Hanna

Hanna

Podría resumir mi parecer sobre “Hanna”  con una sola frase: “Los experimentos con gaseosa”. Partimos de la base de que me gusta el estilo de Joe Wright, reconozco que no he visto “Orgullo y Prejuicio”, pero “Expiación” me dejó patidifuso y encantado y “El solista” en un registro totalmente diferente, me pareció también un buen pedazo de disfrute. Esta vez creo que ha querido rizar el rizo demasiado con una mezcla de géneros que se queda muy perdida y descafeinada en mi opinión.

El comienzo recuerda inmediatamente a “El Americano”, con Hanna (Saoirse Ronan) y Erik (Eric Bana) en un paraje ártico, viviendo de una forma bastante “natural”. Vemos enseguida que llamarles familia disfuncional, es quedarse muy corto. Hanna no parece haber tenido contacto con nada ni con nadie del mundo fuera de la cabaña y de la compañía de Erik que la instruye en supervivencia extrema y la entrena como asesina, mientras la provee de una educación casera, la enseña varios idiomas y la hace repasar la tapadera sobre quien es “en realidad” por si un día lo necesita.

Y ese día esta cercano porque Hanna quiere ver el mundo real y llenarse de experiencias que solo conoce por los libros y como conceptos. Erik consciente de que ese día llegaría ofrece a Hanna la decisión de activar o no un localizador que hará saltar una alarma enla CIA y que tendría como consecuencia que vinieran a matarlos a ambos. El por ser un agente renegado y a ella no sabemos en ese momento porqué. Hanna decide que puede hacerse cargo de quienes vengan a por ella y acuerda con Erik un punto de reunión en Alemania.

Así Hanna despacha a unos cuantos agentes de la CIA hasta que se entrega finalmente y es conducida ante Marissa (Cate Blanchet) que es quien persigue a su padre y la culpable de que lleven esa vida tan “a lo salvaje”. A partir de aquí la película pasa de la fuga a la road movie con rollo preadolescente, malos ejecutores de opereta con chandal amarillo y un viaje desde Marruecos hasta Berlín.

Toca demasiados palos esta película pero no se queda con ninguno y queda como un todo y nada muy descafeinado y que a mi no me ha funcionado en ningún aspecto. Se me ha hecho bastante aburrida, no me ha importado nada la historia ni los porqués y la olvidare a los 3 segundos de publicar esta entrada. Lo mejor es el principio y Lugo todo es cuesta abajo, y por momentos incluso da vergüenza ajena. También puedo destacar las escenas de lucha en las que Hanna reparte candela a base de bien, pero quedan en un contexto demasiado tontuno para mi gusto. Vaya que no es que me haya disgustado enormemente, es que ni siquiera tiene el merito de haberme provocado esas reacciones… solo aburrimiento e indiferencia. Espero que con su próxima adaptación de “Anna Karenina”, vuelva este director a centrarse un poco.

2 Replies to “Hanna”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: