Hellblazer: Pandemonium

Hellblazer: Pandemonium

Pandemonium” supone mi reencuentro con John Constantine en su línea de vertigo. Si bien le tenía visto últimamente en el reboot de DC por ser uno de los personajes que parece que van a ser pilares fundamentales de la Justice League Dark, andaba yo con ganas de un poco de humor negro e historia infernal y oscura de las propias de personaje y de su colección Hellblazer.  Y nada mejor para reencontrarme con el personaje que hacerlo con este tomo que celebra los 25 años de la serie y que trae de vuelta al mismo a Jamie Delano, que junto con Alan Moore es de los que mejor ha forjado las dobleces que configuran la personalidad de este rubio mago inglés, fumador, de gabardina y demonios.

En esta ocasión Delano mete a Constantine en una conspiración gubernamental para forzarlo a colaborar con las fuerzas internacionales que ocupan Irak. Allí, en las tierras que vieron nacer las primeras civilizaciones y donde viejos y poderosos dioses fueron adorados y temidos, un ser extraño es capturado mientras deambula por los campos de batalla. Este ser parece cosechar las almas de los muertos y una vez capturado es capaz de hacer que los mejores torturadores de la CIA se coman sus propias pelotas o se suiciden de puro terror. Es por ello que necesitan a Constantine para identificar a este ente y lidiar con el.

Para ello Delano nos mete en la situación poco a poco. Nos mete a nosotros al igual que a John Constantine, sin saber al principio que esta ocurriendo, y al igual que a su protagonista nos tiende una trampa a base de hacernos seguir ciegamente al viejo Constantine que todos conocemos, con sus diálogos incorrectos y mala leche particular, y con su moral que estará mas cercana a la nuestra que a la de las autoproclamadas fuerzas del orden, del bien y de la paz mundial. En definitiva, Delano nos engancha a nosotros para que no podamos soltar el tebeo una vez comenzado al igual que lía a Constantine para que marche a Irak a solventar la situación.

Cómic muy recomendable en el que esta vez las viejas fuerzas de los infiernos asirios, y babilónicos (algunos coinciden con la historia que comentaba el otro día de Thor) serán los compañeros de juego de Constantine mientas nosotros seremos tan rehenes de la historia como el propio ente capturado por esas fuerzas internacionales que van llevando la muerte y la miseria en nombre del bien y de la guerra al terrorismo. El estilo de dibujo de Jock no es de mis preferidos, pero en este caso me parece que le sienta muy bien a la historia. Muy recomendable tomo en tapa dura y yo tuve que leer sus 128 páginas del tirón. Ronda los 14€ que creo que merecen mucho la pena, aunque en mi caso esta vez ha corrido a cargo de la Mediatekadela Alhóndiga bilbaína, donde uno siempre encuentra algo que llevarse a casa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.