La Soledad de los Números Primos

La Soledad de los Números Primos

Existen entre los números primos algunos aún más especiales. Son aquellos que los matemáticos llaman primos gemelos, pues entre ellos se interpone siempre un número par. Así, números como el 11 y el 13, el 17 y el 19, o el 41 y el 43, permanecen próximos, pero sin llegar a tocarse nunca

Me cuesta horrores escribir sobre los libros que leo. No se porque me es tan difícil sentarme aquí y contaros algo, cuando con las películas simplemente las paridas palabras salen solas. Tanto es así que “La Soledad de los Números Primos” me lo compré el día de Sant Jordi, me lo leí en 2 bocados y hasta ahora no me he sentado a deciros nada.

Esta novela esta escrita por un chaval italiano llamado Paolo Giordano, que lo escribió en 2008 a sus 26 añitos tras licenciarse en física teórica, y desde entonces se ha convertido en un éxito internacional de ventas y ha ganado unos cuantos premios literarios. Yo, en mi empanamiento habitual, ni lo conocía, ni me sonaba de nada, hasta que una persona me dijo que lo iba a releer, y quise saber que era tan bueno como para que alguien con quien comparto cierta manera de ver las cosas, quisiera repetir una lectura.

 

Así que me lo compré me fui a la playa, y le metí un tiento de 80 paginas de una sentada, lo cual es raro en mi últimamente, pero es que enseguida sentí curiosidad y fascinación por sus protagonistas, Mattia y Alice. Empezamos el libro con ellos siendo niños y sufriendo sendos episodios dramáticos que marcaran sus vidas para siempre. Ambos personajes sufren las consecuencias de su niñez de manera diferente y expresándola en dolor hacia si mismos de manera diferente, lo cual vamos viendo a lo largo de su infancia en saltos temporales hasta que coinciden en el mismo colegio, y allí estos dos pozos de soledad infinita que son Mattia y Alice se encuentran sin saberlo, el uno con el otro.

La novela nos cuenta sus vidas adultas, siempre relativamente juntos pero siempre solos, con ese espacio entre ellos que separa las parejas de números de primos gemelos. Son dos personas profundamente rotas a niveles definitivos como para sobreponerse a si mismos, pero hay algo entre ellos que lo perciben los demás mejor que ellos mismos, que hace que sus vidas nunca estén demasiado separadas. Ambos tienen una relación rota con sus padres desde sendos episodios infantiles y su desapego por sus padres es parejo a su desapego por el mundo en general.

Mattia solo encuentra cierto sentido en el estudio, y se convierte en un matemático brillante, mientras Alice acaba trabajando en un estudio de fotografía donde  encuentra cierta pertenencia mientras va esquivando la vida como puede, aunque con algo más de falsa normalidad que Mattia, pero ambos desde la extensa, vasta y absoluta soledad. Soledad no como un hecho temporal y triste, sino como la concepción absoluta de su propia singularidad. Singularidad y soledad, pero entre dos personas irremediablemente atraídas entre si.

El libro me ha gustado mucho, pero también me ha angustiado bastante. Se que se ha adaptado al cine, pero la verdad es que no estoy seguro de querer verla en un tiempo. Sin duda es una lectura recomendable, porque yo tampoco soy de fácil atrapar, y esta historia lo ha hecho sin darme cuenta y sin darme tregua en sus apenas 300 paginas.

3 Replies to “La Soledad de los Números Primos”

  1. Me has convencido… lo pongo en mi lista de pendientes, intentaré leerlo en el Kindle cuando termine alguno de los que tengo ahora. Y la foto de la página me ha servido para ver que el estilo me gusta.

  2. La verdad es que este libro lo tengo por casa, aunque sinceramente no lo he leido. Tengo esa fea costumbre, algunos libros sin saber el motivo, pasa mucho tiempo hasta que me decido a leerlos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: