La despedida

La despedida

dont-panic

Veréis, hace ya unos años, abrí este blog como medida terapéutica. Tuve una ruptura y me dieron el buen consejo de verter aquí mi mierda de opiniones sobre las películas que veía, ya que veía muchas. Pronto paso a ser mucho mas, y empece a tener entradas personales, pero que poco a poco he ido relegando. Si no hubiera sido personal en su momento, no hubiera conocido a la que es una de las personas mas importantes de mi vida a día de hoy.

Por otro lado, tangencialmente, este blog me hizo llegar a la persona a la que le di mi corazón y de la que hoy me despido, en este rincón mio. Dudo que lo vaya a leer jamas, pero esto es mas para mi que para nadie mas. Ya sabéis el rollo terapéutico de precisamente, soltar el rollo.

Os cuento mi vida….  al fin y al cabo siempre podéis dejar de leer, pero para no aburrir a los visitantes causales, sera después de corte.

Estos últimos años, mi corazón era de alguien. Con altos y bajos, idas y venidas, han pasado los años y las mutuas decepciones hicieron que lo que había, se acabará hace escasos 6 meses. Bien.. cada uno tiene sus razones, sus lamentos y sus arrepentimientos. Las cosas duran lo que duran a menos que se les pone una ingente cantidad de voluntad por ambas partes. Nada mas que decir, tanto es así, que en verdad yo mantuve silencio desde aquel día. Nada de ir detrás de nadie, nada de suplicar, nada hacer el ridículo… aprendí esa lección en su día. Tan solo el respetuoso silencio, de no llamar y no escribir.. nunca.

Hasta que un día lo hice… craso error. Me parecía feo no mantener cierta cantidad de civismo y no felicitar su cumpleaños. Así que lo hice, hace un par de meses. No voy a aburriros con las consecuencias, pero se retomó el contacto, se dijeron cosas que no debieran haberse dicho, se plantearon opciones, que no debieran haberse planteado y palabras de amor brotaban como una enfermedad mal curada. Había detalles, una foto muy bonita y con buena escenografía con un tipo, que dijo ser de un spot… vaaaaale. Un texto, donde suele escribir textos, a veces de ficción ya veces no tanto, en el que decía en marzo, que se casaba con alguien a quien no amaba, pero entusiasta, eso si, tras rechazarle vez tras vez. Hablaba de primaveras en París….. «Ficción» fue la respuesta a mi curiosidad al respecto. A pesar de que me confesó que se dio la oportunidad con un tipo, pero la cosa no llegó a la semana porque aun pensaba en mi. Oportunidad todo sea dicho, que yo no he tenido, ni me he dado en estos meses, porque tal y como se expuse, no me parece honesto hacer daño a terceros, si aun estoy enamorado de otra persona. Imbécil que parece ser uno.

Un supuesto viaje de trabajo surgió para unas semanas y las ultimas palabras siguieron siendo de amor y de esperanza para ambos… Pero desde el momento que ese supuesto viaje comenzó, solo tuve silencio. Llegó el día que debía volver a su país, y seguía habiendo silencio. Días después y preocupado, pensando seriamente en contactar con su (hostil) familia, me puse a buscar noticias relacionadas con su nombre y el país de destino de dicho viaje.

Lo que me encuentro es una web de sociedad y glamour, con una crónica de su boda el pasado día 15. Así, con 2 cojones y os recuerdo que 6 meses después de romper conmigo. Imagino que el supuesto y persistente pretendiente, ya estaba ahí de antes… pero eso ya solo puedo suponerlo.

Así que como parece ser que ha cambiado de teléfono, mis mails no le llegan desde hace un mes, tampoco el watxapp ni nada…. he decidido quedarme a gusto en esta mi casa, que para eso es mía y escribir aquí, mi carta de despedida. Seguramente y si es una persona coherente, no la leerá jamas y habrá dejado de stalkearme, pero en cualquier caso… es para mi mismo y sacarme de dentro la inquina que llevo. No todos podemos estar de viaje de novios. Podéis llamarlo…. mi derecho al despecho.

Veo que no era ficción tal y como me dijiste. Y lo veo por las paginas de sociedad, mientras buscaba de ti para saber si vivías o morías en alguna selva centroamericana. No porque me lo hubieras dicho, ni dejado ver. Es mas, lo que me has dejado es en la oscuridad, con los “te amo” frescos en tus labios para ir derecho a un precipicio de silencio.

Ahora veo que todo estaba ahí, y aquí. Que aquella foto era de tu ceremonia de pedida, que aquel supuesto noviete que no funcionó, era tu futuro marido y que aquel París en primavera, no era en una tontada de la que te reías al preguntarte por ella, sino tu viaje de novios.

Pero la risa debía de ser la que yo te procuraba, escribiéndome palabras de amor con el peso del anillo en tu mano. Hablándome de no estar a gusto allá, mientras te tomaban las medidas de tu vestido de novia.

En fin, quizás realmente no ibas tan desencaminada y si que vives en la ficción. Te has unido a un hombre al que no amas y que no sabe lo poco que le amas. Te has reído de él y de mi por igual, solo que yo al menos lo se y a el todavía le llevará un tiempo averiguarlo.

Pero son risas amargas, porque aquí todos pierden, el pierde por intentar sacar adelante algo fracasado desde su nacimiento, pues no sabe cuando sueñas conmigo, ni cuando lo volverás a hacer, no sabe, ni sospecha que cuando realmente el amor vuelva a llamar a tu puerta, su vida planeada y centrada en torno a ti, se destruirá en un santiamen.

No sabe que seguramente planeabas huir también de él y no sabe lo mentirosa que puedes llegar a ser. Me temo que si que sabe lo fría que eres, pero aun le falta recorrido para saber hasta que punto se ha condenado contigo. Y es una pena, porque todo es para nada, y no hacia falta hacer daño gratuito a terceros, siendo yo ese tercero, con el que has jugado estos últimos tiempos. No hacían falta las mentiras y el huir, sin una palabra de verdad, dejándome preocupado día tras día sin saber si vivías o morías. A punto estuve anoche de llamar a tu madre para saber si habías tenido un accidente o algo… imagina la cara de gilipollas que se me podría haber quedado y el extremo ridículo.

Finalmente no ha hecho falta… te he visto en las paginas de sociedad, la crónica de tu boda. Lastima que sea con alguien a quien no amas. Al final, de toda esta historia, el que dejará de sufrir soy yo.. él no sabe aun lo que le viene en el futuro y tu, bueno tu eres responsable de ti misma.

Adiós

Y sin mas…. lo mejor irse con música.

y si me lo permitís, un poco de mala leche.

15 Replies to “La despedida”

  1. Le has echado un par al desnudarte así delante de todos…ahora échale otro para sacar todo el resentimiento que te haya podido generar. No te lo mereces. No pienses que se trata de algo personal, que es por tí. No le des esa fuerza para dañarte. El daño se lo esta haciendo a ella y a todos los que la rodean. Quédate con lo bueno, que seguro que lo hubo. Entierra lo malo y no dejes que nadie te arrebate lo que solo es tuyo.: la decisión de ser feliz aun a pesar de la gente. Un abrazo.

  2. Justo leo tu entrada en el momento en el que me estoy despidiendo de alguien pero por otros motivos. Espero que sigas escribiendo por mucho tiempo y según mi opinión en estos casos estas personas no se merecen más que nuestra más absoluta indiferencia.

  3. A mí me gusta leerte, siempre pones algo de ti y vuelcas parte de tu interior, tanto cuando comentas una película o un cómic o cuando, como en este caso, eres tú el protagonista. Animo y fuerte abrazo, Unai.

  4. Después de leerte lo único que te puedo decir es que de buena te has librado. Estoy seguro que aunque ahora lo estés pasando mal y te sientas utilizado y traicionado llegará el día que te alegrarás de lo ocurrido porque la verás tal y como es.

    Por lo que has contado y desde la distancia parece una persona egoísta, egocéntrica y traicionera. Vamos, una hija puta en mayúsculas que no será distinta con su marido. ¡Que no le pase nada!

  5. Eso suena bastante mal, aunque pasarlo seguro que es peor… mucho animo y a tirar palante, que de todo se sale y la vida sigue, un abrazo y sigue usando el blog todo lo que puedas, que aunque no lo parezca ahora seguro que te ayuda a mantener la mente ocupada.

  6. Madre mía, Unai, menuda historia… está claro que la realidad supera a veces la ficción, y para mal. Siento que hayas tenido que pasar por una historia así, pero me reitero en lo que te han dicho. Esa persona no te merece a ti, y seguramente a nadie pero ahí no voy a entrar.
    Espero que poco a poco puedas superarlo, aunque me imagino que es dificilísimo.
    Un beso y ánimo

  7. Vaya, yo que te sigo desde hace tiempo y que recomiendo tu página a cualquier medio friki que me cruzo, me he quedado un poco parado con toda esta historia…De todas maneras, es un ejercicio de exorcismo vital (y no lo digo con segundas por la diabla) y por ello te felicito..y parafraseandote a ti mismo y como dijo el bardo inglés…»There are more fish in the sea»…o sea, hay mas peces en el mar…

    Suerte amigo…yo seguiré leyendo tus descacharrantes críticas y haciendo caso de muchas de tus recomendaciones…

  8. No sabes de la que te has librado… Bueno, sí lo sabes, pero lo verás más claro con el tiempo y agradecerás todavía más que las cosas hayan ido de esta forma. Lo que no te mata te hace más fuerte. Seguro que la siguiente relación, cuando llegue, compensará esto. A muchos nos han pasado cosas muy jodidas, aunque no todos las contamos, y hay que ser optimistas. Habiendo vivido esto, la cosa solo puede ir a mejor. ¡Ánimo!

  9. Vaya, vaya, Unai. Así que en realidad tienes corazón, como casi todos nosotros… Bromas aparte, para quitarle hierro al asunto, no me ha sorprendido esta forma de afrontar tu ruptura. Te debes a tus fans, y lo sabes 🙂

    Espero que tu angustia haya pasado y que solo quede resquemor 😉

    Un abrazo y sigue con estos geniales y catárquicos post.

    Daniel

  10. Por experiencia, enterarte de que tu -ex está formalmente con otro sirve para liberarte de las cadenas invisibles que te hacen estar pendiente de esa persona -esa palabra, ese gesto, esa cara … significará que quiere volver conmigo?- y por ende te impiden rehacer tu vida. A pasar página y you know, a nail takes off another nail …

  11. Unai, ahora toca hacer acopio de fuerzas para seguir adelante e intentar salir lo más entero posible.

    No dejes que alguien tan cobarde haga mella en ti, no se lo merece. Fuera resentimientos y desconfianzas hacia el resto de humanidad. Hay que encarar el futuro lo más «limpio» posible. No hay nada peor que dejar que una relación tormentosa de estas pueda llegar a joder algo bueno en el futuro.

    Yo siempre digo que en la vida una de las cosas que puede ayudarte más es saber distinguir los buenos «trenes». Esas oportunidades que pasan frente a ti y que debes saber cuando dejar pasar y cuando subirte a ellas.

    Este es el momento de dejar pasar de una vez por todas este tren y prepararte para lo que esté por venir, que con toda seguridad será algo nuevo y asombroso.

    P.D.: Como ves, te he medio perdonado lo de «It Follows». Pero que no se repita, gañán.

  12. jo macho, me he quedado de piedra, eso sì, se puede decir más alto pero no más claro, tu carta va bien cargadita de verdades como puños, ojalá te sirva para acabar de exorcizar demonios y puedas seguir adelante

    me he sentido bastante identificado pues estoy en medio de una relación/no relación con una persona que me había ilusionado enormemente pero que desgraciadamente no veo que haya esa reciprocidad, tonto de mí he caído hasta las cachas y me está siendo duro volver a la realidad, tu carta creo que aunque lleva un fuerte poso de amargura y dolor es útil para ti e incluso para mi,

    suerte y ánimo

  13. Gracias a todos.
    Han pasado unos días y han ocurrido cosas que han mejorado la situación bastante.

    Para empezar he recuperado gente que perdí en su momento y por otro lado ver la respuesta de esta tipa a mi despedida, pues ya si que la leyó, ha sido catártico y liberador.

    Ver la contrarespuesta que os resumo en un «que te jodan» hacia mi, pero desde ese rollo melancólico zen, falso como duro de madera, de los presudoartistas de la mentira … ha sido catártico para que se me vaya de un plumazo el odio y la mala leche y solo quede, lo que muchos decís, el profundo alivio de saber que no es que haya esquivado una bala…. es que he esquivado toda una división de Panzers.

    Cuando la gente la caga tanto y le pillas las mentiras y las hilas hacia atrás en el tiempo, cuando te confirman la catadura moral de alguien a quien creías conocer, lo bueno es que la liberación es importante. No solo esquivas una bala que te iba a destrozar la vida, sino que te liberas de tormentos futuros, de preguntarte «y si… en aquel momento hubiera hecho esto o aquello» y cosas por el estilo.

    Al final, casi es de agradecer llegar a saber como es alguien y desde luego es liberador.

    A otra cosa y a seguir la vida, con la sonrisa que te da el profundo alivio de haber evitado joderte la vida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: