Hereditary

Hereditary

He dejado pasar 7 días antes de hablar sobre la vendida de moto del momento para dejar reposar los ánimos. Mi opinión no ha mejorado con el reposo, es mas, tras leer y ver una enorme sarta de gilipolleces por parte de todos estos listos de los cojones que nunca ven cine de terror porque la puta verdad es que no les gusta, mi odio se ha extendido desde la película hasta colectivos varios, siendo el de los puto creepypastas el que mas recoge. Esta gente, que van de indies txupiguays y que solo ven las 4 películas al año que les chivan que tienen que ver, se permiten hacer comparaciones y cual millenial cualquiera, descubrir la cocacola a cada paso.

Sobreactuación ad nauseam, in a nutshell

Siendo sincero, a mi me vendieron la moto con el trailer y tenía ganas de ver al película. Esas ganas se fueron diluyendo cual fluidos de cadáver putrefacto en un lago, al ver que desde dos semanas antes, se ponía en marcha una campaña de promoción nivel “cansino omega” de voz unánime. Se ve que dejaron ver la película a todo hijo de vecino en avance y dios nos libre de que alguien de una opinión sincera cuando todos en la foto salen con la misma postura. Unanimidad y grandilocuencia…. se veía venir el desastre.

A los 10 minutos de película, ya vimos que la cosa pintaba mal…. en 10 putos minutos ya notamos que nos la habían metido doblada. Y en efecto, doblada entró y se quedó hasta el final. Yo entiendo que cuando los estómagos agradecidos están mas pendientes de las reacciones de los demás para luego entrar en la foto, que de la película, se den situaciones de realidad paralelas en salas de cine. En el mundo real, ese en el que vamos los espectadores corrientes esperando pasar miedo, la triste realidad es que en esta película nos encontramos una comedia involuntaria en la que es imposible entrar o tomarse nada en serio.

Gabriel Byrne pensando: Ya me lo decía mi padre “Hijo, no te cases”

Eramos poco en la sala pero el esperpento que se desplegaba ante nuestros ojos era tal, que las risas y los comentarios de asombro ante las situaciones totalmente ridículas, los diálogos absolutamente estúpidos y las actuaciones de patio de colegio, eran inevitables. No me entendáis mal, en una peli de miedo, siempre hay gente que libera el miedo acumulado con alguna risa cuando se acojona. No es el caso de esta película. La comedia involuntaria no está en los trucos de baratillo de ver algo en el fondo oscuro, eso ya lo hace mejor un James Wan cualquiera sin esforzarse lo mas minimo, la comedia está en un guion ridículo, tramposo, malo y altanero, llevado a termino por unos personajes despreciables como el de la madre y el hijo, e interpretados por actores que parecen estar sufriendo una apoplejía.

Pechofrío, el impasible. Compañero de expresividad y actuación de Kristen Stewart.

La extrema sobreactuación hasta el punto de ser cansina, es una constante. Las situaciones ridículas se suceden, los diálogos que te hacen tirarte los pelos y en general la incomoda sensación de que estas viendo a un trilero que te intenta timar sin darse cuenta de que está usando vasos de cristal. No, esto no es The Witch… aquello no era un comedia involuntaria. Aquello era un juego en el que podía o no entrar sobre si pasaba algo o no pasaba nada. No, esto no es El exorcista o El resplandor o cualquiera otra de esas comparaciones que están haciendo los listos de los cojones. El único miedo que vas a pasar, si es que quieres agarrarte a algo, es cuando ves cosas en segundo plano.. no hay mas, ese es todo su recurso y mirad txatos, de novedoso o vanguardista no tiene nada. Se ha mencionado incluso a Polanski para hablar de este trilero y su opera prima y mira… yo lo pensé al salir del cine y se lo dije a mi compi de visionado…. “Este gilipollas se ha creído que es Polanski y mira, pues no”.

Que Nyarlathotep me lleve pronto, que mi vieja está como una regadera y voy acabar perdiendo yo también la cabeza.

Como siempre que a los modernos de los cojones les da por redescubrir el cine de terror, nos encontramos con una puta basura como esta. El colmo de la ofensa de esta gentuza, es ese comentario que repiten varios de ellos como loros, de que (parafraseando) “esto si que mola, porque hay una profundidad argumental que no sabemos ver en el cine de miedo, ese que en realidad no nos gusta y nos hace mas difícil ir de putos guays“. Pues mira, si vuestra cacareada película de terror del siglo (nombráis una cada año) da risa y vergüenza ajena, pues es lo que hay. Va a ver que poner una advertencia en los posters….. “esta es de esas que les va a gustar a los que se tocan pensando en It Follows, Ghost Story, Personal Shopper, It comes at night, etc….” Un “ACHTUNG” bien grande quiero cuando venga otra de estas mamarrachadas.

3 Replies to “Hereditary”

  1. Suerte que no has tocado el tema del final… porque tela.
    A ver, teniendo en cuenta que ya no se hacen películas de terror decentes, o películas de terror a secas, viendo la película ayer no me sorprendió mucho lo que me encontre. Quitando el final, el que no me haya dado miedo -pero eso en mí es difícil así que lo paso por alto-, el desarrollo de la trama y muchos de los personajes que apenas trasmitían -y algunos doblajes son como para olvidar-, pues tampoco se sufre mucho viéndola.

  2. El final, en fin… Pues es tan “novedoso” que copia vilmente la salida de películas que ya hemos visto y que han sido premiadas en festivales como “The Last Exorcism”, pero como los modernos que la ponen por las nubes no ven películas de terror pues se creen que todo es nuevo y maravilloso.
    Lo que pasa es que hace unos días que me he enterado que a todo este nuevo genero se lo denomina “post-terror”, que como todo lo que va precedido de “post” es en realidad totalmente opuesto a la palabra que lo sucede.
    Y ojo, que he leído por ahí que es ya una de las mejores películas de todos los tiempos.

    Delirante.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: