Jane Eyre

Jane Eyre

Hoy se proyecta en el festival de Sitges esta nueva versión del clásico “Jane Eyre” de Charlotte Brontë. Puedo entenderlo si considero algún trailer de los que se veía hacia algún tiempo y que dan a entender cierto elemento sobrenatural e incluso algún efecto demoníaco en los ojos del señor Rochester, pero nada mas lejos de la realidad y quien vaya hoy al cine a verla con esperanzas de una vuelta de tuerca torcida, se va a llevar una decepción, a menos que se proyecte un montaje alternativo.

Pero que no tenga un encaje muy claro en un festival de cine fantastico y de terror, no quiere decir que pueda decepcionar en lo demás. Y no lo hace. Es una película que gira y se basa en la fuerza y la química de los dos protagonistas principales y que se aprovecha de ello para sustentar prácticamente toda la película, dejando mas de lado el resto de elementos de la historia relativos a ahondar mas en la infancia de Jane o en el pasado del propio Rochester.

Estamos en la Inglaterra del siglo XIX. Jane Eyre (Mia Wasikowska) es una niña huérfana que queda a cargo de su tío, pero cuando este también muere, es despreciada y maltratada por sus primos y por su tía, hasta el punto de ser enviada interna y sin posibilidad de ir a casa de su tía jamas, a la escuela Lowood para huérfanas, donde recibe una educación dura, cristiana y violenta al estilo puramente ingles.

Allí crece hasta convertirse en una institutriz y ser contratada para educar a la hija del Señor Rochester (Michael Fassbender). No nos explican en esta película quien es la madre de su hija ni porque la chiquilla es francesa. Es una reversión al fin y al cabo, de las partes que mas interesan al director (Cari Joji Fukunaga), no una adaptación clásica punto por punto de la novela. Tras unos meses educando a la niña, finalmente aparece y Jane conoce al padre de la misma. El Señor Rochester, que habia estado de viaje ocupado en sus asuntos.

Tienen un encuentro que mas bien es un encontronazo, pero bien pronto Edward Rochester se percata de lo diferente que es Jane y de lo mucho que agradece y disfruta de su compañía, a pesar de la dureza de carácter de Jane y de su manera de hablarle y tratarle con sinceridad y crudeza como nadie suele hacerlo. Esto lleva a aquello y las cosas siempre se complican, el amor nunca es fácil por lo que se ve y hay secretos tras los muros de esa casa (literalmente) que determinan el destino de nuestros protagonistas. El pasado puede dejarse atrás, pero no hacer como que no existe.

Todo esto nos es contado en flashback a modo de recuerdos de Jane mientras mira por la ventana de la escuela rural para niñas que regenta gracias al reverendo St.John (Jaime Bell) y sus hermanas, quienes la encuentran a la puerta de su casa una tarde casi desmayada y cerca de morir por hipotermia. Desde ese presente continua la historia cuando St. John descubre quien es ella en realidad, ya que se presentó a si misma como Jane Elliot y desesperada por esconderse y no ser encontrada.

La película me ha gustado mucho, pero es que tampoco esperaba encontrar nada fantástico o demoníaco en ella. Esperaba el drama romántico que es, una pareja que tuviera una química importante y capacidades para tenerte en vilo en sus escenas y tanto Wasikowska, que a mi me tiene ganado para siempre desde la primera temporada de “In Treatment”, como Fassbender, quien a cada película se descubre mas como el pedazo de actor que es, me convencen, me han tenido pendiente de cada gesto, de cada palabra y de cada piedra en el camino de los seres que son saliendo de la oscuridad que son sus vidas hacia la luz que ven en el otro.

Muy recomendable película, hecha con mucho gusto, mimo, y mano personal como para que merezca la pena ser repasada. Con unos protagonistas magníficos y unos secundarios como el ya crecido Billy Elliot (Jaimie Bell) haciendo de St.John, Judy Dench como la ama de llaves y la curiosidad de ver a Viserys Targaryen (Harry Lloyd) brevemente como Richard Mason. “Bonita de ver”, tanto por sus personajes, como por su fotografía y sus maneras. Muy disfrutable… pero no se yo si para verla entre sesiones macabras y sangrientas en el auditori de Sitges.

3 Replies to “Jane Eyre”

  1. La verdad es que a medida que leía tu reseña pensaba: ¿qué leches hace un film de este tipo en un festival de cine fantástico y de terror?. Al margen de esto, tomo nota, de vez en cuando me apetece este tipo de cine de época, a ver si la estrenan o si no cuando esté en DVD. Hace poco revisé Barry Lyndon y también la versión que un tanto freak que hizo Winterbottom unos años después, que por cierto no me gustó nada (la revisión, que no la original)
    Saludos!

  2. La verdad es que es muy dificil encontrarle algo demoniaco a esta película por lo que como bien dices choca tremendamente encontrar este título en un festival de terror.
    A mí la historia me gusta mucho, así que habrá que ver como es esta nueva entrega.
    Un saludo!

    1. Para mi entre los dos protagonistas llevan la película a cuestas y sus conversaciones precedidas o seguidas, depende del caso, de una banda sonora a violín tremenda, son lo mejor de la película. Puede que no ahonde en los pasados de los personajes en exceso, pero lo hace lo suficiente para que sepamos que están cada uno “fatal de lo suyo”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.