Las Aventuras de Tintín: El Secreto del Unicornio

Las Aventuras de Tintín: El Secreto del Unicornio

Partamos de la base de que no soy ningún fan de Tintín y por lo tanto no puedo juzgar la fidelidad o no de la película respecto a los cómics que toma de base, para hacer esta historia de “El Secreto del Unicornio”. He tenido algún que otro álbum de Tintín, pero nunca me ha hecho la más minima gracia. Así como de Asterix tengo todo lo publicado, con Tintín nunca sintonicé. Y con Spielberg desde hace un tiempo tampoco, así que en principio no tenia previsto ir a ver su adaptación. Para rematar la faena, me dan mucha grima las películas de captura de movimiento tipo «Polar Express» y similares inventos de Zemeckis. Pero me puede la curiosidad y las críticas son tan buenas que tenia que verla para juzgar.

La historia nos presenta a Tintín que se mete en una investigación a raíz de comprar una maqueta de un barco llamado el “Unicornio” que despierta el interés de algunas personas hasta el punto de robarlo. A partir de aquí se meterá Tintín en una investigación que le llevara a descubrir un linaje de marineros que entronca con el propio capitán Haddock y con Rackham el Rojo como antagonista.

La historia parece basarse principalmente en 2 álbumes clásicos con algunos elementos de un tercero y no puedo decir si respeta o no el espíritu de los personajes o de sus historias y trasfondos, porque sinceramente no los conozco más que de lejos y me importan entre poco y nada. De lo que si puedo hablar es de la forma en que esta contada la historia y ahí tengo que decir que me aburrí muchísimo en su primera parte y estuve batallando con el sueño a brazo partido. Luego ya la cosa mejoró para mi, en ritmo y en calidad a partir de la estupenda batalla naval que me encantó hasta el punto de darme ganas inmediatas de revisionar “Master & Commander”.

Luego entre cosas disparatadas e historia más o menos intrascendente, pero intercalada con persecuciones a lo Indiana Jones 4, sin monos ni lianas, pero con tendederos y pájaros, pero que al ser en una película de animación queda mejor y no da la vergüenza ajena y las ganas de salirse del cine que daba la ultima de Indy. Destacable también la pelea de las grúas. En general todo lo que es acción me vale y me convence y todo lo demás me sobra y me trae sin cuidado.

Dicen que esta es una película que gusta a quien no conoce el cómic y que decepciona a los puristas, bueno pues a mi ni fu ni fa. Decepción tampoco porque no esperaba gran cosa y porque ya se que me va a dar grima la animación de este tipo. Yo veo que todo el mundo babea con como esta hecho todo, pero a mi me sigue pareciendo que veo un museo de cera. Los ojos muertos y las expresiones vacías y este pretendido hiperrealismo me parece que esta a siglos de conseguir la expresividad y emotividad que logra Pixar con una pelota verde con un solo ojo como es Mike Wazowski.

Recomendable supongo que para fans de Tintín y de este tipo de animación. Yo no sintonizo ni con el personaje, ni con la historia, ni con la técnica, aun si, si se quiere ver, hay que verla en el cine, todo lo demás es perderse gran parte de la experiencia, porque si le quitas los alardes técnicos, te quedas con casi nada. No estoy yo para esta clase de películas de aventuras Spielbergrianas, ni con actores como indiana Jones ni con kekos como Tintín. Para estas cosas tengo que reconocer que espero con infinitas mas ganas la nueva Mission Impossible. Se me habrá pasado el arroz, yo que se.

One Reply to “Las Aventuras de Tintín: El Secreto del Unicornio”

  1. Pues a mi sólo me dan ganas porque su perro es un Fox terrier como el mío, pero todavía no la dan por acá. 😀 saludos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: