Huntress: Crossbow at the Crossroads

Huntress: Crossbow at the Crossroads

Breve reseña (espero) para comentar una de las series autoconclusivas de este nuevo universo DC, y mas concretamente en su sección de gentes de Gotham y/o familia y amigos  del murciélago. No se como estarán las cosas ahora mismo porque aquí no mencionan nada al respecto, pero la ultima vez que lo comprobé, Huntress era Helena Kyle, o Helena Wayne dependiendo del caso y era la hija de Batman y Catwoman.

En esta aventura titulada “Crossbow at the crossroads” la tenemos muy lejos de Gotham. Helena está en Italia, investigando la fuente de unos envíos que llegan a Gotham y para darse de bruces con una trama combinada de trafico de armas y trafico de mujeres, secuestradas en el Magreb. La cosa es mas seria de lo que en un principio podría parecer y todo el asunto proviene de un país de nombre random, porque no han tenido huevos de llamarlo Libia, cuando a todo lo demás, incluido Berlusconi lo llaman por su nombre y dejan a Italia a caer de un burro.

El dictador de ese país se esta apañando un asilo político en Italia, comprado a base de vender armas, petróleo y de propina de usar a las hijas de los disidentes como mercancía para una red de prostitución cuando no directamente para usarlas y matarlas al gusto. Y en toda esa trama se mete Huntress con toda su mala leche, dispuesta a llegar al fondo de todo y a llevarse por delante a quien haga falta disfrutando de paso de los bollos italianos, el sol y el mediterraneo.

La historia me ha sorprendido porque no esperaba gran cosa, y bueno, siempre me gusta que tengan cierto toque realista o diferente al tipico villano de turno. Aquí el villano, es la puta corrupción política y económica y de paso metemos un poco de actualidad con las primaveras árabes, y un poco de esto y aquello, paisajes bonitos, dibujo “a lo grande” (la verdad es que no se nada de criticas de cómics ni de criticas de dibujos, asi que no se como llamar a los estilos) de Marcus To que me ha gustado bastante.

En cuanto al guión de Paul Levitz, como negativo pondré la mojigatería de no llamar al país árabe por su nombre e inventarse uno nuevo. Tampoco ha habido tantas primaveras árabes como para andar con tanto remilgo. Pero como muy positivo pondré que no ha usado ninguna mojigatería del estilo de la que suelen usar otros tipejos de metrópolis, a la hora de llevarse por delante a quien haga falta. Huntress mata y no se despeina demasiado por ello, puede ahorrar saetas de su ballesta con los secuaces de bajo nivel, pero no es tan delicada con todo el mundo a la hora de impartir su justicia made in Gotham.

Se deja leer, es ameno, bonito, cambiamos de aires por unos mas reales y cercanos y de postre tenemos una aparición femenina a cargo de una prima de otro famoso tipo de DC, en las ultimas paginas y la promesa de que en 2 meses volveremos a ver a estas chavalas en otras lineas de DC….. aunque en el caso de la prima en cuestión, con un cambio de vestuario, al menos en lo que a el escote se refiere,  mas que discutible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.