su “Poltergeist”, mi aprecio al señor Hooper es inversamente proporcional a los buenos malos ratos que me ha hecho pasar.

Lifeforce lleva el sello de la Canon y por lo que se ve, en la época era considerada una puta mierda, lo cual no me veo en condiciones de refutar o de sostener. Es lo que es y producto de quien era, con lo que al menos tiene desvergüenza, descaro y cierta ambición por querer contar una historia de vampiros espaciales que va viniéndose arriba por momentos y que no termina de volverse mas y mas loca hasta sus épica escena final, la cual si que tenia grabada en la memoria por aquello de ser valores que uno aprecia de preadolescente como son la desnudez, el sexo y la muerte como un todo inseparable, lejano y e igual de misterioso (eran otros tiempos). Revisitarla después de tantos años ha sido mucho mas soportable de lo que preveía, aunque me inquieta profundamente que se trate de vampiros y que vea en pantalla a Patrick Stewart prácticamente igual que está hoy en día. No descarto nada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.