Hunger

Hunger

Un día como hoy, 3 de octubre pero de 1981, los presos republicanos irlandeses de la prisión de Maze (en las afueras de Belfast) ponían fin a 7 meses de huelga de hambre, que costaron la vida de 9 presos, siendo el primero en morir Bobby Sands y de 16 funcionarios de prisiones. Aquella huelga de hambre y la anterior protesta de manta y suciedad tenían como objetivo que se les restituyera por parte del gobierno Británico el status de presos políticos. Finalmente, se les concedieron todos los beneficios de serlo, pero sin el reconocimiento oficial. Ni para ti ni para mí y unos cuantos muertos por el camino.

Hace tiempo que tenía en la lista de pendientes esta película que relata aquellos hechos, y particularmente la historia de Bobby Sands, y de como siendo el líder de los presos llega a la determinación de iniciar una huelga de hambre de inicio progresivo y con determinación de morir uno a uno por parte de los casi 80 presos republicanos, hasta que se restituyera el status político de su situación. No es una película agradable y la llevaba meses relegando en la lista de pendientes, pero justo hoy he visto a través del tema del día de Magnun Photos, que precisamente hoy se cumplen 29 años del fin de aquella huelga de hambre y me ha parecido oportuno verla.

Y bueno pues en efecto no es una película agradable. Es violenta, dura, impactante desde el primer minuto con el inicio del día de un funcionario de la prisión y como tiene que mirar cada mañana debajo del coche por si tiene una bomba lapa, para seguidamente ver que es el algo así como el  torturador jefe de la prisión. Por otro lado empezamos con el ingreso en la prisión de un nuevo preso y como entra de lleno en la huelga de manta y suciedad. Al retirarles el status de políticos, los presos republicanos debían vestir como presos comunes y como protesta no vestían nada mas que una manta, y manchaban todas las paredes con sus excrementos.

Por lo demás ya os lo he contado, es la historia de cómo a través de la violencia de los funcionarios y del gobierno británico,  Bobby Sands como líder de los presos llega a la resolución en contra de la cúpula del IRA de comenzar una nueva huelga de hambre pero que no iniciarían todos los presos a la vez, sino en progresión, siendo él el primero y asumiendo que antes de que el gobierno británico cediera podrían morir entre 5 o 10 presos. El tema aparte del “que”, en esta película es el “como” y es que siendo la opera prima de su director y ha recibido elogios a montones, premios y menciones y por ello es por lo que me interesé en su día por la película.

Para empezar es una película con muy pocos diálogos, muchos silencios, muchos sonidos, planos intensos, escenas duras, violencia cruda por parte de policía y funcionarios y venganza cruda a tiros por parte del IRA. Prácticamente el único dialogo es el magnífico y largo que mantiene Bobby Sands con el cura que sirve de intermediario con la organización.  Es una película absolutamente visual y de una manera tremendamente cruda e impactante porque la violencia es una constante. Esta rodada con una mano firme y una maestría para transmitir las emociones que es extraño que corran a cargo de un director novel.

Por otro lado la degeneración física de Michael Fassbender, no tiene nada que envidiar a la que sufrió Christian Bale en  “El maquinista”. En la última parte de la película, pasamos sin un solo dialogo los últimos 66 días de Bobby Sands, acompañándole en su degeneración física y su determinación  hasta el momento de su muerte a los 27 años de edad. Un trabajo de Fassbender de quitarse el sombrero y una clase de compromiso como actor, que raya lo más insano tal como le ocurría a Christian Bale.

Es una película dura, violenta, que entra no solo por los ojos, sino por todos los sentidos, pero necesaria de ver tanto si eres sensible al tema irlandés, como si solo te interesa ver la incursión de un nuevo director con una manera de hacer las cosas propia de casi un maestro y al que habrá que seguir de cerca. Muy recomendable, pero más vale que tengáis el día para ella.

4 Replies to “Hunger”

    1. Seguro que sabrás apreciarla, pasando por alto incluso todo el argumento, aunque hablara de la pasion y muerte de un botijo en alta mar, si hubiera estado rodada como esta hecha Hunger, también seria un peliculón.

    1. Es el murphy eses que es un mamon… a ti el disco duro y a mi me deja sin coche la semana que hay que ir a Sitges…. le voy a romper las piernas al tal murphy.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: