La Chispa de la Vida

La Chispa de la Vida

Esta claro que twitter es el último ejemplo de lametraserismo extremo y lo que es infinitamente peor, de autocomplacencia de muchos autores, famosotes y artistas en general. Puedo tener mis opciones sobre twittearle a un famosote y decirle lo cojonudo que es porque de todo hay, pero cuando un autor, en este caso Alex de la Iglesia, retwittea los mensajes que ponen su película por las nubes, ya hay algo que me falla. Será la estrategia adecuada de marketing o lo que se diga que hay que hacer para promocionar una película, no digo que no, pero lo que es a mi ya me pone a temblar. El halago exagerado retwitteado por el creador, no es buena señal.

Y esto ha ocurrido con “La Chispa de la Vida”. Meses alabando desde el propio rodaje, vía twitter a sus actores, lo complejo de las escenas, las altas horas de la madrugada. Vale, lo compro, estas vendiendo tu producto desde el principio, me parece legítimo, a pesar de que puedas crear unas expectativas que luego no puedas cumplir. Pero desde su estreno y preestrenos, ha habido una ola de no-criticas en Twister que contaban como la gente pasaba por un abanico de emociones intensas con la película, como alababan la crítica social y la audacia de Alex de la Iglesia, y la capacidad dramática de José Mota.

Bueno pues por muy inmune que quiera ser uno, al final esas expectativas se crean, y mas cuando las sensaciones que me dejó “Balada Triste de Trompeta”, no fueron para nada malas a pesar de los fallos garrafales en cuanto a dispersarse en chorradas y tener un final extraño y que afea el conjunto. Pero tenia suficiente cosas buenas aquella película. “La Chispa de la Vida” no. Es un paso atrás importante y en falso en mi opinión y no me ha gustado ni un pelo y en general a pesar del lametraserismo dominante, el hecho de no llegar ni al aprobado en IMDB, también es un síntoma a tener en cuenta para verla sin excesivas expectativas.

La historia nos cuenta como Roberto (José Mota) esta pasando un mal momento. Publicista en paro desde hace años, fue el creador de el eslogan “La chispa de la vida” para Coca Cola, pero desde entonces no ha vuelto a tener suerte en el ámbito profesional. En el personal en cambio no debería quejarse, esta casado con Luisa (Salma Hayek) con la que tiene 2 hijos y aunque esta le apoya incondicionalmente, el fracaso constante le hace mella (y parece que le conduce a la sobreactuación constante)

Tras el ultimo rechazo al pedir trabajo, conduce hasta Cartagena para intentar reservar el hotel donde pasó la luna de miel con su mujer, descubriendo que ahora es un museo construido sobre un teatro romano encontrado en una excavaciones. Tiene un (entupido, cogido por los pelos y absurdo) accidente y al caer desde una grúa, se clava un hierro en la cabeza que le deja postrado y sin que nadie se atreva a moverle por miedo a que muera.

Con su gilipollesca personalidad, Roberto decide tomárselo como una oportunidad y sacar provecho económico de la situación para dejar una buena situación económica para su familia, tanto si sobrevive como si no. Para ello intenta aprovecharse del circo mediático y vender su historia la mejor postor, haciendo caso omiso a su mujer y perdiendo un tiempo precioso con sus hijos.

La critica social y eso de que es la película de los indignados, nada de nada y fail total. En ese aspecto tibia, como en todos. No arremete mas que contra las comisones de los bancos, pero eso si… con los sellos previos a los créditos iniciales, del ICO y del gobierno… critica barata y subvencionada. Tampoco atina contra la telebasura, al fin y al cabo tiene que vender la película en las televisiones. La crítica política queda burda y eclipsada por un Galiardo que hace de si mismo y por tanto da la misma pena que siempre.

Y aunque el mensaje sea fallido, podrían estar bien las actuaciones pero no. José Mota hace lo de siempre, gesticular exageradamente con la boca como si gritando tuviera mas talento en algo. No simpatizo con su personaje. Para colmo, la terna de secundarios de cine español casposo, es de vergüenza ajena. Un Tejero que sobra totalmente, igual que Galiardo, Blanca Portillo y Carolina Bang, por no hablar del infame Puigcorbé. Caspa y amiguismos, aunque dentro de los amiguismos, Santiago Segura no esta tan mal como el resto, ni mucho menos, y Vigalongo pues a lo suyo, testimonial, pero como apenas interviene, no queda mal tampoco. Solo salvo a Salma Hayek y a Joaquín Climent.

Vamos que me ha sentado como un tiro pagar 7€, sin contar lo que haya pagado de mis impuestos, por esta película. Me parece fallida en todos y cada uno de los propósitos que pretende y espero no volver a José Mota en un buen tiempo. No funciona ni como comedia, ni como drama, ni como critica, ni como entretenimiento. Terrible decepción por mi parte y lamentable conjunto de actores españoles de los de siempre y de gracieta barata. De mientas, se sigue ninguneando al otro cine español que si es de calidad y valiente como el que nos ha dado en los últimos tiempos películas como “Secuestrados”, “Buried” o incluso “Mientras Duermes”, que se ven lastradas por ese “cine español” que la gente ya aborrece y en el que no esperaba incluir a Alex de la Iglesia, pero en el que se ha metido  por meritos propios.

7 Replies to “La Chispa de la Vida”

  1. Uf, vaya crítica más demoledora. Yo no pensaba verla porque De la Iglesia, al que tuve en los altares, hace ya un tiempo que no me convence e incluso le estoy cogiendo paquete.

    Esta me ahorraré de verla.

    ¡Un saludo!

  2. Puf… tampoco pensaba verla, pero ahora ya estoy convencido!

    Muchas gracias por la critica Unai, y coincido contigo en casi todo sobre de la Iglesia, sobre el cine español y demás… Digo en casi todo, porque a mi no me gustó nada Balada Triste, y ya puestos ni 800 balas, ni Muertos de Risa, ni Crimen Ferpecto (No soporto al Toledo), ni Perdita Durango… Vamos, que el tío me parece cojonudo (y mas o menos íntegro con todo ésto de la ley Sinde) y con un par de pelis sublimas, pero ya!

    Gracias! 😀

    1. Pues si, cada cosa en su justa medida, incluido Alex de la Iglesia, pero es que hay tanto halago desmesurado y tanto decir que todo es cojonudo porque si, que ya no hay quien se crea una critica al cine español.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: