Habibi (حَبيبي)

Habibi (حَبيبي)

Casi 700 paginas de un cómic que le ha llevado a su autor, Craig Thomson, 7 años completar. Hace tiempo que quería echarle el guante, pero no esta la vida para dejarse los 40€ que cuesta este pedazo de tomo, así que hasta ahora que me lo he llevado de la biblioteca, no había podido leerlo. Y es un señor tomo que llama la atención y que seguro que lo habéis visto en lugar privilegiado en vuestras frikitekas habituales, porque ha recibido alabanzas y premios por todas partes.

En Habibi, Thomson nos cuenta la historia de 2 personajes, Dodola y Zam que sirven de excusa, y puente para crear un obra absoluta donde conoceremos particularidades de la cultura árabe, de la religión islámica y veremos las raíces religiosas y místicas comunes de cristianismo e islam. Todo ello conociendo la vida miserable y tortuosa de este par de niños de futuro negro y de su evolución como personas, tanto juntos como separados.

Dodola tiene la mala suerte de nace mujer y pobre, y siendo aun una niña es vendida por su padre para que se case con un hombre mayor que provea de un dinero a su padre. Así esta niña asustada, acaba con un marido traductor de textos, que aparte de desvirgarla prácticamente como un pedófilo, enseña a Dodola a leer, a escribir y a interesarse por la cultura, historia y escritura árabe. A pesar de haber sido vendida como un trozo de carne, Dodola tiene estabilidad y un hogar, pero la desgracia se ceba de nuevo en ella cuando su marido es asesinado.

Dodola consigue huir y acaba viviendo en un barco abandonado en medio del desierto con un niño negro llamado Zam al que libera de la esclavitud y a quien cría como si fuera suyo y al que enseña lo que ella ha aprendido de la historia, la mitología, las matemáticas y la cultura árabe a través de historias. Así sobreviven durante años, hasta que Zam es prácticamente un adolescente, traumatizado por ciertos eventos que ocurren y hasta que Dodola es hecha prisionera y vendida como esclava sexual para el harem del sultán.

Todo esto, es en la época actual, nada de hace mil años, y en un estado árabe ficticio. No os cuento mas porque hay mucho tomate y ademas la historia en si es una parte de lo que hace diferente y sobresaliente este cómic. La forma en la que esta contada, el detalle de cada pagina, de los dibujos y las grafías árabes, así como las representaciones mitológicas, todo ello es una labor titánica y que se aprecia y disfruta a través de sus casi 700 paginas.

Muy recomendable lectura y aunque en principio es caro, para eso están las bibliotecas y puestos ya a malas, si rebuscáis un poco, la tenéis escaneada en buena calidad por ahí. La historia no es que sea realmente trepidante, pero el conjunto de como esta creado el cómic es lo que hace que aprecies que lo tienes entre mano es una obra que no te encuentras todos los días en el mundo del cómic.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.