Juego de ladrones: El atraco perfecto

Juego de ladrones: El atraco perfecto

Grata sorpresa nos llevamos este viernes cuando pensábamos que íbamos a una película de relleno, por ver algo y sin esperar nada. El típico ” a ver que mierdón nos tragamos hoy” y acabamos bastante satisfechos. Con el titulo traducido no había mucho donde agarrarse en cuanto a qué esperar. Una película sobre un atraco a un dinero que nadie va a echar de menos. El objetivo, el edificio de la reserva federal de Los Angeles y un dinero marcado para destruir por deteriorado o viejo. Sobre el papel, película de atracos y policías. Y si, es lo que tenemos, pero con ciertas particularidades.

La primera es que nos vamos casi a las 2 horas y media, con lo cual tienes que estar muy seguro de que tienes entre manos mimbres para aguantar semejante metraje sin aburrir al personal, algo atrevido para alguien que dirige su primera película. Y si obviamos que parece que en el departamento del Sheriff del condado de Los Angeles, solo parece que trabajen la banda dirigida por Leonidas, lo que tenemos es una banda de atracadores y una banda no menos siniestra de maderos.  Es como si a “Heat” le quitáramos las legañas con la que la vemos y la ensuciáramos con un reparto despreciable en su totalidad, dispuesto a enfrentarse, unos para hacerse ricos y los otros porque es su trabajo y lo llevan como criminales con placas.

Otro punto a destacar es el sonido, desde el hecho de que Cliff Martinez se encargue de la música, hasta el no menos importe impacto de los disparos. Las armas suenan potentes, suenan ruidosas, suenan poderosas y es que no se andan con chiquitas a la hora de afrontar un tiroteo. Para mi gusto, una película totalmente disfrutable, entretenida y violenta. Muchos protagonistas y no hay ni uno malo, todos cumplen a la hora de venderte la moto. Demasiado desapercibida ha pasado la película, creo yo.

Deja un comentario