La Cosa (The Thing)

La Cosa (The Thing)

Como alguna vez he comentado, “La Cosa” de Carpenter fue mi iniciación al cine de género cuando era niño. Ya he contado como una nochevieja, en un video del sistema aquel 2000, mi tío nos puso la película a mi y a mi primo y con unos tiernos 7 u 8 años nos quedamos ya no solo quietos y callados sin molestar a los mayores, sino petrificados viendo aquello. Quizás es por ello que yo no guardo ninguna nostalgia de Spielberg, Lucas, ET’s, Goonies y demás películas que ahora todo el mundo se afana por querer demostrar que añora mas que nadie y yo considero que tuve la suerte de poder tener otros tutores cinematográficos y para mi los 80 tienen como nombres principalmente a Carpenter, Cronemberg y James Cameron con “La Cosa”, “La Mosca” y “Aliens” como algunos de sus argumentos cinematográficos incontestables. Y como apunte y para los puristas que tanto reniegan de los remakes… he nombrado tres de las películas más potentes de los 80 y que la gente venera y las 2 primeras son remakes y la tercera es una secuela, así que tampoco seamos ahora más papistas que el papa.

Es por eso que desde que supe de las intenciones de hacer esta precuela/remake, tenia ganas de que llegara el día de poder ver algo de ella y tengo que decir que cuando vi el primer trailer y se ve al perro y se le escucha gemir, los pelos se me pusieron como escarpias y mis miedos infantiles afloraron como si hubiera sido ayer mismo aquella nochevieja del 82 u 83. Con estas premisas y con la experiencia previa de haberlo pasado mal jugando y angustiándome con el  juego de “La Cosa” en la play 2, me enfrentaba el sábado a una sesión doble de cine de terror empezando en la Antártida en el invierno de 1982.

En ese invierno comienza la película con una expedición noruega que de una manera un tanto brusca y siguiendo el rastro de una transmisión desconocida, descubre una enorme nave alienígena enterrada bajo el hielo antártico, que lleva allí al menos unos 100.000 años. No solo eso, a cierta distancia de la zona de impacto, descubren un espécimen alienígena congelado en el hielo, por lo cual deciden recurrir a una paleontóloga experta en extraer y estudiar animales encontrados en esas situaciones.

Cuando el espécimen esta en la base, deciden taladrar para tomar una muestra de tejido y ahí es cuando el infierno se desata, pues el bicho no estaba muerto y esa misma noche escapa de su bloque de hielo y empieza a buscarse la vida para escapar de allí, replicando para ello a quien haga falta, que para eso es su habilidad especial. Copia a cualquier organismo biológico sin problemas, en poco tiempo y pudiendo dar el pego perfectamente, hablando, razonando y siendo casi indetectable hasta que decide atacar. Es muy parecido a un virus o una infección porque parece que su capacidad para reproducirse depende de infectar y replicar a otro ser vivo.

La película puede definirse bien como un premake, precisamente porque en este caso concreto y aunque la película relata hechos anteriores a la película de Carpenter, nosotros ya sabemos de antemano como acaba y que consecuencias tiene y además el desarrollo de lo ocurrido a la base noruega es por fuerza mayor, muy similar a lo ocurrido a la base de la película de Carpenter. Es por ello que se puede en este caso concreto hacer un remake disfrazado de precuela y en mi opinión no desmerecer la del 82 que ya era en si mismo un remake de “El Enigma de Otro Mundo (The Thing from Antoher World)”  de 1951.

A mi me ha gustado, me ha angustiado, he disfrutado y me ha dado todo lo que le pedía de antemano a la película y de postre me ha dejado perfectamente hilvanado el final de esta película durante los créditos, con el principio de la película de Carpenter, cosa que es muy de agradecer. Para mi el reparto es todo un acierto, especialmente con Mary Elizabeth Winstead como la paleontóloga Kate Lloyd de la que tengo que decir que no me di cuenta en toda la película de era la Ramona Flowers de “Scott Pilgrim Vs The World”, y destacando también al australiano Joel Edgerton, que ya destacó en “Animal Kingdom” y al que tengo muchas ganas de ver en la tan aclamada “Warrior”. El reparto de noruegos muy bien también y sirven para darle credibilidad a la situación. La única excepción es ver allí al Vaughn de Community (Eric Christian Olsen)  al que me costó un rato no ver como tal :p

En cuanto al bicho, sus apariciones son suficientes, da un mal rollo importante, hay momentos muy memorables en sus apariciones, aunque eché de menos el “momento cabeza” que tan grabado se me quedó en su día. Aun así y sabiendo mas o menos lo que va a ocurrir, lleva un desarrollo muy similar aunque teniendo algo menos trabajado el asunto de la tensión entre los integrantes de la expedición. En el 82 se suplían los medios técnicos para el bicho, con mas tensión entre humanos y aquí hay mas bicho, pero menos tensión humana. A pesar de ello yo he salido satisfecho del cine y me parece una buena actualización. Por mi parte, recomendable, sin ser brillante tampoco es una parida, ni una ofensa para la anterior y me parece muy digna para los tiempos que corren.

Deja un comentario